dijous, 2 de setembre de 2010

SONO MOLTO CONTENTO

Menudo título :
1. Realmente Ibrahimovic no pintaba nada en el Barça. A Milan a ver nubes !
2. Italia y los italianos. Pásate un día traduciendo un plan contable italiano y querrás atropellar a los motoristas del TelePizza.
3. Estaba floooojo . Pero la BB sonó y me enseñó un mensaje en FB. Oh la là, ésto se internacionaliza aún más ( hasta ahora corrían por aquí unos cuantos catalanes y algún español ). Bienvenida Srta. MB a la que tendré que buscar un nick que le haga honor, si es posible, y no me voy a embalar que es novia de un buen amigo y éste blog es público.
Mira por dónde me doy cuenta que las emociones no son buenas consejeras de la inspiración. Estoy con demasiadas cursilerías en la cabeza.
Tirando de archivos descubro que me propuse escribir algo sobre Generation Kill, mini-serie que el equipo de The Wire hizo sobre la invasión de Iraq, que hoy, por las informaciones de los medios, se ha dado por acabada.
En Generation Kill, para empezar a diferenciarla, casi todos son blancos. Aquí la dificultad para diferenciarlos estriba en que todo son soldados uniformados. En la serie no sale, que recuerde, ni una mujer. Todo son jóvenes americanos invadiendo cansinamente un país, conduciendo Hummers, cargados de arsenal caro y sofisticado, pero sin oportunidad de usarlo. Se aburren y no saben qué hacen allí. Parece ser que la serie refleja muy bién lo que ha sido esa guerra que los americanos han decidido terminar hoy ( como decidieron empezarla ) sin acabar de definir si creen que la han ganado o no. Veremos que dejan atrás ( además de 110.000 cadáveres muy desigualmente repartidos por bandos ). Yo no soy anti-yanki, para nada. Ese país ha inventado unas cuantas cosas que merecen la pena, para empezar son los principales promotores de la cultura de la información que permite, entre otras cosas, que yo escriba y alguien en la otra punta del planeta pueda leerme, ya esté sentado en el sofá de su casa o arreglándose para ir a Pachá. No hablaré de la Coca-Cola, aunque parece que es la dosis justa de cafeína para que despierte. Sí podría decir que la gran mayoría ( y eso es muy cercano al 100% ) de las series que me han gustado de veras ( suena mexicano ), son americanas. Crecí, hasta eso de los 16 años, convencido de que no había nada que me pudiese gustar más que el humor inglés. Luego empecé a notar que los seriales ingleses ( esos ligeramente de época y con grandes trabajos actorales) no me enganchaban. Y ahora me doy cuenta de que, aunque los engullo sin malas digestiones, los que he visto ( The office, la inglesa, Extras, Life on Mars, The It Crowd ) nunca llegan a motivarme tanto. Pase que hayan decidido adquirir una estética más feísta, pero creo que el tono gris del tiempo de UK acaba tiñendo de tristeza esas series. Parece que todo es más intenso en Baltimore, en NY, en LA...
Bueno, a ver qué tal me porto este fin de semana ahora que vuelvo a escribir aquí. Este es un viernes que esperaba mucho estos días. Hay que agarrarse que vienen curvas.
Y esta es una canción que ya salió por aquí, y recomendaría a quién tenga unos buenos altavoces que la ponga bien alta, pues esos golpes de bajo a partir de los 16 segundos son difícilmente resistibles. Son franceses y siempre salen en las pelis de la Coppola.

3 comentaris:

  1. Quiero saber el truco.
    ¿Como te lo montas para ver las series?
    YO NO SÉ HACERLO
    Los Soprano me absorbieron meses, y me dejaron con mono. Ahora que intento quitarme me vienes con The wire, y estoy casi convencido a la vez que acojonado.
    En fin, ya te contaré...
    6Q

    ResponElimina
  2. Hey, ya ando por aquí en mi excursión. No vi The Wire, pero como llegue al post 500 ya será que la abre visto de tanto que la comentas. De veras que te ha gustado esa serie, parece (bueno, por lo menos te encantaba 2 años atrás)

    ResponElimina

Segueix a @francescbon