divendres, 24 de desembre de 2010

DEJAME ENTRETENERTE

Mientras espero pacientemente caer en excesos para arrepentirme despues, veo una pelicula que se ajuste a cierta planificación horaria. Up in the air, otra vez Clooney, que ha sido beneficiada por su razonable duración inferior a dos horas. Una película muy americana, que te deja algo preocupado pues está completamente relacionada con la situación actual de severa crisis económica. Algunos estarán demasiado familiarizados con ciertas situaciones. Otros verán solo una exageración dramatizada. Otra película sin final feliz con calzador, lo cual hoy (no hoy específicamente si no en estos tiempos ) está bién. 6Q, que empiezas a sospechar que yo maté a Kennedy : dejo descanso a Paul McCartney hasta despues de reyes, vale, no son fechas. Curioso como cierto ateísmo o agnosticismo predomina aquí pero respetamos estas fiestas ( la otra opción es : ya nos fallan las fuerzas hasta para cabrearnos). El título alternativo para el post, vetado al haberse cubierto el cupo de latinismos iba a ser POST FESTUS PESTUS. POST COITUS TEDIUS. Que conste. Son días dados a la jaqueca - originada por pesadas digestiones cargadas de café y alcohol. Son días dados a los buenos propósitos de boquilla. Son días de  pasar revista a lo hecho y lo no hecho. Me gustaría concentrar la constante ñoña y cambiarla por unas cuantas horas de sueño bién reparador, no este aturdimiento generalizado. La TV es especialmente inaguantable, tediosa a ratos, gritona a otros, exceso de sensiblería y un pelo de euforia demasiado impostada : lo que queremos que esto acaba para hacer el recuento de víctimas. Los políticos se reúnen y deciden cosas, piensan que lo que quiere la gente es verles emplearse al máximo - ilusos : yo ( creo no estar solo allí ) en realidad querría que todos se tomaran unas largas vacaciones : como eternas, o así. Un tema político no tocado aún, a ver si los dedos en la llaga hacen que alguien se levante de la silla / sillón / sofá / chaise longue : me gustaría, y mucho, que ETA decretase un alto el fuego, y que fuera definitivo, todo lo que se pudiera. Y que el independentismo vasco se quitase esa capa fúnebre que el entorno etarra les ha regalado con el lote. Que en Euskadi las opciones independentistas no tuvieran que ver nunca más con encapuchados, que se pudiese ir con la cara descubierta. En Catalunya, quizás porque seamos un poco gilipollas, al menos eso lo hemos conseguido. Y líderes denostados hoy, como Carod Rovira, han dicho bién claro : ninguna nación vale como para sacrificar una vida humana. Y digo lo de gilipollas porque, al estar en minoría numérica  ( quienes no quieren dejarnos ir son más que los que queremos irnos), no hay otra manera que el convencimiento, y eso es muy lento y muy arduo, y es un camino que no es recto y traza meandros. A muchos jamás se les convencerá, ya se sabe. Pero no creo que cargárselos sea el modo. Seguramente, como amigos más realistas que yo defienden con tesón, todo se trate de dinero. Lo que hablaba el otro día : el mercantilismo que todo lo invade. Annie Lennox, cantante de los Eurythmics, cantante de los Eurythmics en los 80, tocando himnos sintetizados con cierto aire marcial, una especie de Grace Jones blanca y casi albina con aires de dominatrix y pose muy ambigua, saca un disco de villancicos, de christmas songs. Vaya tela. Con su voz y su perfecta dicción y su impecable técnica vocal. Enorme, bonito papel de envoltorio, tanto más bonito cuando te das cuenta que envuelve la nada y la levedad más absoluta. Menos mal que primero, tras reyes, le toca a McCartney. Por cierto que del famoso hecho real de la tregua espontánea en las trincheras de la I guerra mundial se hace eco hoy LV, casualmente. Mira que si empezamos a ser un think tank donde acuden los gurús a buscar referencias - os aviso : hasta Quim Monzó puede tener un mal día .Y 6Q nos envía ayer el link de Pipes of peace, melodía que debería ser, con el paso de las décadas, igual que la de Wham, una especie de villancico contemporáneo. Yo no soy capaz de no contagiarme de este espíritu : así que os devuelvo ( con un clip supercutre que parece tener también cierto espíritu navideño ) una de las pocas otras canciones de los Wings que soporto ( junto a Live and let die y que aguanro, supongo, por el aderezo de un empacho de sintetizadores planeadores ) y, vaya, me doy cuenta que debería haberla puesto antes del enorme timo comunitario que es el sorteo del Gordo. Ahorraos los comentarios : mi hígado está pasando demasiados buenos días y no envía ni la bilis que debiera. Y el azúcar de los dulces, y ciertas sonrisas siempre encantadoras, y ciertos comentarios, todo eso tiene la culpa.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon