dilluns, 3 de gener de 2011

CIRUGIA ESTATICA

Control de la competencia. Encuentro otros blogs sensiblemente más currados : links por doquier, fotos, secciones, y por tanto : anuncios, dinero. No sé si eso es lo que yo quiero. Pero hay que tomar nota. Aunque mis recursos son limitados : a diferencia de en otras cosas más empresariales, aquí no creo que funcionase lo de trabajar en equipo : quizás no ayude el calificar el gusto medio de la gente para el ocio como atroz por lo general. Esto es algo de lo que no debo vanagloriarme pero es así. La individualidad y la singularidad aquí pesan lo suyo. No en vano desde aquí, y esquivando en lo humanamente posible mitomanías absurdas y mayoritariamente inmerecidas, se ensalzan obras tras las cuales siempre hay individuos. Lo del trabajo en equipo está bién pero ese caramelo se lo cedo íntegro a los gurús de los aburridísimos manuales de management. Soy de la idea que un potente argumento de venta es que el otro tenga necesidad de lo que vendes y dinero para pagarte.
Centrándome : había pensado estructurar el blog semanalmente en secciones. Dedicar a libros, a cine, a series días concretos. Vaaa, también a política !!. Por un momento imaginé que ésto podría generar otro tipo de dinámica. Pero no, esto no es una revista que se edita. Esto va sincronizado con mi errática cabeza. Y en lo referente a ocio, el caos campa a sus anchas. QED. Interrumpo voluntariamente el visionado de Boardwalk Empire, para otorgarle la atención que se merece, pero en cuanto puedo descargo el tercer episodio y me lo zampo bién calentito: palabras mayores, y nueva prueba de que el formato serie puede, y mucho, beneficiar cuando se dispone de presupuesto y algo muy consistente entre manos. Pronto para decirlo, pero Boardwalk Empire puede ser tan enorme como quieran los que la hacen, pero es importante que sepan contenerse y no empacharse con todo el juego que puede dar : máximo tres o cuatro temporadas . Buscemi : tocando el cielo.
Entonces me enganché con Carnivale : problemas técnicos me impiden verla al ritmo programado, aunque también hay grandeza ahí. Y por ese motivo, y por una apresurada reseña leída, voy y me descargo y me zampo en una sentada los seis capítulos que constituyen la primera temporada de The Walking Dead. Lo siento. Esta no es para tanto : buen entretenimiento, ciertas referencias gore, cierto aire a lo Lost en esa configuración del grupo, pero una vez la has visto la olvidas tan rápidamente como la has consumido. Me la imaginaba más grande, por la aclamación.
Y en medio de todo esto aún me ha dado tiempo de empezar dos películas a la vez : The prestige y Two lovers, y de disfrutar con la frescura, la hilaridad, y la transgresión enmascarada de los cómodos ( veinte minutos ) capítulos de la cuarta temporada de The Big Bang Theory. Si estos días dan para excesos de todo tipo...
Y por alusiones : 6Q, no sé que triunfitos van en Hair ( mis tres más odiados no son cantantillos sino instigadores : Angel Llàcer, Manu Guix y Nina ) pero claro que el hippismo está tan trasnochado ( mis hijos ya lo asocian más a anuncios del Canal+) o incluso más que el punk. Disfruta con lo que te gusta, disfruta aún más ( no sé si has notado que yo lo hago ) destrozando lo que no te gusta, pero todo forma parte de la vida.
Y ya hemos empezado el año, oficialmente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon