diumenge, 14 de novembre de 2010

BROTES VERDES

Sé que una aislada frase en los últimos cuatro días es un escaso (e inédito ) bagaje. Más cuando esa única frase es tan patética, pretenciosa, trascendente, pedante y poco representativa ( por concisa ) de mi cargado estilo habitual. Palabras pensadas ( ni con la cabeza ni, habitual en los varones, con el pene, ni con la cartera ), directamente con las visceras y más concretamente con la vesícula biliar. Els diners i els collons son per les ocasions.
Me veo obligado a mantener un cierto tono críptico. Primero de todo, gracias a los dos que me habéis enviado el globo sonda a ver si seguía ahí. Sin ampulosidades innecesarias : estas cosas no se olvidan. A Mmelle. porque conoce el percal, a 6Q porque casi ( o eso trasluce en tu mensaje ).
Hay dos tipos de desconexiones : la sutil y la fuerza bruta. Digamos que el jueves opté por la segunda y necesitaba una profunda inspiración ( física ) para recuperar la inspiración ( escrita ). No va a ser fácil. El fin de semana he intentado que pasara fluyendo lentamente, como un río manso y plácido donde puedes ver nadando a los peces, sobre los guijarros en el fondo. El Barça ganó, el equipo de mi hijo ganó. Las tiendas abrieron, las residencias de ancianos siguen ahí, ves gente dormir, ves gente despertar.
Homenajeé a Mmlle. ví Marie Antoinette. La ví, opiné por mí mismo, leí las críticas en la red, no entendí nada. Puede que la Coppola esté creando un cierto subgénero basado en la chica guapa ligeramente lánguida rodeada de un entorno al que sólo entiende una vez se adapta a él. Pero Marie Antoinette me gustó muchísimo, con lo que resulta que no comprendo el meneo a coro que le dedicaron los críticos. Me gusta la constante presencia de la música, en un chocante ( pero espléndido ) anacronismo, pues en su 90% es pop y rock y electrónica y música completamente contemporánea ( a nosotros, no a los finales del siglo XVIII). Me gusta ( al contrario que a críticos que francamente no sé si es que buscan en cada película el sentido de la vida y comprender de una tacada dos o tres siglos de historia europea ) que no insista en una lectura política. Es una chica perdida en un mundo que no le va. Creo que, llegado ese punto,los franceses hicieron bien en cercenar la monarquía. No sé a qué estamos esperando nosotros. Me gusta que la mayoría de los actores parece que se vayan a tomar una cerveza a un bar en pleno siglo XXI y les han puesto una peluca y les han dado unas frases. Me gusta Versalles, decadente. Me gusta esa broma de mostrar unas Converse ( soy el único que se ha dado cuenta ?? ) entre el vestuario palaciego. Las piezas no encajan, pero el conjunto resulta resultón.
No recomiendo This is Spinal Tap, sobre todo ( no es mi caso ) si has sentido alguna vez tendencias o simpatías con el heavy metal. Los deja como unos merluzos descerebrados, como unos auténticos mentecatos machistas sólo preocupados en aparentar dureza ( excelente escena cuando uno se sienta al piano y saca la vena baladista del heavy sensible ). Pero la película es de 1984 o así y no ha envejecido bién. Demasiado estereotipos para estos tiempos de mixing total en que habitamos, por los que transitamos, unos cuantos, bastante perdidos. Envidiando físicamente a los jóvenes ( por su apariencia, por su descaro) , pero vitalmente a los mayores ( por su tiempo libre, por su ausencia de preocupaciones ). Como en aquella lejana canción de los Manel que colgué tiempo ha ( la de la mandolina/ukelele).

Bueno, ya es más de lo que pensaba llegar a hacer. De repente, por algo que ni era inesperado ni improvisado ni, quizás, para tanto, ésto del blog entró en un stand-by que no había conocido. Se acercan las elecciones ( y otras elecciones las hacemos cada día ), se acerca el Barça-Madrid ( y acepto todos los palos que me puedan caer por estos deslices superficiales tan impropios aquí ), se alejan cosas también. Quim Monzó y Sergi Pàmies ( Quim, qué significan las piernas de Pilar Rahola entrelazando las tuyas en esa foto al lado de tanta gente tan seria ??) entrevistan a Alicia Sánchez Camacho y no embisten como los miuras por quien los tenía. Por qué un escritor ha de ser político con los políticos ??. Un poco de ácido, vamos.

En 1993 New Order publicaron su último gran disco, con el ( muy adecuado para ciertos comentarios en este post ) título de Republic. Pasé ese verano en Menorca y me encantaba oír el disco a unos niveles de volumen realmente poco saludables. A la crítica tampoco le entusiasmó ( pues no sabían cómo serían los siguientes ) pero a mí ha acabado pareciéndome su mejor disco, luminoso y colorido por oposición a ciertos grises y sepias de épocas pasadas. Actuaron en el Festival de Jazz de Montreux ( dónde cada vez actuaban menos jazzers ) y tocaron en vivo esta canción, prolongando hasta el éxtasis los riffs iniciales de guitarra rítmica, esos que avanzan y avanzan hasta que entra la voz, una voz clara, positiva y esperanzada.

Y qué lejos que parece ahora 1993.

http://www.youtube.com/watch?v=2KO0zeP6ftY



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon