dilluns, 2 de maig de 2011

INDIGNAOS 2.0

Aunque no se trate de algo difícil ni excesivamente original, habrá que reconocerle al primero que describió Indignaos como panfleto la condición de pionero. De poco le servirá, pero mis respetos. Libro más vendido tanto en castellano como en catalán, dentro de la categoría de no-ficción, cumple a las mil maravillas ciertas premisas realmente a la medida de ciertos perfiles de lector (nichos de mercado, como le llaman los gurús del marketing, me parece la palabra más desagradable del planeta). Además su pequeño tamaño y su limitadísimo contenido (apenas, de verdad, 15 hojas reales) permiten a mucha gente no solo el hecho de decir que ya han comprado algo que encaja dentro de los parámetros de libro.

En este punto debo confesar que preparaba esta entrada el pasado viernes 29 para programar que se publicase hoy 2 de mayo. Pero no la acabé hasta hoy. En medio de estos dos momentos me entero del muy global hecho de que las tropas USA se han cargado a Osama Bin Laden, hecho que puede que influya en como siga este escrito, inconscientemente. Nunca se sabe.


Por tanto, si a mucha gente el esfuerzo de acudir a una librería, céntrica o no, en un sábado de Sant Jordi, no le ha supuesto daños irreparables, a los compradores de este libro puede que les lleguen las fuerzas incluso para leerlo. Vamos, señores, son quince paginitas de nada. Menos de media hora, puede que se emplee menos tiempo en su lectura que en comprender las instrucciones de montaje de una mesa sencillita de Ikea. Y vamos, echando un vistazo por encima, De Gaulle, la resistencia francesa, la nacionalización de ciertos sectores, Sartre, Gaza, Israel, ya está, casi. Para la editorial, el chollo padre, un texto que cabe en 10 páginas de Word, tipo letra 11, no sé a qué precio, espero, baratito, en cualquier caso desproporcionalmente caro si tenemos en cuenta que 1100 páginas (lo siento Lydia, aprox.) de genialidad de Bolaño en 2666 están a unos 23 euros. Para el lector un ratito, y ya hemos cumplido por este año. Repito, libro más vendido en no ficción en castellano, ídem en catalán. Y yo que lo leí, descargado eso sí (con el dinero ahorrado compré un Murakami en edición de bolsillo), que soy un rara avis dispuesto a pegarle fuego a todo lo que origina esta sociedad malaltona (1) si se me espolea lo suficiente, me quedo frío ante esa lectura. Pensaba que esas páginas encabezadas por ese título tan prometedor iban a llevarme, a mí, y a otros millares, a insurrecciones pacíficas y silenciosas pero efectivas, rebeliones con bolígrafos y PCs que te dejan ir a casa a ver el partido, y mañana seguimos.
Como en medio de ésto también asisto a un día de la madre, solapado con el día del trabajo, que cae en domingo, leches, me da por pensar otra vez en tantos inventos de tiendas y de comerciantes para que la gente se quiera, se interese por la lectura, todas esas naderías, lo que sea pero pasen por caja al salir.

Suena Moon safari, de Air. Ya debo haber hablado de ese enorme y parisino disco (enorme y parisino deben ser sinónimos en algún universo paralelo, pero lo dejo así), pero escarbar en el blog acarrea dejar de escribir 10 ó 15 líneas, y yo no soy quién para despojar al mundo de 10 ó 15 de mis geniales líneas, así que procuraré no repetirme. Formidable disco, casi 100 % instrumental, pocas guitarras, casi todas acústicas (para compensar la saturación de guitarras de Radiohead). Como la gran mayoría de los mejores discos, estúpido dejar las cosas en las sensaciones de la primera escucha. Los discos que entran a la primera escucha están bién, pero también hay que ir con cuidado con ellos. Tiempos Ipod, ya advertí. Cinco segundos, no arranca la cosa, skip. Si uno usase el skip a los cinco segundos de una maravilla como Talisman, no sabría lo que se pierde. Porque en el minuto 1:15 empieza un ritmo que vuelve esa música como muy cinemática, y en el 2:03 las cuerdas (sintéticas o no) suben esa sensación al cielo, que se mantiene hasta una nueva elevación sobre el 3:19, punto en que Barry y Morricone y Badalamenti asoman entre las nubes.

http://www.youtube.com/watch?v=_50JySzHKco

Ya que los americanos se han cargado por fín a Osama Bin Laden (eso me recuerda le enorme deuda que mantengo por no haber dedicado un post a la genialidad de The Sopranos) , y que, como consecuencia, se supone que el resto del planeta deberíamos respirar una tranquilidad que a mí no me acaba de entrar en los pulmones (pues siempre me dió la impresión de que era más un presidente honorario que otra cosa), yo diré que más bién veo, o temo, reacciones airadas en el horizonte. En medio del marasmo de especiales de TV y emisoras de radio convocando a toda prisa contertulios, oigo que quizás han tirado su cadáver al mar, y dejo de entender lo poco que entendía. No hay mártir con tumba a la cual peregrinar , ni la epopeya mediática de un juicio. pero, al mar ??. Como a las desgraciadas víctimas de Pinochet y de Videla ??. De quién surje la idea ??


(1) Malaltona = catalán por enfermita, con cierto tono pueril y condescendiente.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon