dilluns, 28 de febrer de 2011

EL BRILLO APAGADO

Cuando oigo a Calamaro en El cantante, portentoso disco que lleva entrando y saliendo de mi vida desde el 2003, veo mañanas en azoteas de la parte antigua de Sitges, mañanas de domingo de invierno con ese tenue sol que calienta lo justo. Calles llenas (o vacías) de silencio que para algunos es post-resacoso. Para mí no lo es.
Y periódicos y croissants recién hechos y aviones cruzando el cielo, y trenes pasando, aunque no tan rápido como deben pasar ahora.
Siempre he esquivado los aires nostálgicos, o demasiado personales (de la parte de mi persona que tiene una familia, y amigos y compañeros), porque, en este templo, las cuestiones que veo importantes, la filosofía, es intentar que la gente no se quede con lo que a todo el mundo le es ofrecido. Escarbar la epidermis, en fín. Si yo estoy aquí o allí, triste, eufórico, o las sesenta, o setenta, gradaciones intermedias de estas dos sensaciones, es irrelevante. Esa caja permanecerá cerrada, en un principio, siempre.
La Vanguardia, en mayo, en catalán. Os lo dije, pues a mí me preguntaron, y no podría decir firmemente que preguntaron a más personas, pues yo no lo ví. Así que pensaré, en función de estos hechos, que es porque yo lo he dicho. Y por tanto, debo mantener cierta coherencia (aunque puede que la incoherencia fuese uno de los valores y banderas de este blog), y recriminarme, y no quedarme ahí, que hace como seis meses que esto es sólo en castellano. Haremos algo, claro. 
Los países árabes de los levantamientos populares. Está claro que Libia iba a ser un caso aparte, pues Gadafi (aunque ayer leí Ghadafi) no iba a permitir así como así que su asunto fuera como el de los demás. Y Egipto, Túnez, en fín, los otros, cada vez me invade más la impresión de que puede que todo se limite a un cambio suave, echando al dictador, pero, a la vista de lo complejo que debe resultar organizar el tinglado de un estado (y ayudados por las sugerencias impositivas de los inversores extranjeros y los gobiernos de occidente), empiezo a temerme que se cambie todo para que todo siga igual. Menos en Libia, nadie ha dicho que se carguen al dictador depuesto. La multitud ha entrado en sus palacios, ha comido de su nevera, se ha bañado en su piscina, algunos con eso están más que contentos. Sigamos mirando qué hacen, no ??
El Barça, por qué no hablar más de él ?? Soy un forofo y eso es tan visible y palpable como otras filias. Y he descubierto (chafardeando, cómo no) que De mica en mica es apasionada también. Empiezo a tener algo menos de escepticismo hacia Rosell, por sus escasas maneras de protagonismo y su tono discreto por lo general. Ahora que Florentino levanta los brazos en el palco, y envía a sus allegados SMS revelando "ser humano". Estúpido pretencioso, seguro que un androide no tendría tu cara de seminarista reprimido. Que levante los brazos, que vaya entrenando el movimiento. Necesitará perfeccionar ese ejercicio para llevarse las manos a la cabeza cuando se dé cuenta de que ni con Mou se comen una rosca.
Nuevos visitantes, pues, y alguno que creía, no, temía, desaparecido y vuelve a manifestarse. Y entre referencias elige a DJ Krush y a Simply Red, pareja profundamente desconcertante pero las casualidades tienen estos trucos escondidos. Y el invierno, no el ruso sino el barcelonés, que parece querer hacer una última aparición para decirnos ya, casi, hasta el año que viene.




1 comentari:

  1. Bon, este nieto virtual...es forofo, devoto practicante y ama al Barça vote a Rosell...soy enemiga de Florentino y aborrezco a Mourinho.
    Me gusta la canción El cantante, y Andrés Calamaro.
    Lo de los países árabes me da miedo, el efecto domino no se donde parara.
    Saludos.

    ResponElimina

Segueix a @francescbon