dijous, 23 d’agost de 2012

SOLO UN PAPEL

Lo que aún no entiendo es por qué no la emprendéis a carcajadas ya, si tanta gracia parece que os hace a todos.
Porque desde que lo he sacado de la carpeta, envuelto en su bolsa de plástico transparente, no ha hecho más que ir de mano en mano, pasar de uno a otro de vosotros acompañado de una mirada cómplice (algunas las he visto, otras las he supuesto), y volver tras dar la vuelta a la mesa. Volver y traerme el silencio. Qué decir de este silencio. Que es espeso, que es largo, que es expectante. Pero que también es morboso y es un poco incómodo y es un poco blanco. Este silencio es como un papel blanco que alguien tintará de un momento a otro con un rayajo o con un garabato, con un flechazo de pintura azul oscuro que impactará cuando menos se le espera.

-¿Qué fuerte, no?. Al final te has ido a denunciarlo.
-Mi deber como ciudadano.

Sí: y nada tranquiliza más que el deber cumplido. Ese sello de recepción, que aunque resulte casi ilegible (pero la palabra "asuntos" está bien clara), le imprime ese carácter oficial y definitivo. Yo ya sé que la jerga es incomprensible, que uno podría pensar que ese documento sirve para prácticamente cualquier fin que uno quiera proponerse. Pero está mi nombre y mis apellidos. Mi dirección, bueno, la de mis padres. Mis datos de contacto: ahí está todo tan claro. La funcionaria me insistió: todo bien claro, número del teléfono móvil, la dirección postal, la electrónica (por favor, escriba bien claro su e-mail, nos  encontramos muchas veces con asuntos sin resolver porque es imposible contactar por e-mail). El misterio, bueno el misterio para los incapaces de interpretar las cosas como yo. Porque la sala solitaria, el silencio, las paredes blancas y espartanas y los cristales limpios. Repletos de gente concentrada en su trabajo: de gente que cuando veía ciertas cosas enmudecía: ya empiezan las señales, ya llega el momento de ir tras algo serio. Nada del fragor y el tránsito del delito común y de la prostituta que arrastran esposada y atraviesa la comisaría ofreciéndose a cualquiera que vea sentado tras una mesa. Nada del carterista que desafía con la mirada a quien lo ha detenido, como diciéndole que aún me dará tiempo de almorzar en casa. No: ese piso exhalaba aliento de importancia y trascendencia por todos sus poros. 

Reiros si queréis: miradme con escepticismo y dejad como habéis hecho, despreciando más implicación en el pase a la posteridad, que el papel con la denuncia regrese a mis manos tras dar la vuelta a toda le mesa. Quizás es mejor para vosotros.

33 comentaris:

  1. Supongo que con cerveza sin alcohol iba a resultarles más complicado largar la risotada.
    La ilustración es para que nos hagamos una idea del tal Jesús?
    Saludos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. La risotada de cerveza sin alcohol es corta y lógica. El señor de la ilustración se ha sentado en un parque cercano a interesarse por lo que pasa. La próxima vez le preguntaré el nombre.

      Elimina
    2. Recién terminé de hablar con la secretaria del agente de Viggo Mortensen, dice que él sigue en carrera para el papel de Jesús, pero no le convence mucho el tema de pelarse completamente. Yo le dije que nada que ver, que el de la ilustración no era Jesús, que se quede tranquilo. Pero ahora quiere saber un poco más sobre el personaje, qué le contesto? Igual no se si a ti te convence Viggo para el personaje. Avísame por favor, así no le tengo en ascuas.

      Elimina
    3. Ah !! podía tatuarse para Historias del este y no se puede rapar para esta !! pues si le da por ponerse con pegas Kevin Spacey nopara de dejar recados en mi contestador pronunciando "aiamjisus aiamjisus".
      Hollywood no es lo que era.

      Elimina
    4. A ambos:
      Les aviso que Viggo Mortensen ha decidido cancelar todos sus compromisos, absorbido como está por una dura polémica que está sosteniendo con Caruso Lombardi, DT de San Lorenzo, en Buenos Aires. Como dato adicional, informo que en el curso de tan imprescindible intercambio, Viggo ha declarado ser hincha del Madrís, pero -al mismo tiempo- odiar a Mourinho.
      Para ir sacando sus conclusiones, a la hora de contratar actores para el papel de Jesús.
      Y Segura, ¿no era del Aleti? ¿O ése era Torrente?

      Elimina
    5. Lamento ser tan tajante: ser merengue ni que sea por afinidad es descalificante para el proyecto.

      Elimina
  2. Aunque no lo crean, hoy estaba pensando en un Jesús sin barba y a la vez tenía la seguridad de que Francesc lo describiría mejor para que lo tengamos claro. Allí estpa, una imagen vale má que mil palabras.
    Para creer que deberían reirse de uno debe ser porque, en algún punto, también pensamos que es una situación risible. Ya veremos quién ríe al final.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Jesús no cree que deban reirse pero sabe que van a hacerlo. El señor de la ilustración se ha movido dos veces desde ayer. Esos bancos no son cómodos para mucho rato.

      Elimina
  3. Bueno, viene linda la cosa. Me cae simpático Jesús, yo lo veo a Seymour Hoffman, aunque el papel también le quedaría bien a un Santiago Segura, eh?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Demasiado gordos, ambos, y con una pinta excesivamente grasienta. He pensado en un aspecto más pulcro en condiciones normales. Un tipo que huele a after-shave barato.

      Elimina
    2. Luis Tosar afeitándose cada día un par de veces durante todo el rodaje.

      Elimina
  4. Bueno, lo importante es que Francesc sea quien decida, ya que es el director y guionista. Pero hay que decidirse pronto, no le puedo tener a Viggo en la espera eterna. Luego Spacey nos dice que no y nos quedamos sin nada. De todos modos esto de que sea confeso simpatizante del Madrid le resta a Mortensen muchas chances. A Santiago Segura no le gusta el fútbol, lo ha declarado en varias oportunidades (su personaje Torrente es del Aleti, él no) así que por ese lado no habría problemas.
    Hoffman estaría bien, realmente. Voy a ver si me hago un hueco esta tarde y le pego un llamado.
    No habría que descartar un Will Smith o un Samuel Jackson, que estamos eligiendo todos rubios (Francesc, cuándo vas a describir un poco más al Jesús?)
    Mi preferido es Willy Toledo, pero lo de la barba es un tema, a Guille no le gusta mucho aparecer en cámara bien rasurado últimamente.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Smith y Jackson no encajan ahí: demasiado apuestos. Willy Toledo podría ser uno de los amigos que juegan a cartas, uno de los que triunfa con las mujeres porque les da buena conversación.

      Elimina
  5. Pero la put... esto me pasa por leer en el Reader nomás!
    Qué tal Sam Rockwell? Afeitadito se ve muy bien. Aunque para piel culito de bebé, apuesto que no hay nadie como Cillian Murphy, grrr! (Lo siento hoy me levanté sobreestimulada). Pero si no los quieres guapos...
    También es requisito que sea "fulbolero"? Porque si es así también voto por Viggo. Lo amé de jovenzuela como Aragorn y lo amo de mujer madura como "papá ligeramente obsesivo" en La carretera. Y su cuervo fanatismo me provoca una especie de ternura inexplicable. Leyeron que hace poco recuperó la billetera que le habían robado y que lo que más le alegró fue recuperar su carnet de socio de San lorenzo? Eso está más allá del bien y del mal.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No hay requisito de que sea futbolero: tus sugerencias los encuentro excesivamente "agalanados". Tiene que ser un tío de lo más normal. No me digas que no has visto a Mortensen en las dos obligatorias de Cronenberg.

      Elimina
    2. Pues no. Y por lo que veo en IMDb no he visto nada de este caballero. Muy mal de mi parte? Una historia de violencia la íbamos a bajar el otro día y se quedó en el aire. En cambio vimos Millones, una mierda pinchada en un palo (perdón por la tosquedad), cosa que no esperábamos del director de maravillas como Sunshine, Trainspotting o 28 días después. (A Cillian lo admiro desde Sunshine y nuestro amor se confirmó con Batman).
      Sam Rockwell galán? Sí, pero y la cosica que da en Green mile? Ojo al parche..

      Elimina
    3. Promesas del Este: extraordinaria.
      Una historia de violencia : fantástica.

      Cómo puedes hablar del tipo y no haber visto este par de maravillas.

      Elimina
  6. Sin ánimo de corregir, sino de ayudar a nuestro amigo catalán y al resto de la cofradía, Talita: habría que aclarar que "cuervo" se les (nos) dice a los hinchas de San Lorenzo. Un término, por cierto, mucho menos ecuménico que "culé", o -con perdón- "merengue".
    Y que -me corrijo- no dijo ser hincha del RM, sino que "en España, simpatizo con". No es lo mismo, aunque igualmente inexplicable para un azulgrana.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Inexplicable: el Barça y el Madrid: eso es más antagonista que el bien y el mal (que, curiosa y perversamente, coinciden hasta en iniciales). Ja.

      Elimina
    2. Ecuménico, qué grande Horacio.
      En esto de las diferencias culturales, a mí lo que más grima (o cosa) me daba en Madrid, era cuando me preguntaban si yo era deL River o deL Boca. Yak!

      Elimina
    3. En lo que queda del estado español, decantarse por unos u otros colores empieza a arrastrar otra implicaciones, cada uno que juzgue si eso es o no triste, pero es.

      Elimina
  7. A un hincha de San Lorenzo se le perdona todo... se lo alaba, se lo respeta, se lo escucha, se lo mima.... etc, etc, etc...

    ResponElimina
    Respostes
    1. ¿Vos decís, che?
      Tinelli, James Cheek... y si no me acuerdo mal, también Massera... (ojalá me equivoque, pordió...)

      Pero también estamos los buenos.

      Abrazo, G.!

      Elimina
    2. Como le llamaríais a San Lorenzo en la Liga... sería algo así como el Athletic, o el Betis... equipos resignados a segunda fila y a sufrir de vez en cuando pero con seguidores acérrimos y a prueba de todo ??

      Elimina
    3. Me parece que no hay posible comparación. La Liga es bipolar, es el Barça o ellos. El torneo argentino es uniformemente horrible: se niveló hacia abajo y hay varios equipos que pueden sumar, ocasionalmente, más puntos que los demás. Pero nada perdurable: el campeón de un torneo puede quedar de mitad de tabla para abajo en el siguiente.
      San Lorenzo fue, ay, uno de los llamados "Grandes", hace unas décadas: equipos que acumulaban varios campeonatos en su historial y -en lo institucional- una masa societaria bastante más importante que el promedio, así como un desarrollo e inserción social significativos. Hoy por hoy, "el" Boca y "el" River" de Talita acaparan el 70 o 75% del total de hinchas; San Lorenzo, Independiente y Racing pelean por el tercer puesto, pero con porcentajes que no superan el 5 o 6%, según las encuestas más serias (si es que tal cosa existe, en realidad).
      Pero hay un punto que hace imposible toda comparación con la Liga española: los equipos argentinos exitosos son casi inmediatamente desmantelados, porque los jugadores que se destacaron son transferidos a instituciones del exterior, en operaciones muy turbias y por cifras disparatadas que sugieren fuertemente maniobras de blanqueo y corrupción. Es difícil, entonces, que un mismo equipo muestre los mismos apellidos y el mismo rendimiento, de un campeonato al siguiente.

      ¿Acérrimos? Y... sí.
      ¿A prueba de todo? Mmmm... Si a mí me preguntan, diré siempre que soy de San Lorenzo. No cambiaré la respuesta, nunca. Pero cuando quiero ver fútbol... ya sabés qué partidos veo por TV.

      (Anteayer, después del partido del Barça, sufrí estoicamente el River-San Lorenzo. Fue como salir de un jacuzzi perfumado y caer en un charco barroso y con renacuajos...)

      Pobre Jesús... ¿cómo fue que terminamos hablando de esto...?

      Elimina
    4. Bueno, es normal que de Jesús acabemos en un santo.

      Elimina
  8. Qué triste y cierta comparación para una hincha de River. A veces es mejor no comparar, porque siempre salimos perdiendo por goleada contra el fútbol europeo (al menos el de las grandes ligas).
    Con respecto a Jesús, acabo de dejar una reflexión en el club de fans de Cecilia Gimenez, "¿Nadie se puso a pensar que tal vez sea la imagen más cercana a la verdad? ¿Cómo saberlo?"

    Así que un Kevin Spacey puede andar, tal vez un Jeremy Irons o Daniel Day- Lewis, que son considerados actores de carácter. Abrazo para todos!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Referente al fútbol, pensad que al margen de calidad de juego, el componente emocional sigue pesando: un porcentaje elevado.
      Kevin Spacey es casi idóneo: aspecto limpio, ligera tendencia al sobrepeso, pero un giro algo siniestro en la mirada.

      Elimina
    2. El perfil de edad lo tiene complicado, pero los maquilladores y el photoshop tienen la última palabra.

      Elimina

Segueix a @francescbon