dilluns, 5 de setembre de 2011

MISION CUMPLIDA (PERO EL RITMO CONTINUA)

Honestidad brutal: este blog tiene su título y sus frases emblemáticas, sean éstas claras o subliminales. Pero, despojado de tanto artificio, podría resumirse en un par de sentencias sumamente agrias e impopulares, frases que si suelto van a hacer que mire antes de salir del portal, antes de cruzar la calle, pero ahí van: la gente por lo general tiene un gusto de mierda, y yo voy a intentar que eso se arregle un poco. Este objetivo genérico en realidad no es tan pretencioso como parece: cada seguidor que le quito a Isabel Allende o a David Bisbal o a cualquier otro pseudoartistilla para entregarlo a Bolaño o a Cercas o a Goldfrapp, es un enorme triunfo por el que daría fiestas, de bajo presupuesto pero fiestas en las que haría explotar los petardos que sobraron del último Sant Joan. 
Lo feliz que me ha hecho 6Q con su post sobre The Wire. 
Trabajo bién empleado, por lo que a mí se refiere, pues, como si de una vulgar pirámide de Ponzi se tratara, 6Q acaba convirtiéndose en un acólito y en un nuevo promotor. Cuestión que arroja algo de luz sobre algo que merodea por mi cabeza hace días: cómo abandonar esta extraña deriva de las últimas semanas donde, a raíz de cierto acelerón lector, aquí se suceden una tras otra cosas que serían reseñas o críticas o informes u opiniones sobre todo lo que passa por mis manos. Leo que hubo un boom de blogs literarios hace unos años, y que las grandes editoriales se fijaron en ese público potencial. Pero aquí nadie merece ser tratado como el coche-escoba de mis devaneos, o sufrir las consecuencias de esa onda concéntrica cuyo epicentro puede ser un estante en una biblioteca o una simple mención en la prensa que me llama la atención más que cualquier otra cosa. 
Pido perdón públicamente por esa falta de respeto. Lo pido también por esa trastienda en que he confinado la música, que es el motor principal, el core-business que aprenden, y como todo término en inglés que aprenden, no paran de restregar, los pesados de los MBA. La música es el inicio de todo y ya llevo demasiado tiempo cazando mariposas. O sea, meras canciones sueltas de discos que no me enganchan en su plenitud. Venero a Houellebecq pero no quiero darle la razón en una afirmación de uno de sus libros, tan cruel que no pienso reproducirla. El que quiera que la busque. No sé si esto será una medida con daños colaterales: los días se acortan, cosa que me entristece algo, pues trae cierta sensación aparejada de vivir menos. Los médicos (ignoro su especialidad) hablan de ciertas hormonas que la luz diurna contribuye a segregar, así que la vida en la calle languidecerá o se restringirá a las mañanas, las tardes se harán frías y no apetecerá sentarse a la intemperie, todo eso pasará, y contentos estaremos de que ese ciclo se produzca pues, como dice cierta canción, el tiempo es mi aliado y cada segundo me acerca al mañana.

Puede que algún día se determine científicamente que los Keane eran insufribles. Puede que se les encuadre en ese desagradable cajón de los one hit wonders, más que una posibilidad es una casi confirmación, pues ni yo soy capaz de recordar una sola canción que no estuviese incluida en su primer disco. Dentro de una curiosa saga que empieza cuando los U2 empiezan su carrera imitando los discos más épicos de los Simple Minds, y Bono la voz de Jim Kerr (luego los Simple Minds les imitarían a ellos viendo lo fácil que los U2 hicieron caja a base de imitarles), sigue con los U2 subidos a un árbol mesiánico e insoportable, del que se bajan para ir a una disco en Berlín (escaso lapso de tiempo en que me resultan agradables de oír), para continuar con la saga, pues Radiohead algo se inspiran en ellos en sus torturadas voces, pero pronto se sacuden el polvo, Coldplay ya directamente lo fusilan todo, se constituyen en una especie de franquicia del stadium-rock que bebe de muchas fuentes, que incluyen festivales y ONG y New York y celebrities y fotos con los niños necesitados de turno. Keane, en ese único disco que les recuerdo, empiezan canciones con el fraseo de piano de New year's day. No una, varias. En otras canciones recuerdan a los Tears for Fears, por ciertos tratamientos vocales, voz que puede irritar algo, lo reconozco. Pero, lo que son las cosas, sus melodías se vuelven efectivas, a pesar de ( o gracias a) su simplicidad. Que  alguien me haga trizas, pues puedo merecerlo, pero usaré ese comodín del valor sentimental. Mi hija, a la que debería ir dedicando (y a mi hijo también, faltaría), un post, de vez en cuando me recuerda alguna antigua canción que ya no pongo, y me tararea cosas como estas, que deben estar retenidas en su memoria desde los 6 o 7 años. No lo estoy haciendo mal del todo.



4 comentaris:

  1. Envídiame, chaval.
    Me queda la quinta temporada ENTERITA de The wire.
    Calculo tres fines de semana, para desesperación de mi mujer, que sin ser racista ya está harta de ver negros. Me lo voy a pasar bomba.
    Al contrario que muchas series, ésta mejora con cada temporada. El drama escolar (4ª) a priori no me llamaba la atención, y ha sido estupenda. Quizás la mejor. Veremos en la redacción del periódico.

    6Q

    ResponElimina
  2. Keane, fue el conjunto telonero de U2 en un concierto (creo que el primero que hicieron en el Camp Nou)...nunca olvidare esa noche...gracias por recordármela

    ResponElimina
  3. Raro caso pero agradable. Llegué a la tienda de discos de un centro comercial a revisar que había de nuevo. De esto hace ya muchos años y sonaba insistentemente alguna canción de Keane, supongo que aquel hit de gran difusión que tu mencionas. Compré sus dos primeros discos y fue un placer escucharlos mil veces. Hopes and Fears, Under the Iron Sea, me parecen dos buenos discos, parecidos uno a otro. Lástima que en los sigueintes han venido a menos.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me hace plantearme nuevas escuchas al segundo disco: yo me centré en el primero; me atraía el concepto de banda sin guitarras. La música me parecía con un cierto tinte épico y melódicamente acertada. Quizás un pelo afectada por la voz del cantante.
      Suerte tengo de que la gente revise viejos posts. Hay demasiados de los que ni me acuerdo.
      O sea: o cómo pasa el tiempo o escribo a veces demasiado.

      Elimina

Segueix a @francescbon