divendres, 20 de maig de 2011

EL TERCERO EN DISCORDIA

Normalmente a uno le da mucha pereza que le toque ser presidente en su escalera. Hay profesionales que se dedican a eso y te ayudan, en todo lo que pueden. Se llaman administradores de fincas y cobran por ello.
Así que esa tiene que ser la explicación se ser político, no ?? Ellos hablan de sacrificios por sus semejantes y por la sociedad, de búsqueda de justicia, de todas esas cosas. Pero al final debe estar el dinero, directamente, o el ansia de poder, poder que es un trampolín hacia el dinero, no ??. Ayer leía de alguien (poco relevante quien lo dijera, pero todo el mundo puede decir una frase certera, al menos, verdad ??) que hay algo de indignidad en querer regir la vida de los demás. Eso hacen, o intentan, los políticos. Ponerse por encima de los demás para gobernar cómo debemos vivir. Mandar más que otros. Es eso, o alguién me va a decir lo contrario ??

Perdí un tiempo buscando documentar esta afirmación, pero incluso en internet me ha resultado difícil encontrar una sola fuente que me permita sustentarla con números; en todo caso voy a decirlo : como mínimo, el total de las abstenciones sería tercera fuerza más votada en cualquiera de las elecciones producidas en este país desde que el dictador (y los demás) pasó a mejor vida.
Esta afirmación está cuajada de toda la demagogia que cualquiera pueda recriminarme, claro. Porque no significa que todo el mundo que se abstiene dé respaldo al mismo proyecto. Dirán que hay colectivos que se abstienen por su pasotismo, hablarán de jubilados, de religiosos, de personas incapaces, hablarán de la propia familia real (menudo ejemplo, madre mía) que son, con su correspondiente coartada, los primeros abstencionistas. En resumidas cuentas, y dejando al margen el simbólico gesto del voto en blanco, dirán que no se puede meter a los que se abstienen en el mismo saco conveniente a cada fín en cada momento (hoy, por ejemplo, abstencionista igual a antipolítico). Sí, pero, entonces esos casi diez millones (datos del 2008) de personas que no votaron, no tienen ninguna representación ??. Y si las plazas proporcionales a la abstención quedan desiertas en el parlamento ??. Hay quien me hablará del peligro de la ingobernabilidad, y los acérrimos del capitalismo hablarán de la escasa confianza que los mercados sienten por los países inestables. Bién, seremos muy estables con 5 millones de personas, progresivamente dispuestas a todo, con tal de comer. Ésto no es un post para ir a acampar, simplemente, como en otros recientes momentos, es una celebración de que, con suerte, pudiéramos estar en un momento importante de la historia, y hay que tener todos los sentidos bién despiertos. Y hay que tener cuidado (no nos pase como a otros países) del tipo de pescadores que pretenderán pescar en estas aguas revueltas.


Podía equivocarse y publicar libros inconexos, práctico resultado del interés por aprovechar el tirón que le facilitaron sus grandes obras. Como Bob Marley glorificando a Haile Selassie, equivocaciones como esta floja y desestructurada novela, demuestran que Bolaño era un hombre y no un dios, metafrase que algunos deberían entender. Dicho sin menguar un ápice mi rendida admiración. Solo un esbozo, esquemático y parco, de la genialidad que estaba por venir. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon