dissabte, 29 de gener de 2011

LAS CIEN CANCIONES

Un día lejano ( dos años pueden ser mucha distancia en el tiempo como lo pasado esta mañana puede parecer olvidarse en la eternidad ) prometí a alguien meterle unas cien canciones en un CD que la llevarían a Paris, a NY, a Rio de Janeiro, a Londres, y que pasaríamos también por Ibiza. Las puse, sí, pero el disco sigue aquí, pues todos mis CDs ( como las cassettes de hace décadas ) son obras inconclusas que requieren una nueva revisión a la que se presenta algún disco que me llama la atención y tiene ese tema que faltaba ahí. La búsqueda de la perfección puede que sea una estupidez absoluta. Buscándola puedes perderte disfrutar de todas las imperfecciones que te salen al paso. He de parar con las citas de las que no recuerdo el autor : La vida es lo que te sucede mientras haces otros planes. Agradezco a Torkemada que me revelase, sin saberlo, que Einstein era el autor de otra frase favorita : Hay dos cosas que no tienen límite, el Universo y la estupidez humana, y de lo primero no estoy muy seguro. Si alguien duda de lo segundo le sugiero que le dedique el tiempo que su estómago le permita a leer a Alfonso Ussía, sin lugar a dudas un ejemplo vivo de lo que es un ser retorcido, ladino y detestable ( pero eso a él le parecerán palmadas en la espalda, y no querría que eso fuese un estímulo ). 
Por cierto que una de esas versiones del CD de las 100 canciones suena en mi equipo y me permite ser yo el que viaje. En el RDL de febrero ( buena noticia : RDL va a colgar en abierto en su web gran parte de los contenidos de la revista desde su creación : es bueno tener la perspectiva del tiempo cuando hablamos de obra musical ) leo que Mick Karn murió. Mick Karn era bajista de Japan. Tocaba el bajo sin trastes, lo cual daba una plasticidad a sus líneas de bajo que no he vuelto a encontrar muchas veces. Una mala enfermedad se lo ha llevado al otro mundo, con unos 50 años, viviendo en Chipre alejado de la primera línea musical. Yo creo que dediqué unas líneas a Japan en una entrada ( he de vanagloriarme : muy loada por Mlle. Burlesque ) pero este hecho va a hacer que me olvide, y vuelva al ataque. Gentlemen take polaroids, disco de Japan completamente influído por Roxy Music, me acompañó en 1981-1982, a .lo largo de noches casi en vela que empezaban ante un libro o unos apuntes y acababan delante de la carpeta de un disco de vinilo, oyendo el piano a la Satie de Nightporter, canción que debería ser de las diez mejores de todos los tiempos si esa lista la confeccionase únicamente gente con tendencia a la melancolía inexplicable, o como mínimo al amor fou. Pero el mundo no es así y Nightporter seguramente quede en el olvido, como mucho en el recuerdo del programador de algún deleznable canal como Kiss FM o RAC105 para pincharla con la intención de acunar insomnes. Mick Karn, R.I.P., gracias por los bajos de tus canciones, yo pienso echarlos de menos.
Túnez y ahora Egipto. Lejos pero no tanto. Y veo la foto en La Vanguardia de disturbios en Egipto y veo a tíos enfrentándose a la policía, vestidos con túnicas y tocados con pañuelos a la palestina. Sé que en esos países estos ropajes son usuales, pero siento cierta inquietud. Hay que acabar con las dictaduras ( si no, acaban durando 39 años y 36 de propina ), y esos levantamientos populares, especialmente si no se cobran la sangre de inocentes, cuentan con una cierta simpatía por mi parte, en cuanto son constataciones de que a veces la gente puede ostentar el poder. Pero no sé que se va a poner en el lugar de las dictaduras : y es obvio ( sólo hace falta mencionar a Hezbollah ) que los integrismos islámicos tienen pan presto para ser mojado en semejantes panoramas de inestabilidad. No sé que pasará, ni me gustaría que el capitalismo se presente ahí a proteger sus intereses, pero comprenderéis que desconfíe de gente cuya base cultural tenga el sustento de religiones donde se maltrata a la mujer, donde se lapida, y todas esas delicias.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon