dijous, 22 de desembre de 2011

ECONOMIA Y COMPETITIVIDAD

13 ministros más bién veteranos, algunos ya muy vistos. Un ministro de economía que estaba al mando de la prestigiosa Lehman Brothers. Una portavoz que se pasa por el forro el permiso maternal, dando ejemplo de conciliación. Ministros con voz de no-do (Montoro: espectacular). Ministro catalán, nacido en Fachadolid, de nombre Jorge. Ministro vasco, relacionado con la industria de armamento. Mas, que se cree el gran hombre por votar en contra. Amaiur, absteniéndose. Adiós cuarto de ESO (O=obligatoria, por tanto gratuita o concertada). Hola, tercero de bachillerato (opcional, de pago). Adiós semanitas que se hacen cortas entre tanta fiesta, hola puentes oficializados.

En seis meses, nueve a lo más, las maletas.

Si algún día me voy, al margen de familia, amigos, conocidos y saludados, puede que eche en falta algunas cosas.

La Rambla de Catalunya, que ha acabado siendo más cálida que el Passeig de Gràcia.
Las calles de Gràcia (quizás las de Sants y las del Raval también) que me quedan por investigar, que no conozco en absoluto ni intuyo apenas.
Las casitas de Horta que nunca tienes tiempo de pararte a contemplar.
Las de la Bonanova que se han convertido en clínicas (abortivas, estéticas, de desintoxicación).
Las manzanas del Eixample llenas de carteles con pisos y locales en alquiler, para pasar por delante y pensar cómo viviría uno allí, qué montaría uno allí.
Un letrero en uno de esos locales, que decía Adiós. Una palabra que, en aquellas circunstancias, estimula poderosamente la imaginación.
Muchas bibliotecas donde siempre encuentras ciertos libros, porque seguramente nadie más los lee.
El regusto canalla del Paral-lel, del cual, oficialmente, sólo queda apenas un par de metros cúbicos de aroma. La esquina del Studio54, dónde alguien me pispó, en 1982, un pin (qué coño pin, se llamaba chapa) de los New Order. Oficial: el primero de Barcelona en llevarlo (que alguien me demuestre lo contrario).
El regusto, no canalla sino parisino, de la calle Trafalgar a primera hora. Cerca del cruce con Girona o Bruc.
Los parques a los que hubiese ido si mis hijos no hubiesen crecido tan rápido.
Las rutas por las que uno puede cruzarse corriendo a 6Q, algún día, incluso aunque juegue el Barça.

Y compré, porque si uno espera sabiamente siempre llegan ciertas ediciones de bolsillo, De qué hablo cuando hablo de correr, de Murakami. Del que espero, quizás ingenuamente, que me empuje a un renacimiento.


2 comentaris:

  1. En plena final del mundial de clubes Messi vs. Neymar no se me ocurrió otra cosa que coger la bici y seguir el partido por radio. El primer tanto me pilló cerca de Santa Mª del Mar, uno de mis edificios favoritos. Bueno, mío y de media humanidad. ¡Gooooooool! frente a mil turistas. El segundo en Arc de Trionf. Un poco más arriba de donde varias colles sardanistes y dos coples competían por quién es el mejor del geriátrico. Mal vamos si la media de edad de los defensores de la tradición supera los 55. Y lo peor es que no es una exageración. ¡Goooooool! frente a más turistas. Justo al final de la calle Trafalgar donde De mica en mica y yo mismo trabajamos varios años antes de que se convirtiera en una colonia china.

    En el centro de Gràcia, y pese a ser domingo, descubro que un cliente mío tiene el local abierto y entro a saludarle. Se puso parlanchín y al salir, ya había terminado el partido. Le habría matado. Hora y pico. Pero hay que proteger a las especies en extinción, y éste es de los que paga.

    Citas la Bonanova donde esta misma mañana he sacado una foto con la BB. Foto que pretendía ser la cabecera de una entrada en el blog. Desde hace años la recorro enterita cada mañana sobre las 08:15. Ya me lo has chafado, como es habitual.
    Vete donde pero no pares, que todavía te falta para mucho para llegar a las 2666.

    Desde Amposta, 6Q

    ResponElimina
  2. Cada vez tengo más claro que si llego a los 2666 eso no parará ahí. Serían unos 7 u 8 años, más lo que llevo unos 10 años que no hay que desperdiciar. Pero no me jodas con lo que te chafo hombre, ya me siento mal por los temas que compartimos generacionalmente, pero un barrio, chaval, una imagen, ponla ahí y saca ese post.

    I bones festes, es clar.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon