dimarts, 26 d’octubre de 2010

DONDE NO LLEGUE YO, LLEGARA 6Q



Ya sé que estoy pesadito pero resulta estimulante ( ya lo he dicho varias veces ) recibir esos refrescantes comentarios que refuerzan la red de influencias, que te hacen sentir que al otro lado del hilo hay gente a la que le das el suficiente input para obtener respuesta, para clickar en comentario y decirse a sí mismo : ahora qué le pongo a este tío.

Esta es la situación : reunido conmigo mismo, previa ronda de consultas más o menos tendenciosas con amigos y amigas reales y virtuales, decidí, el pasado domingo, cambiar algo las cosas. Largo de explicar, y he de saltar partes, pero uno de los temas es : debo intentar ser menos negatifo. Y la verdad es que me está resultando difícil, de momento, encontrar temas e inspiración en algo que no sea mi clásico varapalo a alguna de mis (excesivamente numerosas ) fobias. En qué me convertirá esto ??. No sé. Me viene a la memoria cierto capítulo de Friends dónde todos mencionaban a un amigo muy divertido, al que invitaban a una fiesta para comprobar que se había convertido en el mayor muermo del planeta : simplemente había dejado de beber. Seré un tipo diferente si no supuro un par de barriles de bilis en cada estrofa ??. Seré el muermo de la fiesta ?? Vosotros diréis.

Y de ahí el título : 6Q mencionó Trainspotting : ya la he recordado alguna vez, pero para mí Trainspotting es un ícono. De hecho, es de las pocas películas en que he caído en la trampa de la Edición Especial en DVD - otra es Apocalypse Now, otra es Donnie Darko, y me pasé como cinco años esperando algo que nunca llegó : que Tarantino se decidiese a empalmar Kill Bill I y Kill Bill II en una utópica nueva historia con escenas extras y esas cosas que tan de cabeza nos traen a los fetichistas.
La edición especial de Trainspotting no es que tuviese muchas cosas, pero mencionaría una toma especial de la famosa entrevista de trabajo a Spud ( por cierto, clavado al segundo entrenador del equipo de fútbol de mi hijo ) , aunque esta vez se la hacen al mismísimo Renton y le preguntan por los saltos temporales que su CV muestra.
En su momento se críticó su excesiva crudeza y cierta ligereza en el trato de las adicciones a las drogas duras : me aburro, luego me chuto. Quien les diría que, pasados unos años, un par de angelitos como Pete Doherty y Kate Moss lanzarían eso del heroin chic. Para heroin chic las prostitutas yonquis que veo cada mañana cuando paso cerca del cementerio de Montjuïc con el coche, camino del despacho. Quién puede acercarse a éso. En todo caso, desde su dinámica escena inicial, pasando por cada una de sus memorables situaciones, acompañados de esa voz en off...yo elegí no elegir...

La entrevista de trabajo a Spud
La dieta de Renton para la prevención del mono
El WC más sucio de Escocia
La sábana donde durmió Spud
Las poses macarras del amigo del bigote ( de ése no recuerdo el nombre)
La obsesión por James Bond ( de otro del que tampoco lo recuerdo )
Atomic en la discoteca ( la música ha cambiado )
La curiosa casa de la chica que se cepilla Renton
La sobredosis, la puerta del hospital ( y Lou Reed cantando de fondo)

En fín, consciente que soy de los curiosos engranajes que me unen a las cosas que me gustan ( como retener diálogos en las de Tarantino ), no recuerdo retener con tanta nitidez detalles de muchas películas. Pensaba, pues, que era yo. De hecho, hasta hace una horita, pensaba que hoy volvería a daros el salto. Pero un socio me lanzó esta asistencia.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon