dijous, 13 de gener de 2011

RIDICULO

Temas que van quedando en el tintero. Aunque sólo fuese por el hecho de estar sometidos al mismo aparato estatal, que no lo es, debo reconocer que casi todo lo vasco me genera una enorme simpatîa personal. La excepción que marca el casi no es pequeña : no me gusta nada la enorme influencia del aspecto religioso allí. Por todo lo demás todos mis amigos y conocidos vascos son gente la mar de sana, aunque se les nota algo tensos al afrontar temas políticos. Yo estoy muy contento de que ETA haya declarado ese alto el fuego, y me revienta enormemente que prácticamente todos los polîticos hayan recibido ese anuncio con un escepticismo enorme. Creo que todo el mundo tiene derecho a vivir libre y en paz. Por supuesto incluyo a las víctimas. Pero algún dia hay que acabar con eso y no hay que ir desperdiciando oportunidades. Sé que es un brindis al sol pero por una vez los políticos podrían dejar de pensar en lo que va a reportarles votos o las críticas de sus adversarios que ello pueda acarrearles y afrontar esta situación con el ánimo de pasar página. Aunque sea por el hecho de que prefiero una preocupación menos a la hora de pisar la calle. Yo, como muchos, creo, simpaticé con la ETA de los 70, la del atentado de Carrero Blanco, pues hicieron falta cojones para cargarse a todo un presidente de un gobierno de Franco. Pero luego, pasado un tiempo, vino Hipercor. Y eso acabó con la sintonía. Supongo que mucha gente pensó lo mismo. En fin, sin demagogias, que cuesta a la hora de abordar los temas, a pesar de que desde este blog he hecho algun comentario no muy pacífico, creo que vale más la pena que estemos conviviendo sin ese tipo de miedo,  ya hay bastantes otras cosas que dan miedo.
Una de ellos sería ser conscientes de que vivimos en un país donde el Ministerio de Agricultura ( o el que se esté dedicando a éso ) elija a Belén Esteban ( y por tanto le pague ) para promocionar el consumo de conejo.  Sin todos los dobleces que esto permite, eso sí es hardcore.
Hay quien lo dice de los extraterrestres ( hay que hablar un día de los extraterrestres aquí ), pero yo lo diría de un inglés cualquiera que cayese en nuestro país. Explicarle los méritos que ha hecho esa señora que dice que comamos conejos para cobrar lo que le paguen por ello ( obviamente a mí cualquier cantidad me va a parecer mucha ). Claro que a los ingleses habría que explicarles también por qué nos comemos animales que para ellos son mascotas ( o sea que para los ingleses en ese sentido un poco lo que para nosotros son los coreanos con los perros ). En fín. Yo les preguntaría por qué ciertos estamentos oficiales de Inglaterra insisten en que miembros de jurados o jueces se sigan poniendo esas ridículas pelucas propias del siglo XVII.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon