dilluns, 9 d’agost de 2010

MUCHAS FELICIDADES ( NUMEROLOGIA # 2)



Esta es la 50ª entrada, es decir "bodas" de oro, del blog. Debería haber preparado algo sonado, pero es agosto, e improvisaré. Además, he decidido libremente, entre otras cosas, limitar endogamia, no aplicar autocensura, aceptar que hay más política de la que quería, menos sexo ( nos pasa a todos ), menos música, y ayer casi empezamos un conato de experimento sociológico ( qué devaluado está este término, madre mía ), con el temita de la Belén Estebán de los cojones.
El número 37 es un número primo. Invertido, el 73 es otro número primo y ésto no es muy usual. La diferencia entre estos dos números ( que lógicamente es un múltiplo de 9 ), es 36, justo el número anterior a 37. Pasar de un número a otro es una cuestión de avanzar, lo cual hay quien encontrará sencillo o simplemente imposible. La suma de 37 y 73 es 110, diez veces Once. Suerte, te la mereces.
Si despues de esta disquisición aún queda alguien despierto, repaso deudas actuales que impedirían cerrar el blog en esta cresta álgida de la fama en la cual estoy subido.
Debo a todos la segunda parte : Por qué la sesión de Goldfrapp cambió mi vida.
Debo a La chica Burlesque : Una entrada sobre Sofia Coppola, su gran gusto musical, et al ( olvidando como casi carga The Godfather III por su escaso talento como actriz )
Me debo a mí mismo : Como mínimo, porque quedó incompleto, una explicación de la mutación que se produjo en Depeche Mode a raíz de la marcha de Vince Clarke.
Ahora, una vez vuelvo a constatar que ciertos prólogos de las entradas son más largos que lo que prologan.
Volví a mentir ( o me equivoqué o me engañé... son meros matices ). Ví ( tercera vez ) un sólo primer capítulo de Mad Men, pero surgió Sons of Anarchy. Ni me van las bandas ni las Harley ni el boogie-rock grasiento, pero ojito con esta poco conocida serie. Los cinco capítulos que he devorado ( llevan dos temporadas ), muestran detalles de algo grande, ojo, no tanto como The Wire o The Sopranos ( seguid sin verlas, seguid, cuando las veáis sólo os quedará, como a mí, la sensación de perder el tiempo cuando veáis otra cosa ), pero podría, veremos por dónde se aventuran los guionistas, llegar bastante arriba. Así que, tras unos días, pongo, en su homenaje, una imagen en la entrada, no saquéis conclusiones erróneas. Seguiremos hablando.

No querría darle a las cosas más vueltas de las que se merecen. Ser uno mismo a veces no tiene nada de sencillo. De los motivos que últimamente me tienen intranquilo, el más acuciante lógicamente es la contemplación de la mala situación económica, y como ello afecta a las empresas. Por qué esta pasando todo ésto, sólo espero que, por poner un ejemplo, los grandes bancos paguen alguna vez la que han liado. Hayas dejado o te hayan dejado ellos el dinero, la sensación de hacer el primo es indeleble. Facebook, que todo lo tiene, no tiene ningún grupo, salvo algunos muy ingenuos, de oposíción frontal a la política de las grandes entidades financieras.
En fín, como no aclaro nada, acabo, de momento, hoy.
Pero tras unas horas, y visto lo soso que está quedando, vuelvo a añadir más cosas ( he tirado de archivo ) . La palabra desconcierto no recuerdo ( un día haré un compendio ) si ha salido mucho por aquí. Tengo cierta tendencia al desconcierto, y ello probablemente sea producto de sacar demasiadas conclusiones de cosas que aparentemente son sencillas - casi - binarias. Tengo ya el libro que comenté hace unos días, el que compendia diez artículos sobre The Wire. Magnífico, sensacional, menos un artículo ( de un profesor madrileño de filosofía ) que se excede en cultismos y en erudición y, bueno, te pierdes con el marasmo de referencias todas ellas arraigadas en la noche de los tiempos y en lo más granado del sophos de la especie humana. Resultado : bien, hablar, discernir, analizar, pero lo mejor es encontrar otra vez el momento, volver a ver la serie. Y me ha hecho pensar ( y me he desconcertado ) : en general, y particularmente, en este blog : seré un nerd, un geek un freak ? disfruto más a ) con lo que me gusta, o b ) con comentarlo y analizarlo ?: Hoy diría A, sin duda. Y no es lo lógico tras comprar el libro.
Lo siento, no puedo callarme : entiendo ciertas decisiones, pero también me desconciertan.
No me gustan tanto Miranda ( cierto lugar común) para dedicarles la canción del día. De hecho repetiré, por primera vez, una canción que evoca algo tan privado que es completamente secreto ( ya lo decían los Smiths : "all men have secrets"), buena canción, extraña letra, extraño día. Como volver de vacacaciones el día de tu cumpleaños.

2 comentaris:

  1. felicidades Y!. Nos sentará muy bien la repostería variada de este viernes...
    El tema Esteban me tiene desconcertada. Porque la llaman la princesa del pueblo?porqué la gente defiende a una barrullera, choni, drogadicta, que se lucra con su hija y lo que es peor.. es taurina!!! solo por eso debería ir a la horca.Pero tranquilos todos que torres más altas han caído y cuando llegue ese día seré feliz. Saluditos L.

    ResponElimina
  2. Bueno si la llaman la princesa del pueblo razón de más para ser republicano. Yo soy más partidario de la guillotina.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon