diumenge, 17 d’octubre de 2010

THREE FLOOR AND ONE FLOOR TAMBIEN

Antes de la eclosión definitiva, a principios de los 90 ( por cierto, cómo le llamaremos de aquí un tiempo a la década del 2000 al 2009 ??), de la música electrónica, la mayoría de la música contemporánea era vocal, y en inglés. Por lo menos la de mayor acceso, en parte gracias a la existencia de la MTV ( hoy en franca decadencia ), en parte por el prolongado período de inercia del cual viven UK y USA como mayores mercados de industria y consumo musical. Qué consiguió el fenómeno de la música electrónica ?. Entre otras cosas dignificar y normalizar la música instrumental, por encima de las estructuras habituales en el pop ( estrofa+estrofa+estribillo+puente+estrofa+estribillo ). A partir de cierto momento esto se hizo tan normal que incluso artistas más o menos convencionales contrataban remezcladores para que metieran mano en su material, a costa muchas veces de despanzurrar de tal manera los temas originales hasta un punto que no los reconocería ni su santa madre. En esa época, y junto a otros que no me vienen tanto a la cabeza, los dos grupos de referencia eran Underworld y Orbital. Dos grupos a los que, 15 años más tarde, podríamos decir que la inspiración se les acabó ( también les ha pasado a los Stones, o va alguien a discutirme que los Rolling Stones hace más de veinte años que dejaron de ser una banda de rock para ser un espectáculo de aerobic ?? ). Pero que en esa época nos dejaron cosas como éstas.

Otra repercusión de ésto fue que la gente dejó de prestar atención a ciertas letras de canciones ( algunas muy sonrojantes si las sometemos a una traducción literal ). No sé si ésto tiene que ver con el hecho de que muy poca gente acceda al gratificante hecho de aprender una lengua oyendo música cantada en ella. Yo así empecé a acceder a mis primeros conocimientos de inglés.

El título de este artículo es la frase que, delante mío, el otro día perpetró ( hacía un monton de blogs que buscaba un pretexto para usar el verbo perpetrar : me encanta !! ) el empleado de seguridad de un centro comercial de primera línea en pleno centro de Barcelona ( dónde la densidad de guiris / m2 sólo es comparable a la de carteristas dispuestos a desplumarlos ). Supongo que le debieron preguntar en qué planta había alguna cosa ( eso no lo oí ) y el tío ( que a lo mejor lo poco que sabe lo ha aprendido ahí, tampoco hay por qué ensañarse ) le contestó : Three floor, and one floor también.

Me gusta ser europeo, o sea, formar parte de este tinglado (va, tiraros encima mío por considerarlo incoherente con mi independentismo catalanista ). Aunque creo que Europa es un invento, un intento ( no es un juego de palabras, pero valdría ) de emular la grandeza USA a base de meternos a todos en un saco común. Pero la cosa aún queda forzada : no superamos la barrera, enorme barrera que es la disparidad lingüística y cultural, por no hablar de la difícil afinidad que puede haber entre un habitante de las Islas Canarias ( por cierto, archipiélago africano encantado con que los españoles lo tengan invadido, que empiecen las hostias ya ), y uno de alguna fría zona del norte de Polonia. Súbitamente, hoy leo en La Vanguardia que algo empieza a servir de magma aglutinador a los europeos : nuestro mosqueo con determinada inmigración ( a la que estamos metiendo peligrosamente en el saco integrista ), que empieza a cruzar fronteras : Sarkozy y los gitanos, los alemanes contra los turcos, Austria, Suecia, Holanda.

Para que veamos : tiendo ( pero consigo evitarl llegar a hacerlo ) a estar a punto de decir que el amor es un idioma universal. Algún cursi ha dicho que ese idioma universal es la música ( puede que suscribiese la idea pero que alguien cambie esa expresión ). El Dr. Zamenhof creó el esperanto, esperando ( otro horroroso juego de palabras, dadme caña ya !!) que se convirtiese en eso ( idea más olvidada que el hula-hoop ). Pero visto lo visto, el único idioma universal es el odio ( pero la ignorancia y la intolerancia amenazan su liderazgo ).

Bona nit.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon