dilluns, 18 de juliol de 2011

MIRANDO HACIA ATRAS CON IRA

Sentimiento que critiqué a vueltas con los indignados (quién se acuerda de ellos??). Pero la ira como respuesta estará justificada, no ??. Defensa propia.
Uno puede estar embotado como el cielo de la ciudad, hoy. A pesar de lo cual, se preocupa de pasar por aquí, que ayer fue fiesta. Intenté entrar ya en El desbarrancadero de Fernando Vallejo, pero Medellín es una ciudad donde, literariamente, uno no puede estar tanto tiempo seguido. 
Los relatos cortos de El secreto del mal resultan útiles, pero echaba de menos a Kapuscinski, y aún me queda alguno de sus libros por leer. A pesar de la desesperación y la crispación y la injusticia, Cristo con un fusil al hombro es una lectura refrescante. No sé si volverá a ser esa inagotable fuente de placer que hasta ahora han sido casi todos (para evitar ser considerado un vulgar y descerebrado mitómano), aunque cuando no ha sido así lo he dicho. Forzosamente hoy he de ser muy breve, pues es tarde y, sin yo quererlo, hay nuevas tareas que requieren que ponga los cinco sentidos en ellas. Por otra parte mientras mis hijos están de vacaciones, disponer del binomio ordenador + tranquilidad se ha vuelto una quimera. Sé que he de traducir al catalán un número de posts. Adicionalmente me he propuesto también encontrar, ya, buena nueva música (al menos buena y nueva para mis oídos), tarea no siempre fácil. O hay flechazo o es sexo sin amor. Vale para la música pero no vale para el sexo. 
También quiero ver Modern family. Parece que uno puede disfrutar. 


Y para qué pongo estas canciones ahora ?? Para presumir ante John Self de fondo de armario ??. Quién lo sabe, no lo sé yo, pero acepto teorías. Teorías que expliquen por qué no estoy ya bastante satisfecho. Me visitan desde ciudades con estos nombres (los santos parecen haber salido huyendo). Belo Horizonte. Puerto Escondido. Villahermosa.

2 comentaris:

  1. Ante mi no tiene de qué presumir que usted sólo ya se lo dice y hace todo. Respecto a Kapuscinski, grande entre los grandes, con ese "Ébano" que nos vacuna de la xenofobia. Como cualquier disco de buen jazz, de blues, hip-hop o música klemzer. Lo que sea que nos rompa la monotonía. En cuanto a los niños, el duro, la llave y a la calle, en cuanto puedan. Me da que va a ser que no. Saludos

    ResponElimina
  2. Tuli, no hay que hacerme mucho caso. Ni cuando digo que no me hagan caso. Palidezco de envidia al verte encontrar tanta cosa nueva, lo que últimamente me cuesta. Eso causa reacciones fuera de control. Por eso me hicieron pruebas.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon