dissabte, 19 de febrer de 2011

PERVERSION SIN LIMITE

Telecinco se pule OT en su 8ª temporada. Primero, lo alucinante que es que haya durado tanto el invento. Luego, el alivio, pues no hace tanto que escribí un post hablando del final de la tranquilidad, o algo así. No es que lo que sale en Telecinco invada mi vida, ni hablar, pero sé que es un canal especialmente gota malaya. Lentamente, su cochambroso star-system empieza a penetrar por los poros de la realidad, y ahí estás. No estoy preparado para tanto aspirante a famoso o artista de pega paseando palmito. Se me hiela la sonrisa de satisfacción cuando caigo en la cuenta de que, tratándose de esta cadena, no es difícil que el programa que elijan en su lugar me cause el mismo pavor y desasosiego, sensaciones ambas muy poco recomendables para la salud de cualquiera y la mía en particular. Parece que culpan a Pilar Rubio de no conducir bién el programa (siempre me ha dado la impresión de que en Telecinco estas presentadoras simplemente tiene que estar, ya es suficiente), y que esperaban que la presencia de Nina relanzase el invento... va, voy a pararme en Nina, famosa por ser apadrinada en un pasado muy lejano por Xavier Cugat, y ahí se quedó, apadrinada y poco más, pues todavía no he sido capaz de atisbarle la más mínima cualidad en ninguno de los sentidos, y por lo que veo no voy muy desencaminado, o alguien es capaz de decirme qué ha creado Nina que merezca la pena ??,.  Silencio dramático. Nada.
Espero que esto sea el final definitivo para este perverso invento, y que Telecinco no rebusque en sus cajones llenos de presentadores gays salvadores para una hipotética nueva edición. El concurso habrá dejado para la posteridad, aparte de ingentes cantidades de dinero para los creadores y explotadores de la franquicia cuando ésta tuvo un éxito tan descomunal como inmerecido, a un cúmulo de payasos con ínfulas de artista y diversos niveles de éxito. Ninguno, repito, cero absoluto, me merece el más mínimo respeto, y diría que ellos han hecho mucho más daño a la música que los programas P2P. La han banalizado, la han convertido en una especie de traje ( hoy voy de soul, mañana de emo) qué ponerse a la vista del tiempo que hace. Han despreciado la música instrumental, por motivos obvios. Han intentado apropiarse del éxito de otros. Música tan banal como esos archivos de porno en fase acrobática que te envían los amigotes. Tan banal como la violencia en los países africanos azuzada por conflictos religiosos, o étnicos, o económicos, pero que está muy lejos, y, después de todo, casi todos los negritos nos parecen iguales. Bustamante, Bisbal, la Rosa de ejpaña ; espero no tener que soportar que os inviten a programas de TV donde os entren aires de intelectual ( cosa que para ellos debe consistir en ponerse unas gafas ) y os pongáis a analizar como se ha agotado la fórmula. Que os den morcilla, no os deseo muertes reales pero sí muertes artísticas, lentas, prolongadas, dolorosas, precedidas de interminables agonías.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon