dijous, 28 de juliol de 2011

VOCES QUE TIEMBLAN

No : Penélope no iba por la canción de Serrat sino por la mujer de Ulises. Siempre es una imagen que acude a mi cabeza la de las cosas que se hacen y deshacen, que cambian y vuelven a estar como estaban.
A Lourdes , cantautora algo languida, pero menos, que está detrás de Russian Red, la pusieron hace unos días, en una revista, creo que Marie Claire, en la tesitura de pronunciarse por una opción política. Tras mucho insistir, dijo que, si no tenía otro remedio, se pronunciaba por la derecha.
En el mismo dilema, yo he de decir que si no tengo otro remedio que inclinarme, a pesar de que Mediterráneo es casi una canción de cabecera (aunque si analizamos su ritmo de bossanova es una inspiración demasiado atlántica), insisto, si he de inclinarme, diría que no me gusta del todo Serrat. Buen poeta (a veces con letras prestadas) pero demasiado blandengue, la música nunca es la protagonista. La poesía no es lo mío, ya sabéis. Pero luego viene su trasfondo más reciente. Aunque la primera impresión es la que vale, lo más reciente siempre pesa :

Subido a un escenario con Ana Belén. Aviso de amonestación. Porque a pesar de ser una horrorosa cantante como mujer se conserva apetitosa (gracias al equipo médico habitual, me temo).
Subido a un escenario con Joaquín Sabina. Tarjeta amarilla. Otro que va de poeta, pero ya de una mediocridad escandalosa (unos ripios !!).
Subido a un escenario con Miguel Ríos. Roja directa. Vamos. Hace falta explicarlo ??. Las explicaciones estarían en la versión de Mclan de Santa Lucía, donde ja hi som tots ??. Puro pastel de merengue endulzado.

Pido perdón al reducto serratista. Pero aquí no hemos venido a abrazarnos y a repartirnos cumplidos. Aquí alguna vez puede que haya sangre, incluso.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon