dilluns, 26 de març de 2012

LAS MALAS CONSEJERAS

Ya tengo hasta música sobre la que opinar. 

Todas las fuerzas vivas del planeta parecen empeñadas en que yo tenga que acudir avergonzado a la biblioteca, explicando que me ha sido imposible acabar el libro de Franzen en el plazo estipulado. Que me he retrasado unos días y asumiré las consecuencias.
Pues sólo las cuestiones políticas surgidas estos días son más que suficientes para llenar párrafos y párrafos de aburridas disquisiciones acerca de las cuales todos meterían cucharada.

Sobre que el PP no haya conseguido el poder en Andalucía casi todos dirían que menudo consuelo, que el poder se mantenga en manos de un PSOE sumergido en todas las corruptelas habidas y por haber.

Sobre que el partido en el poder autónomico en Catalunya haya decidido apostar de una manera inequívoca por el independentismo, muchos me dirían que es la hora de mantener Europa unida, no de disgregarla.

Sobre que nos acerquemos a una jornada de huelga general, casi los mismos dirían que es el momento de trabajar más, no de huelgas generales.

Sobre que Casciari necesite corbata, no hay discusión posible. Podemos tenerla sobre la nobleza del tejido y sobre la elegancia de su tacto o la clásica discreción de su trama. Pero aún es pronto.

He de seguir con Franzen. Estábais avisados.



6 comentaris:

  1. yo lo tengo pendiente, supongo que Libertad, no?, pero creo que le dare un par de años de aire....no sé, fue lo que hice con Las Correcciones (bueno en este caso fueron Bastantes Años) y al final se confirmaron mis sospechas: no me gusto tanto...Abrazo!

    ResponElimina
    Respostes
    1. No, no. Es Las correcciones. Ergo, mi retraso son diez años. El ruido mediático con Libertad me llamó la atención sobre este escasamente prolífico escritor.
      De momento, muy bién, pero no filtraré espoilers !!
      Gracias por leer !!

      Elimina
  2. Sigue con Franzen hasta terminar porque no es de machos decliar ante las exigencias de la ley bibliotecaria que sólo quiere exprimirnos y hacernos sentir la depresión de la devolución forzada. (?)
    En fin... Tengo en mis manos La Peste de Camus, que creo es uno de sus libros más reconocidos. Leí uno de tus posts donde lo mencionabas y decidí comenzar por ahí. Claro, primero debo temrinar con otros libros que comencé.

    ResponElimina
    Respostes
    1. El sistema bibliotecario en Barcelona es excelente, pero tiene su orden. Penaliza el retraso en la entrega de libros si hay alguien más esperando. Lo cual, aunque en el caso concreto me tenga en tensión, me parece bien.
      La peste, de Camus. Todo el mundo dice que es duro. Pero tú ya no puedes poner más oscuro tu blog !!
      Gracias, Ronny, pronto volverá el Francesc más relajado.

      Elimina
  3. terminálo francesc, terminálo! es que en realidad no me interesa mucho este franzen... mal yo, lo acepto, un poco egoísta de mi parte

    ResponElimina
    Respostes
    1. Aunque requiere su esfuerzo, prueba a Franzen. Pero, primero de todo, prueba a Bolaño.
      Gracias por leer !!

      Elimina

Segueix a @francescbon