dimarts, 11 de desembre de 2012

RECUENTO DE CALORIAS

#Duraneta es un término que esta mañana me ha saludado los buenos días. Si fuera otra especie de pájaro, me hubiese dado las buenas noches, pero a veces no aguanto más allá de las doce. Puedo probar con las descargas de esos mejunjes mitad medicamento mitad narcótico de gama baja que son las power-drinks (1).  Así que cuando las brujas, incluso aquellas tan hermosas y procaces que justificarían salir en alguno de mis recientes posts, salen a pasear, yo dejo que me mezca el oleaje interno de las plumas sintéticas (espero, me dijeron) del edredón.
No, Álex, la #Duraneta, que intuyo que es una contracción tui generis (si tui existe en mi latín de prospecto de medicamento y noménclator de plantas silvestres de la cuenca mediterránea) de Duran, puta, y Ramoneta (2), no es el motivo de mis guadianescos vaivenes: es la inspiración que se ha secado como una pasa sultana (3), cuestión de que culparía, mejor, responsabilizaría a mis mencionadas colaboraciones en otros medios (4) y sus efectos placebescos sobre mi insana afición (o afección) a la escritura desbocada. Eso es exactamente como, por ejemplo, la renovación de la producción de espermatozoides en los humanos adultos, o la cuestión que afecta a la cadena logística en las fábricas J.I.T. (5). También habría corrientes de pensamiento que achacarían esa cuestión al hecho de leer a David Foster Wallace (6), que acarrea determinados efectos colaterales, a saber, impotencia manifiesta, tendente al sollozo, ante la constatación de la imposibilidad de que mi prosa, ya no digamos mi poesía, raye a tal altura (por motivos variados, entre los cuales pesa ostentosamente la vagancia para acudir a tantas y tan diversas fuentes de documentación), ante el estupor rayano con el cariacontecimiento que me embraga cuando pienso en cómo pudo tomar la decisión de acabar con su vida, y, tercero, pero quizás el más menospreciable por nimio e indetectable a primera vista, una pequeña manía hasta ahora no manifestada de acotar con descontrolada profusión de notas de todo tipo y medida los escritos.(8)


(1). Pero a) su nombre se parece demasiado a PowerPoints, cosa que me produce náuseas y vómitos y b) su gusto solo es asumible por mi paladar de gourmet a bajísimas temperaturas, que estropearían mi garganta y anularían precipitadamente mis compromisos con la temporada operística internacional.
(2). (Contracción políticamente correcta pues de la palabra soez interior has conseguido una elipsis magistral: ni una letra de la palabra puta, ni una mención al comercio de la carne: pero ahí la veo. La veo en la esquina con un cigarrillo de ésos que se venden sueltos colgando del labio.) (9)
(7). Tradicionalmente se achacan la gran mayoría de los medios modernos de producción fabril a la industria japonesa. En este caso es cierto, pero hay que aclarar que al anagrama JIT procede del inglés. Especulo que al tratarse la japonesa de una industria ubicada en una isla y, por tanto, depender para ciertas materias de la llegada vía marítima o aérea de éstas desde sus lugares de origen, se optó por evitar la acumulación excesiva de éstas y adaptar las cadenas de producción de acuerdo con su ritmo de llegada. 
(8). De manera excepcional, y sin que ello signifique en modo alguno pronunciación política de ningún tipo (y dado que he aclarado en algún punto del texto que la pereza me aleja definitivamente de la genialidad de Foster Wallace, y traducir todo ésto resultaría laborioso y seguramente perdería la opción de otro post en las próximas horas), este post saldrá en castellano solamente durante un período prolongado de tiempo.
(9). Se vendían: una de las curiosas medidas instauradas por el gobierno español socialista presidido por José Luis Rodríguez Zapatero fue la prohibición de la venta de cigarrillos en piezas sueltas, costumbre que, especulo, debió arraigarse en la España de post-guerra cuando la población estaba profundamente viciada pero el poder adquisitivo impedía asumir el coste de una cajetilla entera

16 comentaris:

  1. Molt bon post, Francesc.
    Sembla que s'imposa el costum de deixar cec a qui llegeix.
    Molt enginyoses les etiquetes.
    Va molt malament el traductor de google.
    Salut

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ja, Villa! Molt dignes d'admiració els teus esforços. El traductor de Google es un malson. Les etiquetes molt enginyoses ho son amb el copyright i inspiració d'en Mr. Blue.
      ----------------------------------------------------------------------
      Ja, Villa! Muy dignos de admiración tus esfuerzos. El traductor de Google es una pesadilla. Las etiquetasmuy ingeniosas lo son con el copyright e inspiración de Mr. Blue.

      Elimina
  2. Un texto excepcional(1) que mata el bucle(2), salta de pista en el vinilo(3) y reafirma mi admiración personal hacia usted, Francesc Pons(4).

    Y mi tuit, lo escribo de memoria: "La disonancia, o mal de la #Duraneta, tumbó el blog de @francescbon"

    (1) Siempre, mal que le pese Bom, hay alguna una perla en sus textos. No se prive de una de sus más acertadas opiniones(1b).
    (1b) Suele opinar usted, Pont, que hay que apreciar las flojeras de los grandes para poder acotar en un espacio finito su grandeza.
    (2) Percibo, aquí le pido que me disculpe, Font, que algo tiene que ver, muy poco, la Duraneta en su crisis transitoria. Sustento mi creencia en el hecho de que sus ojos ignoren a la "Disonancia", palabra principal del tuit, de hecho aparece en primer lugar.
    (3)No domino en su magnitud la palabra Duraneta. Para mí es un término simpático que resume una opción política o una postura política o una reivindicación política y, en último caso, un desprecio político. No lo domino, digo, de hecho se lo copié a usted, lo que me convierte, como mínimo, en un atrevido.
    (4) Mi cariño, mis ánimos, mis ganas de ayudar, mis lisonjas, mi empatía o mi admiración, suelo expresarlas en forma de adivinanza o acertijo. Suelen ser chorradas disfrazadas de ingenio, pero suelen lograr su objetivo, que no es otro que el 'sock', o la reanimación cardiaca, algo que surge de la comprensión, del haber caminado por los mismos lugares.

    Habilite la edición en los comentarios, coño, o me vere obligado a utilizar etiquetas html, con infaustos resultados en su diseño gráfico (¡Uy! Que en blogspot no hay).

    Y gracias por su paciencia. Al final todo se resume en una palabra que odio: ¡Ánimo!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me parece que voy a empezar al seguirle en twitter, Sr. Azkona. Si no le ofende.

      Por cierto, no sé si han recibido las Orsai y no quiero spoilear nada, pero me resulta curioso que las fotos de Francesc y Alex aparezcan juntas en la misma página (o ya lo han comentado?)

      Elimina
    2. Soy seguible Villacresporker, The, no me ofendo, ¿doy esa impresión? Espero que no. Me hace hasta ilusión.

      Elimina
    3. ¿Francesc y yo? Me intriga ver quién está a la izquierda de quién. Aún no he recogido las Orsai, me he acostumbrado a la planicie zaragozana y el despacho de Jomarsai está en medio de la única cuestita.

      Elimina
    4. Sí; Alex está más ajustado al horario argentino que al peninsular. He visto (estamos en el día mundial de destrozarnos la vista) mi foto pero no veo a Alex ahí. La verdad es que prefiero, ya que me destrozo la vista, buscar a las señoritas mencionadas (el Chiri habla en una sobremensa), así que Alex, no te ofendas, ya te encontraré ahí, entre las 5580 fotos, cuando pueda. Con tu foto en Twitter ya he visto que no eres mi tipo. Me remito a las fotos de mis últimos posts: nada que hacer contra la Johansson, la Paltrow, o la Berry (Halle, que no Chuck). Nada te impide seguir intentándolo.
      Villa: el hombre más paciente al oeste del río Pecos, sin duda alguna.

      Elimina
    5. Resulta que buscando mi foto encontré la de varios. Aparte de los mencionados, encontré a Kariu y Ronny, por ejemplo.
      Aquello que comentan Chiri y Hernán en las sobremesas sobre las señoritas me huele medio a verso o con alguna trampita.

      Elimina
    6. En cuanto a la posición izquierda-derecha que menciona Axel, habría que ver si es a la izquierda de quien mira o a la izquierda en que está la foto publicada...

      Elimina
    7. Ahí le has dado Llavicresporker, atinaste en mi ambiguedad, depende del lado que convenga. Ya le decía hace un rato a Francesc lo cabronas que son las palabras, que te obligan a concretar cuando su sentido es aún abstracto. Acertadísima tu interpretación sobre la situación de las fotos.
      Por cierto Francesc, hoy he rescatado de un expurgo un diccionari practic catalá-castellá castellá-catalá (con acentos esquerrás) e, inmediatamente, me he acordado de tí. Es de Diccionaris Arimany, de 1968, me hace mucha ilusión, pronto dejaré de necesitar el Google Translate y haré del hallazgo una virtud.

      Elimina
    8. Perdón Alexandre! No fue con intención, lo prometo. No se enoje.
      Igual me resultan graciosos los cambios. Más que nada aquí en Argentina, que se está tan pendiente del tipo de cambio todo el tiempo.

      Elimina
    9. Estoy abrumado del diálogo que se ha organizado: aunque realmente nos encontramos en medio de una tormenta perfecta de elipsis, equívocos, segundos significados, y varios etcéteras de diferentes géneros. Casciari entregaría peladillas a todos los invitados si leyera esto.

      Elimina
  3. Y, además, el vicio de las notas al pie wallacianas :P beso. selene

    ResponElimina
    Respostes
    1. Selene: atribúyete un notable porcentaje de culpa. (1)

      (1) Entre el 45 y el 55 %.

      Elimina
  4. Qué joven Azkona, aquí. Al pavo le daba igual todo y comentaba mejor. Nada de formulismos: ideas. Punto.

    Ando buscando un enlace 404 de la gogle webmasters tools (/actuant) que me hace viajar en el tiempo hasta esta época pero que no logro ubicar. Mientras leo a F. Scott Fitzgeral y a Thomas Wolf. También veo una luz narrativa al final del tunel, pero aún no distingo el color. ¿Cuándo me volví un maniático y un depresivo y un loco?

    ResponElimina
  5. No se moleste, Facundo, en contestar. Me costaría volver a ubicar.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon