diumenge, 22 de maig de 2011

ESTA COMIDA OS LA REPARTE UN HOMBRE JUSTO

Sí, he votado.

En el curso de las últimas horas :

Mi hijo ha alcanzado la final con su equipo y jugará en en Miniestadi del FCB, el próximo 2 de Julio. Su felicidad era contagiosa y desmedida.
Una buena amiga me da una buena noticia. También es una felicidad contagiosa.
Desvelo un secreto. Es una felicidad íntima. Intima como llevar un número de la lotería en la cartera, para un sorteo que no se celebra hasta pasados muchos años.

Naturalmente consulto y leo por todas partes sobre el tema de moda. Si es una iniciativa que ha partido de la red, imaginad lo que puede encontrarse uno ahí. Los medios escritos toman una costumbre que me pone nervioso, les ha dado por llamarles los "indignados". Esas comillas, que deberían llevar otras comillas, no sé si albergan respeto, y demuestran una cierta duda en nombrar la corriente, o, al revés, pretenden ridiculizarlos, quitarles identidad, etiquetarlos con cierta ironía. Naturalmente a más a la derecha se sitúa el medio, más cerca estamos de esta opción. Para ciertos medios, todos son jóvenes, todos son ni-ni, todos son tan dudosos y tan  ingenuos y saben tan poco de la vida que, para ellos, tardarán en volver a sus casas, y a sus camas, tanto como eso empiece a cansarles de veras. De momento, les mantiene la excitación. Puede que benefactores anónimos estén apresurando a facilitarles medios para subsistir. Puede que ese anonimato sea poco duradero, y algunos benefactores acepten, avergonzados, haber contribuído a, con comillas, "la ilusión de nuestras nuevas generaciones". Puaj. "Puaj", aclaro, es una onomatopeya que muestra asco. Yo me acercaría a ver qué pasa, pero no creo que lo haga. Reflexionaré sobre los motivos por los que no lo hago y puede que los enumere. Ah !. Ya hay quien menciona las pérdidas millonarias que estas acampadas ocasionan a los comercios de la zona. Salió el dinero, ya tardaban. 

En todo caso, como el sistema establecido va a seguir avanzando y siguiendo con sus planes, mañana va a haber nuevos alcaldes que van a tener que mojarse (justo lo que hasta hoy se empeñan en evitar), sobre cómo van a actuar frente a las movilizaciones. Mañana va a haber muchas pelotas en muchos tejados.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon