divendres, 9 de març de 2012

ELOGIO DE LO DISPERSO

Hay veces, en los últimos meses, en que he estado monotemático. Las acampadas. Quién se acuerda ya de las acampadas en Plaça Catalunya y en otros puntos neurálgicos del estado. El mismo, supongo, que tendrá presente lo que consiguieron, con su parsimonia y su buenrrollismo, sus puestos informativos, sus jergones tirados en el suelo, y sus puntos de recogida de residuos. Radicalización del PP, triunfo por todo lo alto, y un arquetipo más del que reírse, "el indignado". Aparte de eso, nada. Ni la caseta de que hablé. Dónde estará la caseta. La de tiras cómicas y menciones socarronas que habrá habido en la prensa rancia, mostrando el dibujito del desarrapado de turno al lado del señorito repeinado del PP, jersey anudado al hombro y MBA bajo el brazo.

Así que, creo, de vez en cuando merezco ser lo más disperso posible. Como la prensa (cada vez menos) que regalan en el metro (mmm, en el subte): sin sentimientos, todo superficie. Esa ligereza me aleja el dolor de cabeza que provocan las cosas que obcecan. Estamos a viernes, narices.

Colofón final a la primera temporada de Treme (con la segunda esperando en el reproductor): importante golpe en el penúltimo capítulo, en plena línea de flotación. Este David Simon. Dios ampare a los incautos que esperen de Treme un nuevo The Wire. Ni un tiro (no es que tampoco hubiera muchos). La droga, como un mero complemento de tercerísimo plano. La roña, en los rincones, la que ya agotado no intentas retirar, o dejas para otro día. Que es una imagen cierta pero también metafísica. Eso es lo que pasa en el mundo: nadie se ocupa de mirar lo que queda en los rincones, más que de tanto en tanto.

Franzen :  cada página que leo de Las correcciones me empuja más a buscar en toda su obra. Si son cuatro al día, o veinte, da igual. Nada es superfluo. Veré lo que tardo en acabar ésta y sus tres novelas restantes. Desde ese momento ya iniciaré la cuenta atrás, pues con su ritmo el siguiente tocaría en 2019 o así. Mierda. Interesante escritor, mucho.

El asunto de Orsai : gente que se pasa y comenta, poderoso estímulo y me comporto como un anfitrión gilipollas; una frase intentando ser original con todo el mundo. No como esos escritores de ventas millonarias que ni conceden entrevistas ni ceden más que mirar altivamente a cámara en las fotos promocionales. Eso, Hernán, es lo que significa nadie en medio; todo lector tiene su trato personalizado. Agotador, poco rentable, seguramente, inviable. Tanto como emocionante.

Dos reseñas que debo, aunque una (hasta ahora) bajo el mayor de los secretos. La de Los girasoles ciegos: difícil, quién coño soy yo para seleccionar apenas unos párrafos entre tanta maravilla. 
Y la de Bolaño por sí mismo. Recopilación de entrevistas a Roberto Bolaño publicada por una universidad chilena. Auténtico festín donde El Genio despliega su naturalidad teñida de inmensa modestia (cuando se refiere a sí como persona o como escritor).

Una entrevista escandalosamente interesante con un tipo valenciano, relacionado con el mundo del arte, al que sin reparos confieso no conocer previamente de nada. Pero con opiniones y gustos extraordinarios. Se lo dije a Ronny: me encantan los que mencionan e intercalan sus gustos y preferencias a las primeras de cambio. Un sueño húmedo para los yonkies culturales.


Por todo lo cual confieso que me es muy difícil no creer en la humanidad cuando existen esta clase de personas.

Ya que ahora mismo aún he de verificar que Messi no sea un extraterrestre.


4 comentaris:

  1. Dale, Francesc, que Messi es la apuesta segura, estás muy mainstream! jaja, es broma. Qué grande, la pulga. Pasando de eso...
    Ser mono temático es buena para dar realce a una noticia, y claro, las acampadas lo merecían, fueron un buen método de reclamo, lástima que no se haya logrado mucho o nada.
    Una duda: Fue Bolaño quien en una entrevista dijo que para escribir una autobiografía se necesita tener un pene de 30 centímetros en erección? En algún lugar leí aquello y lo relaciono con Bolaño, siempre, pero sin seguridad.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Hay muchos motivos emocionales para poner a Messi. Soy barcelonés y barcelonista desde que tengo uso de razón. La ciudad entera se alegra cuando el equipo gana, y eso se respira en las calles. Hace falta en épocas como las que vivimos.
      Pues no sé si esa declaración es de Bolaño, podría serlo perfectamente. Repaso mis archivos, incluido el libro. Puede que dijera esa genialidad, más otros cientos de miles.
      Gracias por comentar !!

      Elimina
  2. Imperdonable de mi parte. Apenas en este momento caigo en cuenta de que no te he recomendado el blog de Yamila Trautman, la excelente critica de rock, pero no de cualquiera sino del que nos gusta. Alli he conocido muchisimas cosas nuevas y confirmado datos viejos. la comunidad varia pero estan los "viejos", los fieles, que son grandes comentaristas y comparten mucha música. Si punto en contra tiene es que está dentro de la página de la Rolling Stone argentina, rollingstone.com.ar
    Su espacio se llama Hot Tracks. Los viernes es para música random, lo que se le ocurra, nuevo o viejo. Hasta hace poco participaban los lectores creando el "Random Experimento" donde recomendaban bandas chiquitas o desconocidas. Y si he escrito tanto es porque el blog me gusta y Yamila me encanta (solo tiene una foto de perfil, pero lo que escribe es... ella!). Espero te guste y si ya lo conocias, disculpa el testamento escrito.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Otra página más para referencias. Ni idea de quien era. Sí, desde luego estar alojada en la página de Rolling Stone da un poco de cosa, pero qué vamos a hacerle.
      Empiezo a visitarla ya.
      Viste como se resolvió el problema de Germán y los seis misteriosos de Praga ??. Vaya, suena bién como nombre de banda ligeramente after-punk, o como nombre de post !!
      Saludos

      Elimina

Segueix a @francescbon