divendres, 17 de desembre de 2010

LAS CLAVES QUE LO REVELAN TODO

Preguntas que a veces cuando te quedas en la ipnopia puedes hacerte. Tiene sentido pretender imponer la democracia en paises con raigambre de una religión como la musulmana ?. No será que el mundo está abocado a ser una constante confrontación entre dos bandos, sean los que sean ?. Tuve una conversación, distendida pero sincera, con alguien que me dijo, sin reparos y con toda naturalidad : cierta población en ciertos países sólo respeta a quien teme. Vaya.
El caso es que no tenía intención de crear ningún debate geopolítico aquí. Pero está todo muy mortecino. Estamos agotados por la cercanía del final de año y toda esa fiebre de balances e intenciones que se nos echa encima por estas fechas. No acabamos de tener muy claro que esos 15 días que faltan no se nos vayan a hacer eternos. En mi caso, con la extraña sensación de no acabar de alcanzar niveles mínimos. Pero debo estar aquí. Arrepentido porque hablo demasiado de política y de temas que no forman parte del core business del blog ( y dále con usar palabras que odio ), mi propósito de Año Nuevo no acabo de tener muy claro cual ha de ser : me siento como el DJ que está pinchando la música que le gusta. El público le pide subir el tono, le pide que dé el salto al éxtasis. Duda, porque él ya consideraba un éxtasis lo que ponía. Sabe que si pone lo que le gusta a todo el mundo esa gente vibrará, casi seguro. Pero él se quedará decepcionado : quería elevarlos con algo que no fuesen elecciones obvias. Caixa o faixa.
El propio primer párrafo de este post muy disperso ya lo estoy poniendo en tela de juicio. Francesc, otra vez política, y comentarios sobre ciertas culturas, como esperando que la gente te jalee "sí, sí, también pienso eso !!". Bff. 
Por estas épocas, en los pretéritos tiempos dónde toda la información a la que accedíamos, o casi, requeríoa soportes físicos, iba loco por la salida de los números de las revistas y periódicos musicales ( que compraba a   montones, y de los cuales quedan muy poquitos ), pues los de estas alturas del año incluían las consabidas listas con lo mejor del año que se acababa : discos, canciones, artistas, conciertos, vídeos, películas, libros, de todo... creo que hablé de lo mucho que me gustan las listas, y no debo ser el único. Hoy, con la red, las listas de lo mejor del 2010 vienen a salir, en beta, desde el 1 de febrero del mismo año. Así que en diciembre uno ya está tan saturado de leer soflamas críticas entusiasmadas, ya casi me extraño como nadie habla de lo mejor del 2011, a qué esperamos. Se me ocurre una de mis iniciativas ( será otra de las que muy tristemente caen en el saco roto de la ignorancia / indiferencia / olvido / pereza / otras cosas qué hacer ?? ). Así que me gustaría saber, en este microcosmos sin microclima ( hace mucho frío hoy ) cuales serían vuestras elecciones para el año 2010 : pongámoslo sencillito, pues ya sé ( una deducción que me ha costado dos minutos ) que sois muy vagos para estas cosas : Mejor disco, mejor libro, y mejor película para vosotros del año que se nos va. Queréis un premio ??. No sé, consulto a mi asesor financiero.
Los míos, para dar buen ejemplo ( del que todo el mundo puede pasar ) :

Disco : La sesión de los Snow Patrol para Late Night Tales ( aunque debe ser del 2009 )
Libro : Elevación, elegancia y entusiasmo, de Francisco Casavella
Película : de momento, desierto.

1 comentari:

  1. Tanto Los Pilares…como La Caída de los Gigantes, como La sombra del viento cumplen, utilizando un símil cinematográfico, el efecto Titanic. Esa película hizo que gente que no pisaba un cine en años se acercara a verla y quedara contenta.
    Con estos libros, gente que habitualmente no lee, se engancha y queda encantada.
    Son melodramas que recurren al imaginario popular, lo condimentan con hechos poco conocidos (o no), anécdotas curiosas y en muchos casos lugares reales, paseando a los atormentados personajes por ambientes o situaciones tópicas.

    Entiendo que es un truco, y muy criticado, pero llámame tonto (¡tonto!) porque no tengo claro qué tiene de malo, ni que sea tan fácil llevarlo a cabo. De hecho, la repetición de La sombra… (El juego del Ángel) no consiguió lo mismo ni de lejos, utilizando los mismos recursos.

    Entiendo que la mecánica del mundo editorial hace que la inundación de best sellers se cargue la creatividad literaria, quizás algo parecido a lo ocurrido con la música y tu “amado” OT. Pero no por ello hemos de equiparar, como hacen muchos (no digo que tú lo hagas) cualquier best seller a las futuribles “Memorias de Belén Esteban”.

    Una de las mejores cosas que tiene la edición que leí de Los pilares de la tierra, era el prólogo, que recomiendo encarecidamente incluso a los que no quieran leerse el tocho. En él se detallaba lo que le costó que se la editaran. Lo hizo un editor alemán, cuando los alemanes eran tradicionalmente “los malos” de sus novelas de espías. También la nula promoción. Fue un éxito de boca/oreja (boca a boca es un beso, ¿no?).

    Bueno, no sigo, no vaya a darte algo. Por cierto, por asociación de ideas, con la muerte de Blake Edwards me viene un nombre que no recuerdo haber visto en tu blog, y se me ocurren lo menos 10 razones para que aparezca. Es Herny Mancini. Un día te daré la vara con esto.
    Otra cosa, me pensaré lo de los premios del año.
    6Q

    ResponElimina

Segueix a @francescbon