divendres, 24 de setembre de 2010

Love is in the AIR

Como un día lejano escribí aquí ( todos los días me parecen lejanos, igual que no hay nada más viejo que el periódico de ayer ), somos una nación ( els catalans, qui pensàveu ) dada a sacar conclusiones muy precipitadas en función de muy pocos datos.

Dos ejemplos : cojo dos días una tartaleta de frutas de postre en el catering del despacho : "Soy un hombre que me gustan las cosas de repostería y los pasteles ". Éste soy yo como receptor de una conclusión precipitada, respecto a mí. Me gustan las frutas, no los pasteles.
El otro  ( yo como emisor de una conclusión ). Oigo una BB sonar con "Love is in the air" de tono de llamada. Canción añeja, tirando a hortera, en todo caso supersobada y aunque, para los que convivimos con ella en la cresta de la ola, pueda resultarnos entrañable, oirla cada vez que te suena el móvil ( y por tanto, que la oiga quien está a tu lado donde quiera que estés ), no sé, no sabría definirlo, pero quien lleva algo así se está retratando. Quizás traiga indelebles recuerdos a la mente de quien la lleve ( recuerdos que rememorará tantas veces como sea llamado al cabo del día. según lo reclamado que sea, puede que se pase el día evocando sin parar ), quizás sea un tío cachondo siempre dispuesto a demostrar a los demás su desinhibición. Como dice Michael Scott : imposible saberlo, no disponemos de la tecnología necesaria.
Love is in the air.
Almodóvar dijo " El amor es una cosa que te impide pensar en otras"

Y Air ?
A finales de 1997 yo era una persona somnolientamente feliz. Acababa de tener a mi primera hija y, simpática ella, yo no conseguía dormir 2 horas seguidas gracias a nuestro estrepitoso fracaso con el método Estivill. Éramos muy populares en el vecindario. Air era un dúo francés ( circunstancia chocante, pues,en ese momento, el mercado anglófono tenía acaparado el mundo de la música electrónica ) que había publicado, tras un par de maxis ( uno de ellos licenciado para Mo' Wax, mi entonces sello favorito ), su primer álbum, titulado Moon Safari. A pesar de alguna puntual crítica tildándolos de hacer música  excesivamente evocadora ( obviamente estoy de acuerdo ; hay que acabar con la New Age, con las varitas de incienso, con los libros de autoayuda - Bucay. Coelho, a la hoguera !! y con los viajes a la India para encontrarse a uno mismo ), el álbum fue aclamado por todo el mundo, siendo un absoluto bombazo, un hito muy influyente en la historia de la música moderna. Air crearon, casi solitos, el downtempo : música en la que si te fijabas, revelaba matices y más matices ( su gusto por las capas melódicas en el proceso productivo ), pero si no te fijabas en ella, porque estabas, en un club chic, tomándote algo, también la encontrabas ideal. De ahí surgió, el lounge, el chill-out, en fín, etiquetas que rápidamente traspasaron la barrera de lo minoritario para titular estanterías en las secciones de CD, ya no de las tiendas especializadas, sino de El Corte Inglés. Las canciones de ese disco llenaron anuncios, fueron cortinillas en canales de TV, salieron en películas, se usaron para musicar desfiles de moda. Fueron omnipresentes . No, Air no fueron unos One hit wonder. Editaron, editan, varios discos más, aunque nunca llegaron a esas cotas. Probaron un cambio de sonido ( más áspero ) al que las ventas le dieron la espalda. Volvieron al sonido del primer disco. Hicieron una banda sonora con aires progresivos para una peli de la Coppola. Hicieron un disco con Alessandro Baricco leyendo relatos sobre el fondo de su música. Sacaron un disco con una clara influencia japonesa ( sin hacer el ridículo como la despistada Björk ). Han hecho muchas cosas desde entonces. Pero Moon Safari fue la hostia. Aún así, el peor de sus discos tiene tres, cuatro canciones que se meten en tu cabeza y ahí se quedan.
En 1998 yo tenía un amigo francés, parisino como los Air, con el que circunstancialmente trabajaba, pues habíamos estado rondando por ámbitos diferentes desde que nos habíamos conocido, en 1989, también trabajando. En 1989 no era como ahora : sin vuelos low-cost, sin flujos migratorios, sin el escaso acceso a los idiomas que aún seguimos teniendo, tener amigos foráneos era algo bastante exótico.
Hoy tengo un amigo francés : sí, el mismo, Monsieur Pascal Petit, que si tuviese FB ya estaría invitado a pasarse por aquí, pero prefiere emplear su tiempo en tocar su trompeta y oír a una de sus hijas tomar clases de piano ( aaaaaahhh, el piano, no creáis que puedo olvidarlo ), lo cual es una magnífica decisión. Tengo otro alemán, y otro uruguayo ( supongo que aún puedo contarlo ), y otro italiano ( podría decir que tengo amigos españoles pero no me apetece atizar ese debate ), y una amiga rusa y (least but not last ) una amiga marroquí, que espero que no se haya sentido ofendida por el post y los comentarios del otro día : Todos queremos poder vivir felices y en paz, pero también saber que el máximo número de nuestros semejantes pueden decir lo mismo sin tener que esconderse o pedir permiso. Por lo que respecta a mí, Mmelle, 6Q, Y- la del segón, igual pienso  : toda religión es una basura creada para meternos miedo, no han hecho avanzar más a la humanidad de lo que han conseguido esos 40.000 años ( yo creo que son más ) dedicados, como especie, a usar el sexo para procrearnos, y para pasárnoslo de maravilla, como diría el cazurro, endemientras.

Y así he pasado de una tartaleta con trozos de kiwi al sexo por placer. Around the world in a day.


o ved lo que son capaces de hacer con sólo una demo




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon