diumenge, 8 d’agost de 2010

VOY A PASARMELO BIEN

Aclaremos primero :
Aunque un día me decida a revelar el orígen de algunos sumamente crípticos títulos de entradas que he ido poniendo, sé, repito, soy absolutamente consciente de que el título de hoy coincide con una horrorosa canción ( cual no lo es, eh ? ) de un espantoso, abominable grupete madrileño llamado los hombres G ( me niego a usar las mayúsculas para nombrar a semejante gentuza ). Nada. repito, nada, cero absoluto, que ver. Pero despues de tantos días, con un teclado de 102 teclas para mí solito, sin dejarme las yemas de los dedos para poner acentos o eñes ( repito, eñe, eñe, eñe ), estoy desbordado, no sé ni por dónde empezar ni como acabaré, pero pienso disfrutar. Eso sí, aviso, tengo que dejarme algo para mañana, sí señor. Primer pre-aviso.
Los hombres G, por cierto eran unos niñatos hijos de señores más o menos de la "cultureta" madrileña, clase acomodada, y que se colgaron la guitarra, o lo que fuese, con la única intención de cepillarse a unas cuantas con el rollo "soy rockero". Otro día hablaré, no merece la pena perder el tiempo, merecen la muerte ?, la social, la creativa, la artística ( si alguna vez vivieron ), claro que sí, ya, por favor.
Un buen caso de relevo generacional bién enfocado es Sofia Coppola. Sí, señorita Burlesque, sólo una respuesta a tu comentario ( despues de tantos días en dique seco, echaba de menos un feedback de alguien ) no es suficiente ( pues sé que una señorita Burlesque no comenta por "pena", esa palabra no existe en su vocabulario ), así que, aunque me había olvidado de mencionarla, Sofia Coppola tendrá su extenso comentario, someday, maybe soon.
Tras este pequeño prólogo :
Prensa que leo en días normales : La Vanguardia, a veces El País, muy esporádicamente El Periódico
Prensa que leo de vez en cuando, por muy curiosos motivos : El mundo, La Razón
Prensa que no leo nunca : ABC
Ayer un conocido que tiende a hacerse amigo me decía que, a pesar de cierta tendencia pelín burguesa-conservadora, La Vanguardia es un periódico intrínseco al hecho de vivir en Barcelona y alrededores. Y escribe Quim Monzó. No es poca cosa.
La Razón es un panfleto que te pone de muy mala leche, cómo cargan, se encarnizan al primer pretexto contra todo lo que no es Español+Derechista+Ultracatólico+Centralista es, reto a quien sea capaz de demostrarme lo contrario, indignante. Para colmo, conozco al subdirector, flipo, pero flipo de verdad que alguien pueda defender semejante ( y sabéis lo que dosifico aquí palabras malsonantes ) saco de mierda.
El mundo ( del siglo XXI), disimula un poquitín más que La Razón, su maquetación es como más moderna, aunque su tejido ideológico también acaba saliendo a la luz. Derecha, PP, acoso al gobierno.
El caso es que el otro día leí que en una encuesta de este último medio, los dos primeros personajes más odiados eran, por este orden, Josep Lluís Carod Rovira ( ya estamos todos, y voy a saltarme por hoy el tema político ) y ( lo juro, me he pensado mucho mencionarla por primera vez en mi blog, pero no me va la auto-censura ) Belén Esteban. Entonces, y, repito, olvidemos al primero, hoy no toca hablar de política, me he quedado como incómodo. Odio a Belén Esteban, cualquiera que me sugiera apuntarme a cualquier grupo en FB proponiendo vetarla, encarcelarla, deportarla, fusilarla, quitarle a su hija, lo que sea peor, cuenta con mi agregación entusiasta, pero, por qué comparto ese sentimiento con los lectores de un periódico como El mundo ?.
No la trago por vulgar, por maleducada, por creída, por usar a un menor para ganar dinero a su costa, por representar ese cliché de la pareja del toreo, por ególatra, por menospreciar a la gente, por zafia, por haber parido ese subgénero basado en no dejar a la gente vivir su vida... pero no sé si en eso coincido con los lectores de El mundo... yo no la trago desde la izquierda, y ellos desde la derecha, por ser una choni venida a más que se está forrando, cuando otras señoras de más categoría se lo merecen más que ella ?. En fín, si hay comentarios, conociendo al público, supongo que vamos a tener poquita polémica. No cierro el tema : zapeo y me quedo parado viendo y oyendo, como paralizado ( estuve a un tris de decir "fascinado") ante tanta basura, igualito que leo un artículo de Alfonso Ussía para apretar los puños de indignación, por enésima vez, o un pasaje de Mein Kampf, para alucinar como se pudo hipnotizar a las masas y llevarlas, literalmente, a cualquier lado.
"Music for the masses" fue el penúltimo ( el último fue "Violator") gran disco de Depeche Mode. Menos depurado, con una producción un pelo más estridente, alberga muchas grandes canciones, y ( en mi opinión afortunadamente ) la banda aún se decantaba más por el sonido de sintetizadores que en sus posteriores devaneos con las guitarras.
Como fui diciendo los días que estuve fuera, poca música oí. Para mí, y es imposible no sonar pretencioso, la experiencia de la música no es algo ligero. Veo imágenes, amplio mis sentidos, capto cosas que antes no, cuando oigo determinada música que ( premio al estereotipo ) toca la fibra.
Para demostrar el nivel de enajenación, decir que estos días, el sonido que más se ha fijado en mí cabeza, ha sido esta versión colgada en Youtube de un tipo que, con cuatro cacharrines, versionea a Depeche Mode, con un respeto religioso ( no canta, son instrumentales ) por las bases, por la filosofía, por esa herencia tan visible, sin las voces, de Kraftwerk. Aquí le toca el turno a Get the balance right, con ese complejo ritmo, cuasi-marcial. Podéis buscar la original, claro, que bastantes debemos sabernos de memoria, pero, a este rendido admirador homenajeando reverencialmente, oigámosle también, toneladas de empatía chaval, no sé tu jodido nombre, ( te haces llamar Me o DX5) pero we salute you. Y a Iban Didac Hair por recomendármelo, también.

1 comentari:

  1. Hola Bon,
    Avanzo que estoy de acuerdo en prácticamente todas tus opiniones referidas a periódicos, libros y vida en general. Pero no escribo para hacerte la pelota, pues seguro que no quieres eso. Lo hago para criticarte (de bon rotllo!). Y es que veo mala leche en muchos de tus comentarios. En casi todo estoy de acuerdo contigo, menos en eso.
    Yo me la he sacado de la mochila.
    Para sentirse vivo, es importante meterle pasión a las cosas y participar de ellas. Pero con los años (tú los llamas en otro blog “perspectiva”), veo que voy a acabar en el mismo sitio con mala leche o sin ella. Mis opiniones sobre Belén Esteban son probablemente más radicales que las tuyas, pero ya no pierdo ni un minuto en discutir sobre ello. Intento prevenir a mi crío sobre este tipo de información y lo oriento sobre lo que es. Un producto que se vende para quien esté dispuesto a comprar. Cambio el canal y adiós. Tengo como hábito procurar (procurar, pues no siempre lo consigo) no dejarme llevar por la mala uva.
    Para ello, me deshice de los mitos hace años. No creo en ellos. No idolatro a nadie que no conozca personalmente. Puedo respetar trabajo bien hecho, pero de mitos nada.
    Busco estar informado, pero sólo discuto cuando creo que puedo hacer algo verdaderamente útil. Si no es el caso, aplico un chiste de Eugenio que para mí es un lema de vida, aquel de:
    “ - ¿Cómo lo haces para mantenerte tan bien?
    - Pues no discutiendo con nadie.
    - Hombre, por eso no será.
    - Bueno, pues no será por eso”
    -
    Siguiendo el hilo, si es posible, de tu blog, comentar que el objetivo principal de cualquier periódico, y digo cualquier, es vender, vender y vender. Y cuanto más mejor. Cualquier interesado diría que no sólo se trata de eso, que si la integridad, que si la moral, que si el respeto,…..pero la experiencia dice que si alguno tiene un scoop, lucha por sacarlo el primero y ganar venta con ello. Pero si hay una buena información de la que sólo yo puedo disponer, me paso por el forro informar y lo vendo por “episodios” para ganar más dinero. Pedro j. en eso es un genio. Vender, vender y vender. En segundo lugar están los intereses del grupo financiero en cuestión. Si tengo el dinero a la derecha o a la izquierda, barreré hacia donde me convenga. Por ello aplico tu “perspectiva”, y me quedo sólo con los datos (los datos no se discuten, se contrastan). De no ser así, difícil llevar el día a día con Pedros J, Jiménez Losantos, Césares Vidal, Cristinas López Schlichting, Hermanns Terstsch,….
    Y sobre algunos de estos comunicadores, me pregunto cómo pueden llenarse la boca de VERDAD, sentido común, contrastar informaciones, ….y asumir sin reparo que una virgen puede tener hijos. Mejor que me calle, que si me arranco puedo herir a mucha gente y le estoy viendo la cola al fantasma de la mala uva.
    Hace varios años leí Mein Kampf. Vaya lección de mala leche. Y por cierto de estupidez por parte de quien siga el criterio, pues trata a las mismas masas que hicieron posible el resultado como a borregos. Y eso me lleva al tema de los mitos del que hablaba antes.

    Por cierto. ¿Sabes quien es Richard Dawkins?

    Saludos,
    Francesc Artola

    ResponElimina

Segueix a @francescbon