divendres, 20 de gener de 2012

EL JET LAG EMOCIONAL

Compromisos que cumplimentar :

El primer día que he colgado un link como comentario en el blog de Orsai mis visitas se han multiplicado por cuatro.
El segundo día, se han multiplicado por seis. 
El origen de gran parte de esos visitantes es Argentina, pero también hay Uruguay, España, México, Chile, Alemania, y Australia.
Una de las visitas de Argentina se produjo desde una población llamada Resistencia.
Esto último es casi lo más importante para los que creemos que el destino del mundo puede estar vinculado a la literatura.

Todos estos hechos me inducen a prolongadas reflexiones de las cuales un blog propio no puede ser menos que altavoz y portavoz a la vez.

¿Debo continuar aprovechando la repercusión del blog de Orsai para obtener mis visitas?. Buscando reciprocidad y un cierto descanso para mi atormentada conciencia, incluí tanto el blog como la web en los preferidos del mío, pero sé que ese es un trato desigual. Mas no somos hombres de negocios, ni Hernán ni yo, que vayamos a cerrar porcentajes, ni a reunirnos dejando el maletín sobre la mesa y abriéndolo poniendo una clave. Todo es de todos, si uno decide que sea así.  Y yo, por lo menos pienso que dos personas que leen dos cosas es mejor que dos que leen una sola,
¿Qué debo hacer, pues?. ¿Mandar a Hernán un porcentaje de lo que no puede medirse, de lo que se ensancha mi pecho y mi espíritu, a la cuenta cifrada en las Islas Caimán, ahí donde guarda el dinero para que su hija curse estudios en alguna cara universidad americana y pueda entrar con el tiempo, en Goldman Sachs, y joder lo que quede de Occidente?.

Mientras tanto, mi infantil modo de compensar es recordar que hace años compré un bote de dulce de leche, que lo unté en el pan sobre la mantequilla, pero encontré el conjunto algo dulzón, un pelo pesado y empalagoso, delicioso pero indudablemente una más que segura inversión en sustancias que acaban obstruyendo las arterias y haciendo que te apriete el cuello de la camisa, y a la larga, el pecho y el brazo izquierdo. También busqué en la red qué narices era quilombo, penal, a la marchanta. 
Pero ya sabía lo que era un bandoneón, lo sabía hace décadas, ya oía a Piazzolla, y ya tuve mi época de Calamaro, con El cantante.
Y un día me publicaron una carta en RDL diciendo que me gustaba ese disco, pero borraron lo otro que dije: que me encantaba el Calamaro que canta material ajeno, pero no soportaba cuando Calamaro se creía que era Jagger o Dylan y se hacía el poeta moderno con unos fondos musicales gastados y horrorosos. Que entonces era como Sabina y odio a Sabina. Innegociable, mi odio a Sabina.

También me he propuesto mirar en el supermercado si tienen Fernet Branca, probarlo con Coca Cola y ver qué cerca de Córdoba me hace sentir ese sabor. Y si no lo soporto, por su gusto amargo, guardar la botella en una parte visible del mueble-bar y mostrarme evocador al contemplar como acumula polvo.

Pero ya no sé si haré más cosas. Saber que más gente puede leerte te sitúa entre la espada y la pared. Más ganas de escribir pero más temor de hacerlo peor. Fascinación por quien te lee, miedo a que te abandonen. Un miedo escénico, otra definición argentina.

Por otra parte los medios andan revolucionados, porque Megaupload.com ha sido clausurado por los federales, y todo el mundo aquí (casi, casi digo acá) considera que éste es un hecho sobre el que hay mucho que escribir y que opinar. Veo la foto del capo de la web, en su avión particular (imagino a la vez a Hernán buscando vuelos baratos para acudir a algún evento de Orsai en Buenos Aires), me pregunto si eso es exactamente lo que queremos que sea el mundo si aplicamos a rajatabla lo de no pagar jamás por la cultura, pero a la vez dejar que quienes aplican eso se enriquezcan. Difícil coger una posición, pero hay que ver la foto. Como las de los niños de Africa y el hambre, mal ejemplo, ya lo sé, pero ves la foto, y lees el auto de la justicia americana y la relación de vehículos del tío, algún Maserati, algún Lamborghini, montones de Mercedes, con matrículas que ponen CEO, EVIL, GOD, MAFIA, STONED, GUILTY, KIMCOM, WOW, plasmas de 108', los 175 millones de USD. 
Y los zapatos bicolor.
Entonces pienso en gente maliciosa que piensa que los que ofrecen su obra gratis es porque quieren cobrártela a la larga. Que son como los camellos que van a los institutos a regalar droga a los adolescentes, y se sientan a esperar que vuelvan a por más. Me da asco la comparación, y el asco me hace decir basta.


4 comentaris:

  1. Francesc, recién llego a tu blog (siguiendo el link de un comentario tuyo en Orsai) y estuve husmeando un poco...
    De quién es la pintura que usás de fondo en la página? Me gustó muchísimo!
    Abrazo desde Córdoba, Argentina.

    Carlos

    ResponElimina
  2. Gracias por leer y por el comentario. La pintura es de Paul Klee, pintor suizo de mediados del siglo XX. Apenas he hablado de pintura en mi blog pero en la parte de la derecha puedes encontrar el link de los post en qué escribí, porque es uno de los grandes.
    Saludos desde Barcelona, Catalunya, y espero verte a menudo.

    ResponElimina
  3. Yo también me preguntaba de quién era la pintura, y también vengo de Orsai :)
    Me gusta tu punto de vista sobre megaupload, saludos!

    ResponElimina
  4. Gracias por los comentarios. Lo de Megaupload, y cómo se vayan produciendo los acontecimientos, he de irlo completando en futuros posts.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon