divendres, 15 d’octubre de 2010

EL DERECHO A PONERSE BLANDENGUE UNA VEZ EN LA VIDA

Veríamos lo que sacaría un psicoanalista de un post como éste.
No soy una persona muy simpática. Considero normalmente la definición de una persona simpática como la de un tío que va por la vida sonriendo con cara de gilipollas, da caramelos a los niños ( pues menuda denuncia le meto si se los da a los míos, vamos !! ), ayuda a los ancianos, entra en las tiendas soltando unos saludos exagerados.
Ahora bién, tampoco soy un sociópata. Este mediodía, el término exacto se me ha escapado de la cabeza, hablaba de "superar fases", en el sentido de que tenemos cierta tendencia a "renovar" las amistades a través de, digamos, etapas que vamos quemando. Amigos de la escuela, del instituto, de la universidad ( los tíos de cierta edad añadiríamos, "de la mili"), de aquella primera empresa, de las otras, de la que estamos ahora. Luego hay vecinos, amistades de veraneo, amistades presentadas por otros, y el círculo se difumina. Amigos por tener hijos amigos de los tuyos, de la escuela, del parque, del equipo de fútbol.... lo piensas detenidamente y sale gente por todas partes.
Y con tanto desfile, yo diría que tengo no más de cinco o seis amigos de veras, y muy pocos de largo recorrido. Otro problema mío, bastante patético, es mi enorme dificultad para trabar amistades del sexo opuesto. Vamos a dejarlo en que la gran mayoría de las veces la acabo cagando. De este último tema no voy a decir nada más.
El caso es que hoy, estoy preocupado por alguien a quien considero un amigo : de esos cinco o seis que menciono. Está agobiado, está superpresionado, y eso le está minando. Quien pueda deducir de quien hablo, me gustaría, de verdad, que no se prestara a "fer safreig". Tengo un, seguramente absurdo, sentido de la lealtad, que hasta ahora no me ha fallado nunca, seguramente por eso que menciono arriba : no soy simpático, luego no arremolino a la gente a mi alrededor ( menos en el office a comer, verdad, Y ??), por lo cual, y que no suene a soberbia, suelo frecuentar a las personas con las que me siento afín. Y ver a un amigo jodido, me está jodiendo.

1 comentari:

  1. Hablando de amistad. ¿Has visto la obra teatral Arte?
    La vi por Ricardo Darín hace unos años.
    Si vuelve y alguien no la ha visto, tomad nota y no os la perdáis.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon