dissabte, 1 de desembre de 2012

LA CALLE DEL SUR

Sigo: pues ayer quería ser tenaz y vencer vientos y tempestades y sonreírme a mí mismo y decir: anda, pues si no publico en tres días he de compensar.

Aquí iría ese trozo en Tour de France de Kraftwerk en que sólo suena resuello de ciclista sobre caja de ritmos (una caja de ritmos que adelanta ella solita, en treinta segundos, tres estilos: el movimiento break, el electro, y algo del drum'n'bass).

Pedaleo hacia esa cima y mi mente dice: gradual, chico, gradual, si no puedes publicar 4 en un día, publica 2 durante tres días, o uno 3 y el otro dos. Pero no te sometas a ese test de stress. Ese que los bancos pasaron y míralos ahora. No. Cálmate, respira hondo, pon el disco de Goldfrapp, que nunca falla, no, no el de LCD Soundsystem, que está sobre el aparato por cuestiones, casi, profesionales, ése no toca ahora. Va: ya estás casi llegando a esa primera frontera mental, la de la línea que rodea la foto, y empieza a enmarcarla para que.... así, se cierre ... y parezca que esto no es un puto jingle de promoción de otros posts o de otros blogs, para que esto parezca, sí, un post mayor de edad, al que ya le puedes dar un billete de 20 para ir a comprar yogures, seguro de que no se dejará el cambio en el mostrador de la tienda. Sí: el mejor sistema para correr es empezar andando. Tienes 48 y no eres un sprinter: lo conseguido lo es a costa de tenacidad, de insistencia, de dar pequeños golpes suaves, o no tanto, pero constantes.

Una mujer mata a su marido a golpes de calzoncillo. Noticia verídica leída hace unas décadas.

Digo yo si Twitter es la traducción inglesa para golpe de calzoncillo. No. No lo miréis, que no.

La cuestión catalana (joder, te quejas de la cuestión política y allí vuelves): esta mañana he oído por la radio a un cada día más rotundo y juicioso Oriol Junqueras, de ERC. Partido al que sí, voto más a menudo del que seguramente se merecen, pero, que sí, deseo que sea una alternativa a esa especie de proyecto de parque temático de titularidad privada que CiU haría tan alegremente de Catalunya. Habla ya sin tapujos y dice cosas claras y ciertas. ERC no apoyará a CiU a cambio de nada. Reclama, la semana pasada, la puesta en marcha de una tasa casi simbólica (0,10%, 0,20%, a lo sumo 0,50%) sobre las grandes fortunas. Para que, de aplicarse en Catalunya, la cuestión impositiva pese más sobre los más afortunados. Bien, ese ultraderechista y genuflexo pero, o gracias a ello, entusiasta felador de la banca que es el gobierno español acaba de aprobar un impuesto del 0% sobre los depósitos bancarios: o sea, ha dicho que impongo una tasa nula sobre una cosa, para que nadie venga y diga lo contrario. Junqueras ha dicho palabras amables pero gruesas: el gobierno español sistemáticamente bloquea cualquier medida que pueda contribuir a mejorar la situación en Catalunya. 
Es verdad y lo ha dicho claro: eso ha pasado. Pero en España se piensan que estamos contentos con que el Barça arrase constantemente en el campo.
Y también, pero la cosa no sólo consiste en eso. Por qué, por qué, por qué.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon