diumenge, 10 de juny de 2012

P F F F F


Mi experiencia previa con Aronofsky es algo heterogénea.

Recuerdo cierta confusión en torno a "π" aunque vi la película casi exclusivamente a consecuencia de su banda sonora altamente tecnificada y, quizás, por ese atractivo de la ópera prima algo excedida. Bueno, pensaba que era ópera prima y no, pero mi actitud al verla era como si lo fuese. O sea, le perdonaba al director esa sensación claustrofóbica. Sabía que Aphex Twin y Squarepusher pegan con David Cunningham y no con las praderas verdosas de la casa de la pradera.

Más tarde, vi Réquiem por un sueño. Me cae fatal Jared Leto. Me encanta Jennifer Connelly. Tengo curiosidad por leer la novela original de Hubert Selby. Aunque ha sido la que más me ha gustado, me marearon ciertos aspectos repetitivos de la película, y ya me di cuenta de que Aronofsky generaba una especie de marca de la casa: sordidez, incomodidad, desasosiego, una especie de angustia algo enfermiza. La historia, eso sí, requería (o se le ajustaban como anillo al dedo) ese tipo de recursos. Aunque no me pareció una gran película (y estoy harto del tema principal de su banda sonora), creo que es válida para ciertos niveles de experiencia. Trainspotting es indudablemente muy superior, si hemos de hablar de cine de yonkis.

Intenté ver La fuente de la vida. Odio el rollo new-age, aunque sea un recurso visual. Lo odio con todas mis fuerzas. Alguien aquí mencionó a Galeano?. Germán, creo. Dicen que Galeano inspiró alguna de las escenas. Rachel Weisz actuaba con la misma convicción y pasión que si fuese una estatua de cera en un museo a la temperatura conveniente para que ni un eventual derretimiento causara un movimiento digno de ser interpretado como un arranque de expresividad. Ahora leo que salía Hugh Jackman. Ni me acordaba. 
Diez minutos, a lo mejor quince. To other thing butterfly.

El luchador está en mi HDD desde hace unos años. Sale Marisa Tomei: todavía tengo esas escenas de la Tomei y Seymour Hoffman en Antes de que el diablo sepa que has muerto metidas en la retina. Veré El luchador algún día, sí. Aunque por lo que me espero,  no es apta para cualquier momento ni para cualquier estado de ánimo previo.

Y, por fín, ayer vi Cisne negro. Que había empezado a ver hacía unos días. Ayer dije, va, acabemos con esto y tengamos una idea ya más completa de lo de Aronofsky. Con la perspectiva implacable del paso del tiempo y los posos que dejan las películas pasados varios meses. Porque encima ganó algún Oscar. Diría que los Oscar y los Nobel deberían servir como meras referencias muy, pero que muy poco fiables. Qué pocas ganas me dan de ver esa The artist que ha arrasado este año. En blanco y negro, y muda. Pero señores, que la ciencia ha avanzado para algo !!. 
Centrémonos, narices.
Sí: el Oscar fue para Natalie Portman, guapísima actriz que demuestra a lo largo de la película que es capaz de estirar los músculos del cuello como si fueran cuerdas de violín. Da un pelo de grima y todo, cuando llora, dan ganas de decirle, Natalie (bueno, se llama Nina ahí): relájate, chica, un poquitín eres primera bailarina en el ballet éste. Acaba recordándome a Fame. O cuando empieza a despellejarse las uñas, como Jeff Goldblum en La mosca. Pero ni modo (se nota que estoy leyendo un libro mexicano): lo pasa fatal por todos lados, en el metro y en el pasillo del metro, en el camerino, en su casa, con ese agobio de madre medio zombie (marca de la casa de Aronofsky: la madre de Réquiem para un sueño también era tela marinera), que no la deja en la intimidad para nada. Ni cinco minutos deja sola a la chiquilla: la madre dale que te pego proyectando su frustración de estrella distante.
Pobrecita, hasta en una noche de diversión desenfrenada van  y me la drogan, pues con la empanada mental que lleva sólo le falta eso. Entonces baila al ritmo del trance y supera inhibiciones. Pero sólo un ratito. De hecho, todo es tan confuso que no sabes ni si sucede de verdad. El encargado de montaje de Aronofsky debe ser fan de Cortázar. De los malos, por eso.

Pffff (título de este post).

Si te gusta la danza y eso, o si eres un hardcore fan de Natalie Portman (que seguro que en otras películas sale igual de guapa y menos constantemente agobiada), pues llegarás a perdonar toda la confusión y disfrutar la película. O si te gusta el retorcimiento ligeramente lolitesco del papel de zumbado de Vincent Cassel.
Pero a mí, salvo la estética elegante y visual de los números de danza, ciertos detalles de iluminación y puesta en escena... y ya es mucho decir, la película me ha parecido absurda e inconsistente. 

28 comentaris:

  1. Pues a mi me gustó...;)
    Y ya se sabe que sobre gustos los colores, verdad? jajaja

    Besos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si en el fondo puede ser una parábola sobre la superación y los límites a que lleva a las personas. Y las obsesiones. Pero creo que es este director; que va de nuevo paradigma del cine.

      Elimina
  2. Bueno, yo creo que Trainspotting no es infinitamente superior a Réquiem por un sueño. Las dos son muy buenas, tiene excelentes detalles. La locura de la madre en Requiem es brillante, y la filmación también es excelente!!

    A mí El cisne negro me gustó, me pareció una historia bien narrada y bien buscada con un final acorde a la historia. No entiendo por qué te pareció absurda e inconsistente, creo que la narración es muy buena.

    Cuando dijiste Galeano me dieron ganas de vomitar, quería que lo supieras simplemente.

    Pd: The artist es excelente, no seas prejuicioso!!

    Abrazo, arriba Uruguay!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bueno, parece que al fin conseguiré arrastrar a la gente a una polémica que no sea por cuestión política. Está claro que Sigma (Sigma 6, no es ese standard de calidad con bajísimo margen de error?) dispone de un conocimiento más técnico de la cinematografía: yo voy a piñón con lo que me agrada y lo que no, y el lenguaje de Aronofski me acaba pareciendo excesivamente centrado en lo sórdido. Creo que le falta el contrapunto corrosivo y eso, a mí, me lo hace considerar pretencioso y trascendente. Pero si ha de servir para que discutamos y comentemos, ya me va bien.

      Elimina
    2. Jaaa yo de conocimientos técnicos? Qué dije que pareciera técnico? No, no, yo también voy a lo que me gusta, pero también intento ver un poco más allá: si la historia está bien narrada, si está bueno el guión (al tanteo claro), si esta buena la fotografía, no hay que disponer de conocimientos técnicos para eso. Yo hablo según lo que veo y lo poco que sé. Mucho más técnico tu comentario ultimo sobre Aronofsky o como se diga.

      PD: no tengo idea q es sigma 6!!

      Elimina
    3. Bueno : hablas de enfoque de cámara y fotografía... yo casi voy estrictamente al argumento y los diálogos. Sigma six es un standard por el cual un procedimiento determinado sólo tolera un margen de error muy estrecho. A mayor es el Sigma menor es el porcentaje de error posible (sigma 6 es de menos de un 3,5 por millón).

      Elimina
    4. No no!! Evitemos decir que eso es técnico sino me voy a sentir limitado cuando comente alguna peli o serie! Igual el argumento y los diálogos pueden ser cosas técnicas, pero dejémoslo así: cada uno lo hace según sus gustos.

      Sigma6 fue uno de los primeros, sino el primer nombre de pink floyd. De ahí viene el nombre, era una época en la que yo escuchaba mucho a esa banda.

      Elimina
    5. Cierto: a veces, incluso, un exceso de perfección técnica lastra el conjunto. Mira, si no, determinadas cantantes.

      Elimina
  3. ¡Polémica de cine!
    Antes que nada, decídete o es con "i" o con "y", las dos a la vez no.
    A mi entender:
    Trainspotting es ampliamente superior a Requiem. Por Jeniffer Connelly miro cualquier película.
    No me gusta la Portman, demasiado frágil, me altera. Aún así debo reconocer que me fascinó su papel en la Black Swan, y de hecho en su momento predije que ganaría el Oscar a mejor película.
    El luchador es de Aronofsky también? (parece que va con "y") La tengo en el debe, pero coincido en lo que decís, habrá que esperar el momento oportuno. La Tomei, un primor, otra que justifica cualquier película.
    La fuente de la vida... ni idea, pero bueno... Galeano no tiene nada que hacer acá. Podemos evitar nombrarlo, a no ser que la idea sea insultarlo, ahí si me prendo.
    Empiezo: Galeano, sos un ser despreciable, espero morir joven para no tener que sufrir toda la parafernalia que se va a desatar cuante tu te mueras, todos los homenajes y la basura de América Latina chupándote el culo. Perdón por eso.
    Volviendo al cine, mirá The Artist, vale la pena, no es un peliculón pero no creo que te arrepientas. Algo más?
    Si, a Vincent Cassel lo prefiero de francés.
    Quiero que se pique esto!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Creo que me inclino por la "y", por aplastante mayoría. Sí, El luchador es de Aranofsky, y la Tomei acaba seguro, con "i". De ésto no hay duda. Galeano: me habéis hecho sentir tanta curiosidad que he bajado un pdf con "espejos" y realmente parece bastante pretencioso, y nulo literariamente: nulo igual a cero absoluto, aclaro.
      Si veo The Artist y el título de mi reseña es PFFFFFFFF, que nadie se enfade. Vincent Cassel: no recuerdo donde más lo he visto, pero tiene cara de estar muy loco. Y me recuerda a Marty Feldman, que no creo que nadie aquí sepa quién es.

      Elimina
    2. Pues yo si que conozco a Marty Feldman y su desternillante actuación en El jovencito Frankenstein...
      Vincent Cassel me enamoró en Doberman, película de acción gabacha que curiosamente me gustó. ;)

      Besos.

      Elimina
    3. A que tiene una retirada, como decimos aquí ??

      Elimina
    4. A Cassel lo podés ver en Irreversible de Gaspar Noé, y en Mesrine, buenísima, recomendable. Hizo también mucha bazofia, Los ríos color púrpura, Ocean´s thirteen, y la lista sigue, pero esas dos que nombro antes valen la pena.

      Elimina
    5. Perdón: en Irreversible me fijé más en Monica Bellucci... buscaré Mesrine.
      Ocean`s thirteen es tan bazofia como excelente entretenimiento Ocean's eleven. Todavía conservo esa escena en las fuentes luminosas con Debussy de fondo.

      Elimina
    6. También me recuerda al gran Serge Gainsbourg (RIP) !! si es que los franceses tienen todos cara de pervertidos (bueno, algunos).
      Y como les llamas gabachos, Chatnoir, y te pones un nick tan afrancesado (ah, debe ser belga tu nick !!)

      Elimina
    7. jajajajaja pues porque lamentablemente corre un poquito de sangre gabacha por mi venas...bueno, un poquito bastante! hasta mi nombre es gabacho...fíjate tú!

      Elimina
    8. "Lamentablemente" venga va, que ahora al menos han despachado a Sarkozy !!. Solo falta la Merkel, Rajoy, Mas....

      Elimina
    9. Quién, gracias por tus sinceras palabras sobre Galeano. Seguro ha ilustrado a mucha gente.

      Elimina
    10. Pues leyendo fragmentos sueltos de Espejos me ha parecido muy bién que le dé caña a Franco de la manera que lo hace. Pero eso no es literatura, para nada. Es sensacionalismo en modo imprenta. Y pretensiones a destajo.

      Elimina
  4. Alguien me puede explicar el final.
    Me perdí completamente en el desenlace.
    Suicidio o que...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Final abierto, como le gusta a Sigma y tanto desprecia Francesc...

      Elimina
    2. Final abierto?? ja ! las productoras los dejan así, para poder hacer una segunda parte si tiene éxito!! No creo que ni siquiera llegue a morirse.

      Elimina
    3. juas, si no se muere a esta la encierran de por vida en un psiquiátrico por esquizofrenia y psicótica...

      Elimina
    4. Pobrecita: toda la película azorada para acabar tan mal. Ni siquiera sufrimiento productivo!

      Elimina
  5. Acá vengo yo a meter caña.
    A ver: te aburrió La fuente? TE ABURRIÓ LA FUENTE?? Estamos de acuerdo en que Rachel Weisz no es más que una muñequita que nos deleita con sus dulces facciones (se han fijado que muere más que Sean Bean? Creo que todavía no la vi llegar viva al final de una película), pero Huch Jackman se sale. Y la hisotria es preciosa. Te digo más, ya me la pongo a bajar para volver a verla, cosa que deberían hacer todos.
    Requiem por un sueño está TAN sobrevalorada, -además de que Trainspotting le rompe el...- lo único que tiene de bueno es el papel de la madre. A Jared y a Jenny no les creí absolutamente nada. (Ya sé que Jared Leto le cae mal a la gente, pero hizo una peli que me gustó: Mr. Nobody).
    Y Black swan a mí también me gustó. No me pareció sórdida, absurda o inconsistente, sino una excelente narración desde el punto de vista del personaje de Natalie Portman.
    Y los Oscar no son referencia para nada ni nadie. A veces salen cosas buenas, pero que se las acaba odiando o rechazando por el bombo que se les da.
    He dicho.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Vale: me comprometo a superar los quince primeros minutos de La fuente. A pesar del apestoso rollo místico. Segunda oportunidad. Pero no repito con Black Swan ni con Réquiem. En cambio, repito con Trainspotting cuando queráis.

      Elimina

Segueix a @francescbon