divendres, 21 de gener de 2011

EL LIO DE TUNEZ

Según sesudos expertos en polîtica internacional ( de esos que con sus grises trajes grises nos sumen en el sueño cuando se extienden en los debates), el tema de Túnez va a tener hondas repercusiones. Hasta donde yo lo entiendo el pueblo de Túnez ha dicho basta y se ha rebelado contra el dictador que los tenía sojuzgados, acompañado por una caprichosa esposa ( que antes de salir del pais se dió un voltio por el banco para que le metieran una tonelada y media de oro en el monedero para sus gastos ), y de la correspondiente telaraña de familiares y acólitos que han medrado a cuenta de su condición. Todo parece muy idîlico y muy populista. Ahora espero que el tema no acabe como Irán y que los integristas ( que alguno deberá haber por ahí ) no aprovechen para adaptar esa democracia a los fines que todos nos tememos en Occidente. No veo que hay de malo en intentar que los radicales islamistas estén bién alejaditos del poder. Los aquí presentes, por lo menos los que se han pronunciado, ya tenemos muy claro lo poco cómodos que nos sentimos con el tema de las religiones. Y ya de paso, repitiéndome algo con la otra entrada de hoy, con ese concepto de Dios. A ver, si Dios no es todopoderoso, no tiene sentido su idea. Y si lo es, creo que tiene bastantes cosas bastante mal montadas. Creo que hoy por hoy me da más miedo Botín que Dios. Influye más, siempre indirectamente, en mi vida.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon