dilluns, 19 de març de 2012

ACEPCIONES DE LA PALABRA PRENSA

Ah. Prensa no sólo es, en la península Ibérica, como se llama al conjunto de los periódicos que se publican. También es algo que, a través de un proceso de tipo mecánico, acaba aplicando una determinada presión (que llega a ahogar, y cuando lo menciono recuerdo cierta escena en Casino de Scorsese). Pues ahora lo comprendo. Era eso.
Hace unos días el periódico ultraderechista ABC regalaba a sus lectores esta portada señalando a Catalunya (ellos, lo ponen con Ñ, un educado señor de Argentina lo pone con NY pero ABC no, ABC ha de optar por la Ñ a toda costa, marcando territorio como los gatos cuando mean por las esquinas). Señalándola como la autonomía del Estado responsable, no solo por sus votos, del período de poder socialista, sino, además, de la perversa y diabólica semilla de la división de la nación, condición previa al Armageddon. De injusticias educativas y económicas, de leyes permisivas, de un exceso de iniciativas, todas ellas, muy poco en sintonía con la melodía de moda. Esa melodía que silba el PP y su aplastante mayoría absoluta. Con un ritmo muy marcado y un soniquete de himno militar. Redoble de tambor, paso solemne. Banda de viento, pero no la festiva de Tremè. Más bien la que acompaña desfiles de la Victoria, donde marcar músculo en número de tanques, y en tropas.
Pero no pensemos que iba a haber bastante. A esa portada hubo dos réplicas, voluntariosas y originales pero algo toscas, de periódicos en catalán.
Pero hoy tenía que producirse un segundo golpe. El descabello, que dicen por ahí.

Pues si en otros momentos la gente se peleaba por ocupar el centro político, ahora, con la presencia en el poder de una derecha radical y reaccionaria, con una amplia mayoría que es un cheque en blanco, todo el mundo se quita la careta. La extrema derecha abandona las cuevas en que quedó confinada (aunque ellos preferían la palabra cuarteles de invierno). Ya se puede alardear de franquismo con la cabeza bien alta. Que las reacciones serán simplemente sonrisas cómplices y miradas de condescendencia. Ya se puede azuzar a las masas contra enemigos bien identificados, que son los que siempre han sido. Los de la raza, los de la religión, los de la unidad de la nación, los comunistas, los intelectuales, los jóvenes de pelo largo, las jóvenes que quieren abortar en vez de arrastrar de por vida consecuencias de errores (por que las relaciones fuera del matrimonio siempre son errores, y los errores hay que pagarlos). La libertad mal entendida y el libertinaje. La indisciplina y el exceso de ensoñación. Así que a nadie debe extrañar la portada de La Razón ( la española ) de hoy. Periódico que, desde que el PP está en el poder, debe haber incorporado, junto a la corbata y el cuello duro, las rodilleras como parte obligatoria en su uniformidad. Porque Rajoy será el segundo gallego que salve España, porque hay que hacer desaparecer a la turba roja. Porque igual hay que hablar del problema catalán. Entonces los periódicos ultras resuelven sus diferencias comerciales y aúnan esfuerzos. Que hay que bregar por despojar de derechos a quien sea en nombre de la recuperación de la crisis y del bien común, pues se hace. Que hay que montar encuestas con preguntitas sesgadísimas, pues se hace. Si seguro que encontraríamos un pretexto para haber matado a Bambi. El hambre, que todo lo puede. Y sigo preguntándome si no les doy más cancha de la que merecen, pues a estas horas yo debería estar recomendando otros blogs o hablando de magníficos comentarios que he recibido y, ofuscado por estos ataques, no encuentro el tono ni el momento.



4 comentaris:

  1. jo... gràcies a la prensa prensada carronyera de la espanya casposa i a moltes més altres desqualificacions i injisticies m'estic tornant de la "kale" ... espero que això no sigui motiu de cese al teu blog!!!!! si es així almenys donem als 15 dies eh!?

    ResponElimina
  2. Gràcies per llegir i comentar !!
    Doncs els sospitosos de "Kale" o els que ho son directament són benvinguts aquí. Molt benvinguts. O sigui que el tema dels quinze dies no cal. Mès aviat les actituts radicals (allunyades de la tebior i la somnolència generalitzada) haurien de comptar amb quinze dies adicionals però no sé benbé de què. Se m'en va la olla.
    Salutacions i espero veure't sovint !

    ResponElimina
  3. Tenemos un problema, España es nuestra razón
    Tenemos razón, nuestra España es un problema
    Nuestra razón tenemos, España es un problema
    Tenemos España, es un problema nuestra razón

    Lo mires como lo mires, suena fatal.

    6Q

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si que sona fatal, 6Q.

      Pero es que no veo a los españoles ni con intención poética ni con intención irónica. Espera los resultados de las elecciones de Andalucía. Porque cuando pasen ese trámite, entonces van a sacar la artillería de verdad.

      Ya antes nos están apuntando, pues imagina después.

      Elimina

Segueix a @francescbon