dijous, 24 de març de 2011

SORPRESAS DE COLORES

Atravieso la ciudad en uno y en otro sentido. La radio me acompaña, aunque echo en falta algo de música. Pero no está mal. Oyes opiniones, no puedes enzarzarte a discutir (podrías pero es muy complicado). China es la mayor nación del mundo y no es una democracia. Ya damos por sentado que sólo saben trabajar, y obedecer, por necesidad o por miedo a ese enorme yugo en que la pena de muerte se aplica miles de veces al año sin que nos enteremos (en caso de que quisiéramos enterarnos). La fábrica del mundo y toda esa retahíla de tópicos, todos ya muy oídos. Progresión del PIB en dos dígitos. Y, ojito, régimen comunista, a su manera, pero comunista. Y en nuestro amado y sobreconsumido Occidente, los partidos comunistas son contemplados como entrañables abueletes arrinconados contando batallitas. No sé si en China habrá Botines, Ortegas, o Koplowitz. Supongo que sí, pues hay de todo, y eso ahí es más verdad que en ningún otro lado. Pero me hace reflexionar. Y si todo no era tan utópico ??.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon