dijous, 8 de novembre de 2012

¿ME QUIERES DECIR QUÉ ES ESTO?

Sí: me pongo pesado con Frank Ocean. Qué voy a hacerle, si un disco se mete en la cabeza, no una canción, el disco enterito. Y las historias de Jesús, que van ya por unas cuantas; otro que tal. Podría hablar de los capítulos que voy viendo de Homeland. Joder con Homeland, madre mía, qué perversos esos guionistas que salen triunfadores de la segunda temporada, que dan un giro que no hace más que tensarnos sobre la silla: tanto, que casi levitamos.
Pero me estaba callado con la política, demasiado para mis parámetros, cuando el pasado domingo leo, muy por encima, un test a que son sometidos los líderes de los cinco teóricos mayores partidos que concurren a los elecciones del Parlament del próximo día 25. Que hasta deben pensar que cómo abusamos en Catalunya pudiendo optar entre cinco fuerzas, mientras los españoles tienen dos opciones, a cual más triste. Total, que a esos cinco candidatos les preguntan por el libro que recomendarían, en una especie de Quiz, en el que también se incita a los lectores para que especulen sobre la posible elección que atribuyen a cada candidato.
Y Artur Mas elige la Biblia.
No: Artur Mas va, y elige la Biblia.
Y no me acuerdo de la decisión de los otros candidatos, pues esa elección de Mas lo eclipsa todo. Como la niña del anuncio: todo, todo, todo. Podría consolarme con esas otras opiniones que atribuyen a la Biblia la condición de gran libro de aventuras y de historia donde hay de todo: matanzas, violaciones, pasión. Pero qué queréis que os diga, si soy de literatura contemporánea y ateo recalcitrante, que nadie cuente con que yo reseñe la Biblia. No voy a leer semejante tostón. No voy a comprobar si es un tostón. Ni la antigua ni la nueva ni una hipotética versión donde Angelina Jolie saliera en pelotas. Nada. Pero Artur Mas, sí. No pienso ponerme a la cola de los que critican a Mas para poder criticar socavadamente a todo el electorado que le va a entregar la mayoría, una muy cómoda mayoría, y aquí yo vincularía comodidad con peligro latente. No. Pero la Biblia, chico. No es que fuera inesperado, todo lo contrario, la veía, con sus antecedentes, una decisión tan obvia que pensaba, no puede ser, elegirá otra cosa, elegirá ese Victus que parece estar bien. Pero no. Tanta ficción y tanto sesudo ensayo, tantos libros a lo largo de estos dos milenios, para nada.

Y por cierto; que todo el mundo se acuerde de lo que he dicho, siempre, de Sabina.

Otro que tal. Madre mía.

6 comentaris:

  1. Talment Moises conduint el poble.
    Um Angelina de maria magdalena ufff quina visió.

    A pulp ficción sémpra a malaquies i es genial igual que elquadre dels quatre ginets fatals cabalcant entre nuvolsi llançant foc .

    Seriosament El ditxos Artur es unsepulcre enblanquinat i no se que dius delSabina però qualque cosa biblicadeu tenir quan va anar a israel amb l altre deixeblre Joan Manel .

    LLibres : em qued idò amb l¨évengeli apocrif de Judes.( desde un punt de vista antropolegament teologic)

    Hauria d´éndur-se un disgut el Mas dels cullons.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sabina es un idiota que no té cap talent. Cap. Zero. I en Serrat, de tant arrambar-se amb ell, perdrà el poc que li queda.
      Soc independentista peró el Mas em repateja.

      Elimina
  2. Comparto tu opinión plenamente...anda que no había opciones antes que decir La Biblia!!! y Sabina, ufffff ya le vale.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Aquí empieza a haber demasiada gente que piensa que puede hacer lo que quiera sin la más mínima repercusión. Pues no.

      Elimina
  3. És tot tan.... jo m'esborro de l'assumpte aquest general. Avui he vist el TN (potser feia dos setmanes que no ho feia) i he regurgitat a l'estil John Hurt a Alien.
    Sento dir-te estimat Francesc que la independència amb el tal Artur Moises Mas no la tindrem. El que vol es majoria absoluta per mantenir uns determinats estatus i poca cosa més. Et recomano de Jot Down l'entrevista de l'Enric González al l'historiador Josep Fontana. Clar com l'aigua en tot. Som una nació. Of Course. Però amb aquest paios, no.
    El dia 26 aquest país fotrà més pudor que mai.
    El meu vot rabiós anirà a les CUP. Potser paper mullat. Però se me'n fot.
    La Biblia!
    Quins collons

    ResponElimina
    Respostes
    1. A mi els de les CUP també em fan patxoca, encara que m'estimaria més que els indepes de tota la vida (no els oportunistes nouvinguts) s'haguèssin posat d'acord i no cadascún pel seu costat. Sí: la Bíblia, aquest es el pa que es dóna.

      Elimina

Segueix a @francescbon