dilluns, 21 de maig de 2012

HEROES NACIONALES. A LA MONZO / 2.

Debo adelantarme: Quién Pereira ha prometido hablar de Catalunya algún día en su blog. Yo no puedo arriesgarme a que manipule malintencionadamente a las masas, caso de ser esa su aviesa intención. A la vez, si lo que pretendiera es redactar un encendido panegírico glosando virtudes que convierten esta, mi pequeña nación sin estado, en un lugar idílico para vivir y para morir, si ése fuera su plan, no puedo yo menos que adelantarme y ser el primero en explicar detalladamente los motivos del orgullo de mis raíces.

Así que nada mejor que dar un paso adelante. 
Los catalanes tenemos, como cualquier cultura con lengua propia e idiosincrasia que se precie y se distinga, muchos dichos (o refranes) propios.

Uno es : Si la fas, fes-la grossa.
O sea : Si vas a hacerla, hazla grande.

Algún iluso podría especular con que ello es el mejor reflejo de la ambición de un pequeño país, que no se conforma con los segundos planos, que necesita el cajón más alto del pódium, pues el segundo es el primero de los perdedores; no os matéis, el dicho no va por ahí, y el pronombre "la" no se refiere necesariamente a hazaña alguna. Intrínsecamente habla de algo malo, algo reprobable. Por lo cual, si vas a hacerlo, y es lógico  que hacerlo ta arriesga a que seas descubierto y castigado, al menos compénsalo con un acceso a la celebridad por la puerta grande.

Y, ya que nos hemos encargado de publicitar de sobras nuestros grandes artistas y cocineros o deportistas, desde Dalí a Adrià, a Xavi o a Guardiola, en algún momento decido que tan legítimo será el que yo opte por presentar a mi país a través de sus villanos más célebres.
Cosa que me decepciona: ni asesinos en serie, ni grandes atracadores o conocidos pistoleros o héroes particularmente crueles y despiadados en hazañas bélicas. Un desgraciado disfuncional como el "violador de l'Eixample", que no sabe estarse quieto con la picha en la bragueta. Navajeros de extrarradio cautivos de las poli-toxicomanías. Lamentable bagaje: uno ve lo que pueden ofrecer otros países en el mundo criminal y dice: vaya birria, mi país. Gángsters, integristas en grado de ideología o de ejecución, el carnicero de Milwaukee, el maestro aquel de Ucrania, Madoff, Charles Manson, Pol Pot, Stalin, los nazis, los militares serbios. Cómo compararse a eso. El cajón de delincuentes catalanes es un absoluto desastre: además, ya todo el mundo ha hablado demasiado de Félix Millet.

Pero entonces me encuentro dos casos que me llaman la atención. Pues tienen sus similaridades y todo. Si celebramos nuestra fiesta nacional el día de una derrota. Si somos un pueblo obstinado en recordar todo lo mucho que nos da por el saco el primero que llega (luego lo hacen los siguientes, también, hasta que la cola se acaba), en llevar una especie de contabilidad de todas las humillaciones y abusos que se nos ha hecho pasar. Circunstancia que debemos agradecerle a disponer de la clase política más babosa y cagada en los calzoncillos de la historia de la humanidad, particularmente representada por el hecho que nos gobierna una coalición que ni siquiera es capaz de ponerse de acuerdo en unirse definitivamente en más de veinte años. Con esa situación, nada puede representarnos mejor que dos víctimas profesionales.

Enric Marco: el tipo éste, cuyo aspecto frágil y venerable agradecería (insistiré más adelante, por supuesto) que no ablandara el corazón a nadie, se hizo pasar durante varios lustros por prisionero superviviente del campo de concentración y exterminio de Mauthausen. Se inventó una historia de heroicidad y sufrimiento que lo encumbró hasta la presidencia de una asociación de ex-prisioneros, la Amical de Mauthausen. Supongo que, épicamente, incluiría pasajes particularmente lúgubres y sórdidos. Llevó su impostura al límite figurando, en lugar destacado, en toda clase de eventos donde iba de pobre deportado maltratado, resistente a torturas y humillaciones pero ahí, en pie, para decirle a todo el mundo lo que había pasado y de lo que había sido testigo. Por medio, comidas, invitaciones, viajes, celebridad, abrazos emocionados, admiración pública, cariño, empatía, prebendas, sillas preferentes, siéntese aqui que lo que habrá usted pasado, Creu de Sant Jordi, textos elogiosos, fotos con gente emocionada, fírmeme aquí, usted es historia viva de la humanidad, qué fuerza, qué entereza, qué bien se conserva después de tanto sufrimiento, qué ejemplo para todos, hágase una foto con mis nietos, que puedan decir que lo conocieron.
Qué cara más dura.
Sobre el 2005 se descubrió que todo era una patraña, que su presencia en Alemania en 1941 era voluntaria, pues trabajaba en una empresa química alemana, en el marco de un acuerdo de colaboración, iba a decir hispano-alemán, pero no, fue Franco-Hitleriano. Así que, lejos de ser una víctima, el hombrecillo este (el illo no implica cariño, implica desprecio) era prácticamente un colaboracionista. Vaya: no sé cuantos de aquí habéis leído ya Estrella distante (tendré un sueño húmedo en que oiré: "todos"), pero tengámoslo muy claro, sin necesidad de mencionar películas como El hundimiento: todos los asesinos despiadados que acaban envejeciendo a pesar de sus crímenes, llega un día en que nos parecen pobres ancianos indefensos y dignos de compasión. No hay nada más injusto que Pinochet o Franco muriendo de ancianos en camas. Y sus nietos y sus hijos viéndolos con los ojos del cariño y el afecto incuestionable. Pero son sólo, eran sólo, viejos asesinos. El sujeto: asesino. El adjetivo: viejo. Bueno, de acuerdo, éste Enric Marco no era un asesino. Simplemente un aprovechado del sufrimiento ajeno y de la compasión que éste despertaba. Que es una cosa sibilina, y algunos dirán que inofensiva.
Preguntado sobre el motivo que le indujo a engrandecer ese engaño, el hijodeputa (todo seguido) dijo que había llegado a interiorizar ese papel como si realmente hubiese sufrido, y que sentía que estaba siendo de ayuda. Vaya. De lo que es capaz la jeta y la desfachatez humana para justificar los hechos más retorcidos y reprobables. Einstein, apunta. La cara dura tampoco tiene límite.

Tania Head
Giuliani y Bloomberg: alcaldes los dos de NY en la época del 11-S.
En medio, como arropada por celebridades, de blanco, oronda y vivida: Tania Head, de nombre real Alicia Esteve. De familia barcelonesa, hija de industriales venidos a menos, lo cual garantiza residencia inicial en buenos barrios de Barcelona, niñez desahogada, pues industrial venido a menos, en Barcelona, normalmente siempre venía a significar que sus fortunas estaban bien escondidas, a salvo del fisco, y de acreedores legítimos (podría decir decenas de ejemplos, de empresarios embargados y arruinados, que siguen con yates y Mercedes y casas en la Costa Brava con piscinas rebosantes). Tania, a los pocos días del 11-S estaba, la mar de sana,  siguiendo clases de un máster en ESADE. Muy apropiado y casual, justo ese detalle. Pero, igual como aprendizaje de las materias del máster, a ese ciclo formativo que, no lo digo yo, lo dijo una de esas que cursó ese tipo de estudios, convierten el talento en avaricia, como trabajo voluntario, decidió lanzar el bulo de que ella estaba en una de las torres, y que su novio pereció en el atentado.

Si la fas, fes-la grasa. Adaptación ad-hoc: si vas a hacerla, hazla gorda.

Pero esta mujer debía tener un hambre descomunal. De celebridad, digo. Pues no le bastaba ser un nombre más en una lista de personas heridas. No hay que conformarse con tan poco. ESADE forma líderes, no figurantes en listas ordenadas alfabéticamente. Los periódicos de esas fechas no publicaban listas de supervivientes al lado de semblanzas recogidas precipitadamente de sus vidas. Eso lo hacían con las personas fallecidas. Y la mente enferma de esta pájara no podía conformarse con eso. Así que pronto se situó a sí misma en esa torre, en el día del atentado. Trabajando en una gran empresa del mundo financiero. Con ese novio que murió en la otra torre, esa semblanza tan poética de los dos separados por aire y por lapsos de minutos, en medio del tiempo detenido de ese día. Un hombre al cual se había prometido para casarse. Siendo rescatada, por un hombre misterioso que salvó a varias personas. Sufriendo una herida que dejó inútil uno de sus brazos.
Trazada esa realidad alternativa, se enfrascó en la tarea de ser miembro de organizaciones de víctimas del atentado. Nada a medias: pronto pasó a ser la máxima dirigente de una de ellas. De ahí la foto junto a Bloomberg y Giuliani, en la zona cero. Supongo que, como Enric Marco, diría conferencias y glosaría modesta, no sus méritos, sino los de policías y bomberos y tanta gente anónima a la que ella, gustosa, accedía a representar a la salud de la memoria colectiva.
En 2007 fueron descubiertas, una tras una, todas sus mentiras y parece que nada más se supo de ella. Los testimonios posteriores de gente que la conocía la dibujaron (a posteriori, of course) como una persona ambiciosa, manipuladora, fantasiosa, retorcida y mentirosa. Y todo el mundo desmintió todo lo que se atribuyó. El brazo ya estaba lesionado, no había novio ni trabajo en Merryl Lynch.

Punto sin especificar de un hipotético decálogo del mentiroso:
Contra más detalles le das a tu mentira, mayores brechas por donde pueden pillarte.

Otro punto, aún más inespecífico:
Mentir delante de mucha gente sólo lo hacen bien (y cada vez menos) los políticos en campaña electoral.

Y esta es la triste semblanza de dos impostores que nos representan. Ni a delincuentes llegan. Ni con la gracia de hacerlo para estafar espectacularmente a una aseguradora y vivir de una pensión o de una enorme indemnización, o de cobrar un sueldazo de una fundación o de dar conferencias por todo el mundo con billetes de avión en business-class y los gastos pagados (eligiendo pisos bajos en hoteles o habitaciones luminosas, para alejar fantasmas del pasado). Queriendo dar lástima y recibir cariño en proporción a esa lástima.  A la cruel injusticia de haber sido víctimas inocentes de malvados nazis o de crueles islamistas.

Acude a mi mente cierto diálogo en Trainspotting. Cuando, tras llegar a la campiña escocesa ( y antes de decidir, en grupo, regresar a la heroína), Renton, creo, dice que los escoceses son tan patéticos que ni siquiera han sabido encontrar un país decente que los tenga sometidos.
Ni tan siquiera somos sometidos por líderes carismáticos y aplomados. Nos somete, a través de intermediarios, algo como la Merkel, que parece que no haya pegado un polvo en 20 años.
Algo de nuestra esencia está ahí. En tener enemigos directos sólo un poco más grandes que nosotros, como para pajearnos ante la posibilidad de rebelarnos y derrotarlos. En entronizar a Guardiola y tardar tres semanas en llenar su figura de dudas porque su adiós no responde plenamente al guión perfecto. En ser el país de la bravata (título alternativo que consideré hasta el último momento). El que amenaza y amenaza pidiendo  a sotto voce que nada nos ponga en la tesitura de acabar teniendo que mostrar que no íbamos a pasar de la amenaza. Que ni nos planteábamos hacerlo, ya desde el principio. El que cuantifica todo en cifras en vez de aportar el étereo montón del talento inmesurable. El de la mano levantada niño que te doy el cachete pero a la vez pensando y si le doy fuerte y tengo que ir a urgencias o si me denuncia o si rompemos algo.

Planificándolo todo, eso sí. Para que si un día, después de mil intentonas, el pueblo obliga a los políticos a cumplir tanta palabrería, haya marcha atrás. O si nos derrotan, lo hagan en febrero, o en marzo, para poder celebrar una fiesta conmemoratoria en esos días, que entre Reyes y Semana Santa no hay fiestas y se hace eterno.

Una tierra con 1000 oportunidades.

Pero 999 en manos de unos pocos.

16 comentaris:

  1. "Ese grito... ese grito"
    Yo insisto en la idea que los diferentes políticos de diferentes naciones se parecen más entre ellos que ellos con el pueblo que representan. Y viceversa. Estoy seguro que tengo más en común con la mayoría de catalanes, chinos y congoleños que con los políticos de mi país.
    Para no abusar del espacio (quizás debería haber hecho un post en mi sitio como comentario a este) ni irme por las ramas, quería comentarte que no deja de asombrarme la leyenda escrita con aerosoles tachando cualquier cartel de cualquier tienda que esté escrita en inglés o generalmente en castellano. "En catalán", escriben anónimos y con un fuerte complejo de inferioridad. Jamás he visto ningún cartel en mi país que tachara el cartel de una discoteca en inglés o de una tintorería en cantonés ordenando; "En castellano!".
    Para terminar, quiero hacer notar que uno de los hijos de puta más grandes de los que he tenido noticias fue catalán. Ramón Mercader nació en Barcelona y fue el asesino de Trotsky. No es poco. Trotsky junto a Lenin fueron los líderes de una revolución que luego fue traicionada ideológicamente por Stalin. Ramón Mercader fue el asesino de una de las mentes más claras del siglo XX. Mercader le hundió una piqueta en el cráneo a Trotsky. Cito de wiki: "Aun así, Trotsky no pereció instantáneamente y sobrevivió entre espasmos y convulsiones durante unas 12 horas más antes de fallecer."
    Años después y poco antes de su muerte Ramón Mercader todavía recordaba la sorpresa y la reacción de Trotsky murmurando el título de este comentario...
    Abrazo Francesc, muy buen post.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Soy consciente de que este texto puede acarrearme malas interpretaciones: soy catalán, catalanoparlante, catalanista, nacionalista, independentista, separatista, todo ello de una manera radical y orgullosa. Pero nuestra actitud desde siempre y hasta hoy es el mayor lastre que nos impide avanzar. Siempre preferimos apelar a las circunstancias y no vaciarnos para cambiarlas. Somos timoratos, miedosos, cobardicas, preferimos dar veinte pequeños golpes que no sirven para nada más que para hablar de tenacidad y constancia y perserverancia cuando lo que hace falta de verdad es un solo golpe que lo haga añicos todo.
      Ten en cuenta Germán, que el castellano jamás ha estado prohibido ni vetado en Argentina. Eso al catalán le pasó en la propia tierra donde se hablaba. Durante 36 años. Y aún así sobrevivió.
      Me olvidé de Mercader, cierto. Trotsky estaba ya exiliado en México, no? Demasiado bueno hasta para los propios rusos.
      También estaba Mateo Morral, que atentó con una bomba contra Alfonso XIII, y con una de cuyas descendientes trabajé.

      Elimina
  2. Tienes razón en cuanto a lo de la prohibición, pero me parece que la reacción de la que hablo es demasiado.
    Trotsky estaba en México después de tratar de residir en varios países los cuales le negaban la residencia porque, como tu dices, era demasiado para los rusos y para muchos más. Da un poco de impresión leer ciertos libros suyos donde explica (a priori, obviamente) sucesos como la caída del muro o la actual crisis.
    No lo conozco a Mateo, ahora me pondré a leer.
    Abrazo!

    ResponElimina
  3. Trostky! en algún sitio me pareció leer que Ramon Mercader era tío o abuelo o algo de Gay Mercader, músico de Los Negativos, y futuro jefazo de Gamerco, empresea dedicada a los conciertos....siempre me ha parecido una anécdota estúpida pero brillante para ganar amigos en la barra de un bar. Abrazos!!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Pues creo que es cierto: Gay Mercader presume de amistades con Jagger y con unos cuantos más, pero lo del tío no lo saca tanto a relucir. Está bien forrado el tío.

      Elimina
  4. Bon post Francesc! I es que per a la total NORMALITZACIÓ d'un país no hi pot faltar de res, bona musica, bon cinema, bon menjar, bons llibres, una llengua, mals polítics, pitjors gestors, molts mentiders, els seus dimonis i els seus deus! I aquest caràcter del català emprenyat que crida però que no ho sentint a madrid per si s'enfaden... això si que ha de canviar... no sé que més ha de passar per fer un cop de puny a la taula resolutiu!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gràcies!! Se m'ha bessat el pot de la bili aquí. Però es que començo a ser de la idea de que o ens treiem aquest tarannà conciliador i bonrotllista o seguirem veient els enemics com hipotètics aliats, o fins i tot clients.
      Com l'acudit del tio de Sabadell, el saps ??

      Elimina
  5. Respostes
    1. Doncs a un industrial téxtil de Sabadell li diuen que la seva dona l'enganya. Que vagi a la porta d'un hotel i se la trobarà sortint amb el tio que se la tira.
      Efectivament, se'ls troba, i el de Sabadell trinca al tio de les solapes de l'americana i li comença a dir tot emprenyat... vostè!.... vostè!... mentretant li palpa la tela i canvia d'expressió... vostè es client !!

      Elimina
  6. Escrius molt bé!!!!! però d'acuditssssss..... ejem ejem!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Va, que un acudit per escrit... com es fa.... li falta "element dramàtic". Merci !!

      Elimina
  7. Me estás metiendo presión, así no vale.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No es presión, Quién, tú a tu ritmo, aunque tengo curiosidad.

      Elimina
  8. Sempre he trobat fascinants aquestes dues històries, quins personatges! En realitat són històries molt tristes, més que res per a ells mateixos. Tinc una tieta que té aquest problema; no pot evitar explicar mentida rere mentida, decorant la realitat per cridar l'atenció...
    Això sí, no ens menystenim, que a Catalunya tenim l'Enriqueta Martí, la vampira del Raval (http://ca.wikipedia.org/wiki/Enriqueta_Martí_i_Ripollés), tota una assassina en sèrie dels anys 10 del segle XX. Molt fan del compte de Twitter http://twitter.com/EnriquetaMarti/ Humor negre fi, fi.
    Hi ha més casos interessants on rascar (que preguntin als de Tor...), com el que va inspirar a Flaubert a escriure 'Bibliomania. La història del llibreter assassí de Barcelona'.
    Això sí, som porucs des del 1714, abans érem prou bel·licosos. No ens hem recuperat de tota aquella rauxa.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Doncs sí, "anònim" vaig pensar més tard en la vampira del Raval... però aquesta parella de personatges (seria fascinant veure'ls plegats alguna vegada) em semblen força representatius d'aquesta mentalitat extranya, tancada, victimista i botiguera a que ens han abocat, sobre tot, els de CiU. Espero veure't sovint per aquí, encara que la política es només un tema que surt de tant en tant...

      Elimina

Segueix a @francescbon