dilluns, 17 de setembre de 2012

NEVER FIDELIS


Dí de alta una cuenta en Twitter hace unos meses: @Francescbon. Lo hice, como me puse de usuario en Bananity, como tengo cuentas en Ebay y en Youtube, hasta creo recordar que en Myspace. Uno mira hacia atrás todas esas webs donde ha puesto nombres de usuario que se recuerdan vagamente y contraseñas que se olvidan totalmente y piensa que para qué. Aunque pensar justo esas dos palabras no es aconsejable. Muchos empezaron preguntándose justo esas dos palabras y acabaron sobre una mesa de autopsias con una cicatriz en el pecho con forma de Y. O sea: que no pensaba ni por asomo atender en exceso esa cuenta en Twitter. De hecho, ha estado meses simplemente recibiendo mensajes en inglés de algunos actores y actrices y músicos favoritos: Jeremy Piven, Rainn Wilson, Emannuelle Chriqui, algunos otros. Va, también Sofía Vergara, lo confieso. En algún momento del que no atino a acordarme empecé a incorporar algún periódico, algún otro medio, y finalmente, tras los tweets inaugurales de rigor, un día me encontré a mi mismo ya no replicando tweets sino creando los míos propios.
Cuando había dicho aquí que 140 caracteres era una miseria para lo que yo acostumbro a decir. Cuando en más de una ocasión oyendo el término equivalente a tweet en catalán (piulada) había encontrado ridículo el soltar una frase, como el que irrumpe en conversaciones ajenas , había encontrado casi patético ese hecho de levantar una pancarta virtual con una especie de slogan para quien quiera verla o incluso llegar a hacerle algún caso.
Pues de repente resulta que estoy usando Twitter diariamente y escribo esto algo arrepentido pues paso a darme cuenta de que esa inmediatez y esa espontaneidad que posibilita el uso combinado Twitter/Smartphone podrían estar provocando que ciertas frases y ciertas ideas que deberían acabar aquí no lleguen nunca al blog. Cuando tengo, espero, seguidores compartidos en las dos plataformas y cuando tengo, espero, potencial de crecer en los dos frentes y de urdir alguna trama para que no se solapen sino que se complementen.
Germán, a cuya contestación detallada debería dedicar un post pero creo que eso sería muy desconsiderado para otras personas, se pregunta en su Twitter @Germanynoub, para qué sirve Twitter. Yo no es que yo ya me haya auto-respondido esa pregunta. A lo mejor no hay que preguntarse tantas cosas y es mejor ir haciendo. Como una ovejita que come hierba sin pensar qué hará con ella luego. No sé si Twitter es el polvo rápido y Blogger la noche eterna de sexo sin barreras. No sé si Twitter es el resfriado y Blogger la gripe. No sé si Twitter es el titular y Blogger el cuerpo del artículo. Paro con ejemplos bobos y obvios. Sé que en tiempos de toda prisa, porque aunque algunos nos empeñemos en que no, siempre acabamos teniendo prisa para alguna cosa, Twitter permite que esa idea o esa frase o esa tontería, iniciativa o reacción a la de otro, no se escape y se pierda no se sabe dónde. El valor de eso no sé hallarlo, no soy capaz ni veo conveniente esa dinámica tan capitalista de especular con valores de todo y no invertir en nada a lo que no le apreciemos tasas de retorno. Pero de repente he encontrado que lo hago, y últimamente escribo sobre casi todo lo que hago.

8 comentaris:

  1. Yo lo uso para leer. Si eliges bien te llegan buenos datos y links geniales. Ahora, en cuanto a mi aporte, es nulo aún.
    Me llevo de acá las direcciones y los leo por twitter también.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Yo no sé si es más mérito del smartphone que te permite publicar desde cualquier sitio, cosa que me es más difícil con el blog.
      Otra vía para comunicarse!
      (Otra vía para perder el tiempo, dice mi mujer!).

      Elimina
  2. La inmediatez de la información justifica su existencia. Pero básicamente es una red de egos. Te sigo, me sigues. Digo algo inteligente, cool, gracioso. He decidido, como en el blog, poner lo que me salga, aunque sea pavo. Ser espontánea. Tal vez por eso pierda gente, pero no quiero mostrar lo que no soy. Me gusta tu comparación del sexo. A veces la reflexión en 140 caracteres alcanza, pero no calma el placer de una buena noche de sexo, o sea, de escritura. Beso!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. El ego: o levantar la mano y decir algo igual aunque nadie te dé la palabra. No sé: lo hago sin pensar apenas y eso le concederá algún mérito, no?

      Elimina
  3. Siempre que alguien habla del ego me acuerdo de Wayne Dyer y el daño que su libro "Tus zonas erróneas" me hizo en la adolescencia. Hasta entonces yo creía en un mundo simple, bellamente plano, y no, somos los agujeros del queso, la grasa del jamón, parches de tela asomados al abismo, ese abismo que afrontamos sin gafas (vaya, yo necesito gafas, seguro que Francesc no, su mirada es certera) y llenos de granos.

    Twitter me ha seducido esta última semana. Hasta ahora mi experiencia era Facebook. Dejaré pasar estos meses de idilio, de enamoramiento irracional. antes de opinar, pero la muchacha promete.

    Al parecer, debo dejar una dirección de correo-e, lo he leído por ahí. Vale. Francesc, la pongo por ahí, en el comentario respectivo, a buscar.

    ResponElimina
    Respostes
    1. creo que ese de las zonas erróneas lo habré visto un montón de veces (la portada es naranja o así, con un muñequito...) pero es que aborrezco de los libros de autoayuda. Twitter es lo que es: un kleenez pa sonarse los mocos cuando no hay otra cosa. Lo de la dirección es puramente opcional: le envié a Karina un librico para que empezase con Bolaño.

      Elimina
  4. Morí de amor con lo de "piulada"! Cómo cuernos sería en español? "Trino"? "Hoy leí un trino re copado"... no sé si funcionaría.

    Yo tengo uno también, @talita_traveler si la memoria no me falla, y lo uso cada muerte de obispo y en general para decir pelotudeces. Ah bueno, y para publicar los posts del Wordpress.

    Yo voto que para lo único que sirve es para exhibirse. Es rápido, es corto, lo podés usar hasta cuando estás sentado en el inodoro. No te digo ná y te lo digo tó.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Piulada: piensa en Piolín!! A ver, que yo estoy mu a gustico aquí, y no querría trasladar mi parroquia a Twitter, que ahí todo el mundo tiene mucha prisa.

      Elimina

Segueix a @francescbon