diumenge, 2 de desembre de 2012

LA JUSTA RECIPROCIDAD


Sospechas fundadas de que estoy fallando en compromisos tomados con firmeza: tanto como escritos por aquí. Que comentaría cualquier entrada en blogs amigos, en justa reciprocidad. Qué importa si a unos cuantos (sabéis a quien me refiero) les da por publicar entradas largas, por encima de lo que en USA se considera como extensión idónea de un artículo en la red para que sea profundo, capte atención y no canse, que son 600 palabritas de nada. Teniendo en cuenta que se considera que el español es un idioma que necesita un promedio de un 30 por ciento más de palabras que el inglés para expresar lo mismo. Toma productividad. Así que menos pretextos y a centrar la atención y a captar los matices.

------------************------------

Conversación real transcrita del original en catalán, con un tono atiplado y algo pijo y un cierto énfasis en el uso de palabras en español (destacadas en cursiva en los casos dados).

-Hola, te he mandado la foto del banquetazo que nos pegamos ayer en aquel restaurante al lado de Puigcerdà.
-Ya la he recibido. Anda que vaya hartón de comer que os pegaríais. 
-Pues sí: no salió barata la broma. 500 euros, y éramos siete en la mesa. Pero un día es un día, chica es que no veas el estrés de lo del sábado.
-¿Qué pasó?
-Pues nada, que Jordi estaba metido con todo el tema de la organización de la recogida de alimentos, y va el muy capullo y me enreda a toda la familia.
-Huy, se ve que fue un éxito.
-Sí, chica, pero es que claro, nos dio las camisetas, se llevó a las niños, claro, como son tan monas, pues venga a llenar bolsas y bolsas con lo que nos daba la gente. No había visto tanta lata y tanto paquete de fideos junto en mi vida. 
-Es que muchos se quejan, pero la gente es buena.
-Ya ya. 
-Y os fuisteis todos al supermercado a mover cajas
-Bueno, yo me busqué unos tejanitos de esos de cuando éramos un  poco progres, sabes, grises y tal. Ni me maquillé ni nada, huy si me maquillo, con la sudada que pegué.
-Y acabasteis tarde.
-Bueno, ya nos quedamos en Barna, sabes, aunque vino un compañero del trabajo de Jordi, bueno, vamos, Jordi es su jefe, pero buen rollo, y él ya se encargó del camión y del inventario y todo éso. Porque a Jordi lo llamaron a última hora para que fuera a hacerse las fotos y, claro, pasó por casa a asearse un poquitin y nosotras pues ya nos fuimos, que ya llevábamos un rato, para comer y hacer un par de cafés paramos, no creas.
-Y el domingo a la torre.
-Pues sí: nos lo habíamos ganado. Y a comer bien, chica, que después de ver tanta lenteja y tanto garbanzo, a una le viene en gusto otra cosa, sabes.

------------************------------

Apoteosis Eco-Yuppie en Barcelona el viernes y el sábado. Cuando haya una buena causa, promociónala, usa tu logo, llama a los medios, hazte fotos. Siempre encontrarás un enfermo al que el tema le acabe repugnando, pero seguro que la cosa sale rentable.



6 comentaris:

  1. ¿conversación real?.....¿en serio??

    ResponElimina
  2. Anónimos que insinuan... ¿pero cuando ha salido algo aquí que no sea en serio?. El 28 de diciembre aún está lejos.

    ResponElimina
  3. No, si ya.....perdona, pero es que era una conversación tan estúpida que me costaba creer...en fin....

    ResponElimina
    Respostes
    1. Quédate con el espíritu: dos nuevas ricas onda convergente que se lavan la conciencia montando una jornada familiar llenando bolsas de arroz y legumbres para, a continuación, seguir dinamitando hasta los cimientos cualquier posibilidad de que eso deje de ser necesario.
      Eco-yuppies: puaj. Llenos de discos de Sabina en los estantes de sus residencias de montaña.

      Elimina
  4. Es brillante. Ese mundo que existe a pesar de nuestra incredulidad.

    ResponElimina
    Respostes
    1. La incredulidad que da paso rápidamente a cierta indignación que abrillanta la cara con fervor.

      Elimina

Segueix a @francescbon