dimecres, 11 d’agost de 2010

ACEPTACION DE HERENCIA

Ayer : Como las audiencias distan de ser millonarias, y no quiero soltar verborrea sin sentido ( o por lo menos ser consciente que lo estoy haciendo ), mi decisión es no imponerme una frecuencia diaria, más cuando ( inexorablemente ) vuelve la época de madrugones y stress.
Pero héte aquí ( expresión rancia pero perfectamente correcta ) que tengo que pagar una de mis más recientes deudas y, Mademoiselle Burlesque ( queda chic así, verdad ? ), ésta es mi (in) modesta opinión sobre Sofia Coppola.
Para empezar : suelo desconfiar de los "hijos de" en lo que se refiere a las cuestiones del talento. Aunque es algo más vinculado a la vertiente más comercial de la industria, recuerdo pocos casos de talentos que mejoran con la progresión generacional. Ejemplos malos deben haber a patadas ( por ejemplo, Ziggy Marley, que no ha heredado de su padre más que los dreadlocks ), pero, para fastidiar a quien me considere un "hombre enfadado", mencionaré también alguno bueno : Los Strokes, mejores que algunos de sus célebres padres ( Albert Hammond, Julian Casablancas ), y, claro Sofia Coppola, hija de Francis Ford Coppola, ( por cierto tío a su vez de Nicholas Cage, que afortunadamente renunció a usar su apellido, pues me parece un actor absolutamente plano y mediocre ). Claro que Sofia Coppola aún no ha tocado el cielo de su papá dirigiendo The Godfather, I y II ( como dije el otro día su mala actuación perjudica The Godfather III ), pero sus tres películas hasta la fecha están revelando una sensibilidad bastante interesante . The Virgin Suicides, basada en el libro de Jeffrey Eugenides ( publicado aquí por Anagrama, mi editorial favorita ), Lost in Translation ( para mí la mejor, aunque podría pasar por ser una especie de promo alargado sobre Japón ) y Marie Antoniette, que no he visto aún, pues, y que todo el mundo se tire por los suelos, por mis conocimientos de historia me resisto a ver, pues no consigo dejar de entristecerme, cuando en las películas mueren mujeres ( y por favor que nadie me tilde de machista por este comentario, es un mero alarde de sinceridad, y si me hace vulnerable a ciertas chanzas, lo acepto encantado).
Así que basándome en 2/3 de su obra puedo decir que, si no se tuerce, al menos Sofia Coppola no arrastra lastimosamente el honor del apellido.
Otra cosa : consigue, sin tirar de apuestas seguras en compositores especialistas ( Morricone, Badalamenti, etc... ), encajar unas bandas sonoras en sus películas, casi a la altura de las de Tarantino o Baz Luhrmann ( el de Moulin Rouge ). Tiene una buena cultura musical ( espero que sus gustos salgan ahí y no se limite a pagar buenos asesores ), como lo demuestra haber encargado todo el score de The Virgin Suicides al grupo francés Air ( os hablaré mucho de Air ), que aparecieron en la pivotal banda de Lost in Translation, ésta para aullar de lo lindo con cantidad de música ambiental y la recuperación de Kevin Shields de My Bloody Valentine, y para Marie Antoniette ha incorporado bastantes iconos del after punk ( Gang of Four, New Order, The Cure, Siouxsie and the Banshees ) en un curioso requiebro anacrónico ( podría haber tirado de barroco, y se arriesgó).
No me gusta de ella que haya salido en un anuncio de Louis Vuitton ( creo que debería distanciarse de guiños tan manifiestos a los lujos propios de los adinerados ), y tengo cierta sospecha que su buen gusto procede un poco del selecto grupo de amistades y parejas que ha tenido entre los ambientes más arty de NY. No quiero decir con ello que, de no tener estas privilegiadas amistades, estuviese poniendo a Shakira en sus películas, pero todo ayuda ).
Como no podría ser de otra manera, debo agradecerle que descubriese, un poquito más, al mundo, esta delicia de música de Aphex Twin, allá por el 2001, y para quien piense que esto es blando que mire cómo se las gasta Aphex Twin en otros territorios, más ( tos cómplice ) ácidos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon