dilluns, 14 de maig de 2012

LA MOVIDA MADRILEÑA

Una pena : no haber ahorrado en la construcción de la estructura de ese palco.
Rato-Rajoy-Aguirre-Ruiz Gallardón-Mayor Oreja : el dream team del filofranquismo
En los mandatos anteriores, el PP no se cansó de sacar pecho sobre la bonanza de la economía española, y el fuerte tirón del sector de la construcción. Aznar era presidente, y Rodrigo Rato era el estandarte del Gran Milagro Económico. Con mayúsculas, claro. Si pudieran haber identificado el día exacto en que se produjo, lo hubieran declarado fiesta nacional (y ahora estarían planteándose quitarla para recuperar productividad). Rodrigo Rato era otro de esos elementos tan del gusto de la élite madrileña: si hasta tenía una sobrina casada con un famoso torero. Eso es lo más. Se sacaba dinero de donde hacía falta, para construir cosas que no la hacían en absoluto. Todos los indicios hablaban de burbujas, de estallidos, de sobrecalentamientos, de peligrosas corrientes de fondo. De concentración de riesgos, de polarización contrapuesta a diversificación (pues toca eso cuando no se habla de especialización contrapuesta a atomización). Los indicios, que deben ser como la inspiración, acertaron.

Como diría Kiko Amat, "cosas que hacen BUM".

Entonces Cajamadrid, una caja de ahorros (la más grande de todas ellas) particularmente expuesta en la cuestión clave en esa bonanza (o sea:  una ecuación sumamente perversa que podríamos sintetizar como especulación*corrupción*promoción*construcción*comercialización, todo ello elevado a *comisión) hacía cosas de lo más pintorescas. Patrocinar exposiciones de artistas desconocidos (seguramente miento: la mayoría debían ser hijos díscolos, o conocidos de hijos díscolos, de dirigentes y familiares de la propia entidad, a los que se otorgaba la oportunidad de ver si su onda bohemia les permitía ganarse la vida, o arrambar con algo de dinero). Aportar dinero a fondo perdido para subvencionar bizarras giras de compañías de zarzuela (sí; un género, como muchos, a preservar, pero ya exclusivamente enfocado al geriátrico y a jóvenes confinados a cuidar de sus bisabuelos y de sus colecciones de discos en casas remotas sin conexión a Internet). O construir la sede de Cajamadrid en Barcelona. He estado varias veces en ese edificio: fuentes y jardines en su interior, ascensores de cristal, opulencia: o sea, malgasto y desperdicio de dinero y metros cúbicos simplemente para demostrar a todo el mundo la pasta que movemos.
Así que pasados no muchos años (años, eso sí que incluyen el temido 2008, veáse Margin call), el mismo Rato (nuestro ministro del primer párrafo), que ha creado ese espejismo económico (al amparo del cual el país se ha llenado de mano de obra de construcción ávida de cobrar 4000 euros netos al mes por trabajar a destajo en la construcción de faraónicas urbanizaciones, menospreciando cualquier tipo de formación que les aporte alternativas al aprovechamiento de ese Eldorado), recibe, tras ser defenestrado por el FMI (otra perla en el currículum), el premio de la presidencia de la entidad. Que toma la forma de un banco que tiene una participación en otros, que compra cajas de ahorros en dificultades (como diciendo que ellos no las tienen). Le llaman Bankia, que los nombres con muchas "a" molan porque desprenden valores positivos. Que sale a bolsa. Que, con el nuevo nombre o el anterior, sigue metida en todos los asuntos más extraños: presta casi 90 millones de euros para que el Madrid fiche a Cristiano Ronaldo: el equivalente a negar 500 hipotecas promedio a otras tantas familias promedio españolas).  Es el brazo financiero del PP que ha convertido la comunidad de Madrid (tras convencer a su antiguo cinturón rojo de que el ultraliberalismo es la nueva fe inquebrantable) en su patio de recreo y solaz. Previsiblemente, en el momento turbina, en el momento que, en medio del caos global, se dan cuenta de que, globalmente, han tomado garantías de X para conceder préstamos por 3X o 4X (cómprese un Touareg, a no ser que le guste más el Cayenne - no necesitará los dos??, ... porque con el X5 ya no se puede ir a ningún lado), en ese momento justo, la caída del sector inmobiliario acaba de estropearlo todo. El dinero se ha evaporado: está en cajas de seguridad en bancos, aquí o en la quinta puñeta. Está en cuadros carísimos colgados en domicilios de muchos metros cuadrados. Está pagando casas que tienen cuatro personas de servicio por cada una que habita en ellas. Está en balances de situación de las empresas, bajo el epígrafe "pérdidas del ejercicio".
A Rato, que ha dimitido voluntariamente, le han regalado (inúsito) más de 1 millón de euros de indemnización. Cobraba, hasta hace meses, más de 2 millones de euros al año, por su provechosa gestión de hacer que su provechosa presidencia acarrease a su entidad una necesidad de 7.000 millones, de momento (dicen que puede multiplicarse por un mínimo de 5). Traspaso esa proporción a empresas que conozco. En CEO que cobran unos 200.000 euros año, y que ocasionasen a su empresa necesidades de 700 millones de euros (es decir, la facturación bruta de unos 23 años de actividad de esa empresa a pleno rendimiento). Me pongo las manos en la cabeza. Traspaso esas cifras a todos los recortes en educación y sanidad que se imponen por doquier. ¿Bajé las manos de la cabeza de la frase anterior?. No. Siguen ahí.

Lo más curioso es que prensa que defiende a estos tipos se esté permitiendo el lujo, hace bastantes días, de desprestigiar y tirar porquería sobre movimientos ciudadanos (espontáneos, precarios, desorganizados) que ponen de manifiesto esas pésimas gestiones. Ignorándolos, ridiculizándolos, publicando encuestas sesgadas (que son respuestas a preguntas más sesgadas, todo muy sibilino). Anteayer fue 12 de mayo (por tanto, mañana es 15), las manifestaciones convocadas se produjeron y el mundo no se ha hundido (al menos, no más de lo que ellos se han encargado de que se hundiera ya). Aunque en algo estoy de acuerdo con ellos: el 15 de mayo no sirvió para nada: cierto. A veces, lo que no se consigue con una palabra, se consigue con cuatro gritos.

Para los foráneos: perdón, hablando de deudas, hay cosas que uno se debe a sí mismo.

1euro = 1,30 US$, aprox.

9 comentaris:

  1. La prensa no es que defienda a estos tipos y ridiculice a los que ocupan las plazas (con permiso), la prensa también es empleada de los mismos capitalistas que pagan a esos tipejos con puestos políticos.
    Hoy por la mañana escuchaba como el representante del PP en Valencia se quejaba de que "ellos ocupan la plaza, hacen lo que se le canta el forro (SIC) y somos nosotros los que decidimos que hacer con la plaza porque nos han elegido). O sea que, pobre infeliz, no entiende nada.
    Por otro lado, creo que la movida madrileña no debe ser muy diferente de la movida Barcelonesa. Todavía yo no me olvidé de Millet y la boda de su hija y, de nuevo hoy, Durán acaba de ser reelecto.
    La casta política de Madrid y Barcelona, la de Turquía y Burquina Faso tienen más cosas en común entre ellos, que las que puedan tener ellos mismos con la gente que los vota o votan a otros que los reemplazan y asi...
    Yo se que a muchos no les va a gustar lo que viene, pero que me demuestren lo contrario: Sin violencia no hay cambio.
    Porque ¿quién cree que van a ceder el poder y sus riquezas? ¿alguien cree qyue van a tomar conciencia o culpa por la desesperacion de la gente que los rodea? No, a esta gente hasta que no les revienta el tema en la cara siguen y siguen....

    ResponElimina
    Respostes
    1. Bueno: en primer lugar La movida madrileña se ajustaba a ese título. Claro que en Catalunya no nos hemos librado de tipos de semejante o mayor catadura. Millet... al que habrá que reconocerle un tiro genial: exigirle a su consuegro que le abonase la mitad del coste de la boda de la hija, que se había encargado de que el Palau sufragara... nadie es tan genéticamente ladrón. Aún así: en su casa, tan ricamente.
      Durán es una de las cosas más peligrosas que existe.
      Y estamos de acuerdo: por eso menciono lo de los cuatro gritos cuando la conversación civilizada no sirve de nada. Si hoy el día no hubiera estado tan liado me hubiera acercado a la Plaça Catalunya a ver de qué va este tema, y a por inspiración, pues el tema de las acampadas me dio para unos cuantos posts hace un año, cuando ni imaginaba qué, y a quién, estaría escribiendo hoy. Igualmente, Germán, no tengo suficiente.

      Elimina
  2. Creo que fue ayer que una amiga me pasó este genial video que explica como reviente esa gran burbuja. Lo comparto, aunque capaz que ya lo conocen.

    http://www.youtube.com/watch?v=WcbKHPBL5G8

    ResponElimina
    Respostes
    1. Sí, ya hace meses que ví lo de Españistán (por cierto, hecho por un catalán y con una especie de segunda parte ya circulando).

      Lo jodido es que Bernardo Aldabalde, amigo uruguayo residente en Barcelona, descendiente de vascos, como, supongo, tú, casi lo predijo paso a paso.

      Gracias por leerme (y por hacer que yo te lea, je je).

      "La voluntad de las personas es lo único que hay que pinchar para que se infle".

      Ja ja.

      Elimina
    2. Sí, también vi la segunda parte. Está genial por como está explicado de manera sencilla y es muy entretenido. Como "La historia de las cosas", que también es muy bueno.

      Gracias a vos, hermano!

      pd: sí, soy de descendientes vascos, pero el otro día le iba al atleti! (?)

      Elimina
  3. Che... Se ha vuelto todo muy violento por ahí?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Violento?? No tiene por qué. Si acaso un poquitín visceral, que es algo que echo en falta.

      Elimina
  4. Se ha vuelto todo muy violento por todas partes, ¿no?
    Y no somos nosotros los responsables...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si no empezara a hacer calor por Barcelona, diría que este verano iba a ser movido, pero mucho calor nos "aplatana", como decimos por aquí, y yo no he visto aún hacer ninguna revolución desde la playa.

      Elimina

Segueix a @francescbon