divendres, 5 d’octubre de 2012

INFIEL

Hay que decir las cosas claras o uno revienta: sé que no está bien, nada bien, pero comprometerse a leer un libro, tener que hacerlo, para acabar deseando con toda el alma que eso acabe... no me sentía así desde el instituto: pero uno apela a la seriedad y a la responsabilidad de las raíces o de la persona o de la estirpe o de los habitantes de mi comunidad de vecinos.

Solaris es una novela de ciencia ficción como algunas de esas que se hacían en los sesenta: cargante, excesivamente pendiente de la coherencia científica, lastrada por la necesidad perentoria de cuadrarlo todo, o sea, construyendo farragosas teorías solo sustentables en mentes que, deslumbradas por el género, son capaces de consumirlo todo. No es que Stanislaw Lem escribiera mal: el libro es un lío porque de esa historia de investigadores enajenados que entran en procesos alucinatorios, en episodios oníricos e insanos, cincuenta y un años más tarde de publicarse la novela, estamos todos tan saturados: igual que de libros pivotales de escritores que creen encontrar el nuevo orden mundial que lo arreglará todo. Un peñazo considerable que ha batido todos los récords concebibles de cabeceos somnolientos por página: un ejercicio de estilo que, por pura curiosidad, veré en cine, en la versión de Soderbergh (no me imagino qué puede hacer con ésto un director ruso en los 70, estoy más tranquilo sin saberlo), pues me suscita curiosidad como se lleva al cine eso tan complicado y que en el libro tanto y tan pesadamente se menciona: las mimoides, las simetríadas, y el montón de chorradas que, no porque veamos la ciencia ficción como un mundo cerrado y le permitamos ciertas licencias, deja de ser lo que es. Un pesado libro que no parecía acabarse nunca.

20 comentaris:

  1. Guau, menuda tanda de palos. Aúnque soy bastante aficionado a la ciencia ficción y a la fantasía no he leído Solaris pero... me ha gustado mucho leer tu opinión. Sobretodo porque (y hace poco que sigo el blog) las considero fundadas y les doy peso y, en este caso, van a la contra de la, llamémosla, doctrina habitual.

    Por curiosidad: ¿Qué edición has leído? Lo digo porque diría que no hace demasiado que salió la primera traducción directa del polaco del libro. No lo he comprobado, puedo equivocarme, pero creo que la anterior era traducción de una traducción, etc. ¿Es posible que eso haya influido en tu valoración del libro?

    Y si no te importa voy a enviar tu reseña a twitter. Conociendo a alguna de la gente en mi "timeline" no te extrañe recibir algún comentario indignado. Si eres como yo disfrutarás más con esos comentarios que con los que coincidan contigo (asumiendo que además de indignados son comentarios civilizados, claro).

    Un abrazo. Creo que de momento no leeré el libro.

    ResponElimina
    Respostes
    1. La edición que he leído es una que publicaron acompañada de la película : traducción de una tal Matilde Horne. Una serie de esas de los domingos con algún periódico de la cual adquirí también Las vírgenes suicidas, por cierto, de Jeffrey Eugenides.
      No sé si la traducción pesa: el estilo literario es bastante aceptable, es la acción y ese inaguantable interludio cientificoide que lastra mucho la obra.
      Mis opiniones son tan fundadas como mi pura sensación cuando leo un libro, y procurano respetar: en este libro mi opinión se resumiría, de ser necesaria una sola palabra en "modorra".
      Sobre lo del Twitter te doy las gracias, con la reciente poca actividad de mis comentadores puede que me vaya bien algún empuje, aunque sea contra la pared...
      Salut i peles !!

      Elimina
  2. No he leído el libro, pero vi la película ( la de Soderbergh, of course) y la verdad es que me aburrió soberanamente ( Clonney incluido y para mi eso si que tiene delito!). En fins, creo que la ciencia ficción combinada con dudas existenciales no está hecha para mi...( a excepción de Kubrick, pero eso es porque en el fondo del forro soy una nostálgica :D)

    Besos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Yo diría que el libro es un buen guión de aventura levemente onírica estropeado por montones de páginas de argamasa pseudocientífica. Lo cual no sé si lo arregla precisamente.

      Elimina
    2. Uy! No tiene nada que ver, pero siempre pensé que chatnoir era un señor! Curioso.

      Elimina
    3. Chatnoir es una guapa señorita, como todas las que me leen. Las feas leen a Alfonso Ussía y esas cosas.

      Elimina
    4. jajajajajajaja uyyyy yo leo a Alfonso Ussía...

      Elimina
    5. No!!!!! Arrrrgggghhhhh !!!!! Cúrate, cúrate ya !!!!

      Elimina
  3. Conozco la sensación. Debo admitir que me pasó con Mientras agonizo, de Faulkner. Yo no sé si yo me estaba perdiendo de algo o si Faulkner se pasaba de vivo. La verdad, nunca me quedó claro el libro, más allá de que tiene buenos pasajes. Pero quería que terminara.

    Y recién me acaba de pasar con la nueva peli de Cronenberg, Cosmópolis, basada en el libro de DeLillo que no te gusta mucho si mal no recuerdo. Puta madre, que película de mierda que hizo Cronenberg. Y encima con Pattison, que tiene menos expresiones que un perezoso. Ya me vas a ver despotricando contra esta peli dentro de poco jojo.

    Abrazo de gol!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Cuidado, Sigma: los fanáticos de Faulkner no van a aceptarte un solo pero ya no a sus libros, sino a una simple lista de la compra que se haya encontrado escrita por él.
      Duro a Cosmópolis, si crees que has de hacerlo. Por experiencia: las buenas películas de Cronenberg son maravillosas (Una historia de violencia, Promesas del este), las malas son insufribles. Y el libro de DeLillo es el que está más cerca de intentar ser acabado un día.

      Elimina
    2. Sí, sé que con lo de Faulkner me meto en un terreno peligroso. Pero ojo, yo no dudo de que sea un fenómeno, si muchos lo consideran así por algo debe ser. Simplemente no me llegó el libro, o yo qué sé.
      Si, las películas buenas de Cronenberg son geniales. Pero esta es soporífera.

      Elimina
    3. Te digo yo que hay una hermandad de acérrimos de Faulkner (a la que de momento no puedo pertenecer) a los que veo dispuestos a lo que sea con tal de mantener alto su nombre.
      Inseparables, de Cronenberg (antiquísima, con Jeremy Irons haciendo de obstetra con hermano gemelo): que alguien me la explique !!

      Elimina
    4. Pucha, yo andaba con ganas de ver Cosmópolis. Ya tenía la mala referencia de Francesc, pero Pattinson me gusta (no porque sea un vampiro que brilla, sino porque le veo buena madera) y Cronemberg lo tengo ahí pendiente... Me bajonearon che!

      Elimina
    5. Efectivamente: yo también pienso que Pattinson es de madera. Y no sé: Cosmópolis no he podido acabarlo ninguna de las tres veces que lo he empezado (pues lo tengo en propiedad) y me da que si de buenos libros no salen siempre buenas películas imaginá si el libro ya no es bueno... de todas maneras cada uno que se pronuncie según su experiencia. Gracias por tu esplendorosa vuelta, Talita.

      Elimina
  4. Desconec el perque del teu compromis .Ningu esta obligat a empassar-se lamerda per saber que es dolenta.
    ah :discrep del frank ocean aquest.

    salut .no he comentat fins ara per diverses raons. salute.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Compromís de ressenyar un llibre amb una altra web on col-laboro. Frank Ocean: Sweet life... pur Wonder época Songs in the key of life...no me la trec del cap.

      Elimina
  5. Con la de libros buenos de ciencia ficción que hay ...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Problema es que mi fase con la sci-fi se hunde en la noche de los tiempos (u sea, hace unos 25 años larguitos). Y los Asimov, K.Dick. Clarke, Bradbury, Burgess, Welsh... son un pelo inigualables.

      Elimina
  6. Por qué das tantas vueltas para explicar lo obvio? Es evidente que este libro no te ha gustado ya desde el título: Solaris, que vendrían a ser el Indio y el ex doble madrilista Santiago. A estos dos no los tragas y juntos, menos.
    Saludos Francesc,
    Visca Catalunya!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Toda la razón, Villa: menos vueltas y el golpe donde menos sufra.
      Increíble, sencillamente increíble tu agudeza con el tema de Solaris. Magnífico.

      Elimina

Segueix a @francescbon