dilluns, 27 de desembre de 2010

CONCLUSIONES MUY PROVISIONALES

Recapitulo un poco últimos movimientos :

Mundo maravilloso : Javier Calvo . Libro que va claramente de más a menos. Estructura fuertemente influenciada por la de las series corales ( Lost ) de TV : ahora un capítulo con unos personajes, ahora otros, y se busca un final bombástico dónde todo cuadre. Pues para mí no cuadraba ( igual que el de Lost, al que ya voy a llamar timo esteticista en seis temporadas ). Duración excesiva, uso demasiado reiterado de ciertos recursos. Personajes un pelo estereotipados. Clásica dicotomía entre el criminal socialmente aceptado y el miserable que actúa por desesperación. Violencia a la Tarantino. Puesta en escena que invita a lo visual, aunque una película sobre ese libro debería pulir bastante ciertas lagunas. Tantas que igual el guionista acabaría teniendo más mérito que el propio escritor. Disfruté leyendo ciertos pasajes, no lo niego. Pero el conjunto del libro me parece poco real, y a veces lo poco real puede tener gracia, si se desplaza a lo onírico. Si se queda en esos parajes intermedios en esos barrios que las ciudades generan para unir poblaciones, no. Este es el caso con este libro. Echad la culpa a Bolaño, por dejar el listón tan alto. 
Ahora valoro dos opciones : la sencilla, leer La sombra del viento, teórico reverso cómodo y romántico del libro que acabo de leer. Sé, porque hace años tardé dos horas en engullir sus primeras 150 páginas, cosa que me pareció un pelo pantagruélica ( también leer demasiado ávidamente resulta excesivo, reduce a palomitas las páginas ), que no me costará nada acabarlo. La opción complicada es vestirme de siglo XIX y leer Moby Dick. Leerlo esperando esa lectura entre líneas que tanto proclaman todos los que dicen que no es un libro sobre una ballena. Leerlo sabiendo que Bartleby el escribiente me dejó un extraño poso. Curiosamente la elección será entre dos libros de temática para nada contemporánea, que es algo que me cuesta, me cuesta demasiado. Por qué estoy tan asido a lo de hoy y lo de otras épocas me resulta, a priori, poco atractivo ? , eso os lo deberá explicar mi psicoterapeuta, el día que tenga uno, claro.
Por eso mismo me requiere esfuerzos emprender ciertas aventuras ( Carnivále sería una ). Pero ante el aluvión casi abrumador de críticas decidí ver los dos primeros episodios de Boardwalk Empire. Debo reconocer que si 6Q no me hubiese alertado esta serie hubiese empezado sin que yo me enterara. Avisado, empecé a indagar. Siempre prefiero ver las series una vez se han terminado todas sus temporadas y la repercusión del momento cede ante la repercusión del boca-oreja. Entonces el hype deja paso a una perspectiva adecuada, la espuma que baja ya vemos si es de gaseosa o de una buena cerveza. Puedes ver qué caminos toman los actores destacados, en qué otros proyectos se embarcan guionistas y directores, la propia cadena que la produce. Qué pasa con Boardwalk Empire ? : aparentemente sólo cosas buenas.
La dirige en ocasiones, pero la produce y la apadrina siempre Martin Scorsese. Es bueno saber, por Shutter Island, que Scorsese puede cagarla, y bién. La produce HBO. HBO es la responsable de muchas excelentes series: ya os dije que visitarais www.hbo.com para ver lo que le han regalado al mundo. Es una televisión privada y se atreve con cosas que otras no. Dentro de la mojigatería propia de USA eso es muy de agradecer. En dos capítulos de Boardwalk Empire ya ha habido más sexo que en muchas otras series. Steve Buscemi es su protagonista : Buscemi ( que incluso dió nombre a un añejo grupo de trip-hop ) es garantía de cierto tipo de personajes, sobre todo por su característico físico de hombre con aspectos turbios. El personaje que interpreta me es vagamente reminiscente, en su entorno de relaciones, con Tony Soprano. Por cierto que el personaje en The Sopranos de Steve Buscemi ( el primo problemático recién salido de la trena ) es un absoluto regalo de los dioses. No sé qué haré, ahora que ya estoy enganchado, con Boardwalk Empire. Me abruma ( pues en estos tiempo de crisis todo lo que huele a despilfarro superfluo me pone un tanrto a la defensiva ) su puesta en escena, que huele a gran inversión ( de la que se espera gran rédito ), también la fidelidad de la recreación de esa época ( La Ley Seca ), y esos trajes y camisas con cuellos imposibles. Parece una excelente serie que crecerá, y a mí no me gusta, no es mi cadencia, estar pendiente semana a semana de la emisión de un capítulo. No va con mis biorritmos. Prefiero tener el queso entero en mi nevera e írmelo acabando según las raciones que me apetecen. Es una enorme paradoja, pero intentaré aguardar varias semanas, quizás a que acabe la primera temporada, para obtenerla toda y verla tal como se merece. Estos tiempos permiten estas cosas. Entretendré el apetito con otras cosas, quizás sean meros aperitivos, hasta que tenga todo el main course preparado.
Mencioné la Ley Seca. Uno puede estar o no de acuerdo, pero qué enorme valentía la de un gobernante que se saca una ley así ( y cuanto debe agradecérsele por todos los que luego nos hemos enganchado al cine de gángsters ). En este estado en el que vivimos por imposición administrativa nuestros gobernantes han tardado años ( por timoratos, por ignorantes, en fín, por defectos de los que deberían carecer los gobernantes ) en darse cuenta de que hacer una ley sobre el tabaco y dejar que se fumase en locales cerrados convertía a los pobres empleados de estos locales en ciudadanos de segunda categoría. Así que, por fín, todos podremos acceder a los bares, a todos los bares, sin necesidad de exponernos al humo. Y los que trabajan en ellos, que normalmente es porque no tienen otro medio de ganarse la vida, podrán librarse de  un montón de futuras complicaciones de salud.
Brick : película rara de la que me quedan unos 40 minutos que quiero ver para dar una opinión. 
Salem : anunciados para el Sónar 2011, y estos tíos no acostumbran a equivocarse. Así que ampliaré las cuatro o cinco audiciones que le dí a su extraño primer disco, pues debe haber algo bajo la superficie.

Cuidado mañana, hay mucho bromista suelto.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon