dissabte, 3 de juliol de 2010

6Q, MORITURIM TE SALUTAM

Esto no es el Facebook, y los mensajes son públicos, pero - tachán - tuve una visita y me dejó un comentario.
6Q, a tí te hablo en este foro público pero cuidado, cualquier día este blog tendrá la repercusión que merece y sólo tú podrás decir que fuiste el primero.
Y aunque nuestro escaso contacto en los últimos 30 años haya sido encontrarnos en alguna discoteca de la zona alta de la ciudad, long time ago, ya hay dos cosas que podemos compartir - tres contando el nombre de pila, (genial tu nick por cierto, doble guiño ) : este blog y nuestra veneración por Tony Soprano, al que reverenciamos a la par, y con el cual tendrás que repartirte el título de esta entrada, traduzco del latín - 6Q, LOS QUE VAN A MORIR TE SALUDAN -.

Bien, dado que empezado la entrada muy pasadas las 23:50 puede ser que ésta ya cuente como una entrada de mañana.
Sí, ví el partido, y madre mía la tralla mediática que nos espera. Al hilo del comentario de 6Q, referente a la sentencia del Estatut y la muy dudosa y escasa españolidad del que escribe, debo decir que he sentido alguna señal equiparable a una ligera alegría con el triunfo. A ver, nada como la taquicardia, convulsión incontrolable, descontrol convulso, que me da viendo a muchos de esos tíos ( ya imaginaréis cuales ) haciendo casi las mismas jugadas con otra camiseta puesta. Pero tampoco era una fría indiferencia. Lo que no sé es si mañana, aparte de las tiendas por el tema de las rebajas, abre mi terapeuta. Je je.

Esta parece que va a ser una noche calurosa, y quizás no debería haberme bebido esa Coca-Cola hace un rato, pues mi torrente sanguíneo está últimamente bastante sensible al exceso de cafeína.

Ayer estuvo Rufus Wainwright creo que en Cap Roig, uno de éstos festivales de verano que se hacen en la costa, que, a diferencia de Sónar, Benicássim y similares, a un servidor siempre le han sonado a entretenimientos para cierta alta burguesía, mientras reposan en sus segundas residencias pensando, o bien en la caja de qué institución pública van a meter mano, o cuantos sufridos currantes podrán cruspirse en su próximo ERE.
Bueno pobre Rufus no creo que nos conozca tan a fondo y su dinero le habrán pagado. Rufus Wainwright es un cantautor canadiense, con una voz realmente espléndida ( quizás reminiscente en su alargamiento de los párrafos de la de Thom Yorke de Radiohead ) y con altas cualidades como compositor básicamente pop. El problema, y estoy preparado para que empiecen a caerme las hostias, es que es tan genial como gay. Mucho de lo uno y mucho de lo otro. Gay de pluma y de vestirse de mujer al final de los conciertos. Y eso, y como esto es mi blog y yo no soy un homófobo, debo confesar que me pone muy nervioso, porque ha empezado, como los Pet Shop Boys desde NY City Boys, a ser difícil disociar al cantante y a su obra de esa condición. Por poner un ejemplo, Michael Stipe de REM también lo es, y eso no tiñe su obra ( muy deficiente últimamente por cierto ).
Querido ( amistosamente ) Rufus : eres un genio, con tus canciones y tu voz y tu piano. No dejes que la gente te mire como el gran cantante gay del siglo XXI, eso es infravalorarte, y, quizás, si empiezas a dejar que ese personaje se coma al artista, acabes como, no sé, Boy George.

Aún así, canción del día : Hometown Waltz de Rufus Wainwright.

I 6Q gràcies, et pots equivocar a la entrada que posis el comentari, però fins i tot amb aixó has tingut gràcia. Deu ser una mandolina, poder...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon