dimecres, 21 de novembre de 2012

AFÁN DE SU(deses)PERACIÓN

Foto por cortesía sin precio de Horacio Aragona
No voy a publicar diariamente por unos cuantos días.
Estoy harto de que la cuestión política sea el cómodo colchón al que recurro en cuanto otras fuentes se secan. Nadie se merece tanta bandera y tanta soflama. Cuanto más lejos estáis, menos os lo merecéis, por supuesto. Es una cuestión geométrica, que podría explicar con un gráfico, pero no voy a hacerlo. Tiene que ver con arcos y con ángulos y con el área de un círculo. Así que echo el freno un poco. O sea: nada de sentarme ante el teclado, como estoy haciendo justo ahora, simplemente para emitir excusa tras excusa. No: o hay un libro o hay un disco o hay una serie (porque ya no sé qué ha sido de las películas), o dispongo de una ocurrencia de los avatares de Jesús y el comisario sin nombre, o ya no voy a embaucar más a nadie para que me visite y me lea algún chascarrillo y diga, eh, qué pasa. Lo que dan en la tele es una basura, he decidido no dejarme influir por prensa y encuestas, y los detalles de mi vida privada sólo pueden interesarme a mí. O sea: hay que centrarse en algo concreto, en nombres que poner en negrita o en cursiva, y hay que dejar de rellenar entradas en base a las mil y una maneras de mirarse el ombligo. Que es algo demasiado fácil cuando se dispone de papel en blanco y fácil verborrea.

12 comentaris:

  1. Estoy leyendo los Jardines colgantes, de Javier Calvo. Qué diferente. Y a ratos los cuentos de Quim Monzó, un grande.

    Asumo la medida Francesc.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No hay nada que asumir, Álex. Espero que disfrutes de las dos lecturas. Creo que el de Calvo es un solo jardín. Quim Monzó es una inspiración constante.
      En cuanto a la medida, veremos si soy capaz. Veremos.

      Elimina
  2. Vaya! Sin posteo diario acá tengo una cosa menos qué hacer en internet. Pero el dueño del blog decide y si le parece lo correcto, así ha de ser. Faltaba más que los invitados reclamen ser recibidos!

    Eso sí, a pesar de no tener conocimiento para comentar sobre política, con tus posteos me informo de datos interesantes.

    Saludos, Francesc.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Más que una cuestión de dejar de aparecer, es un paraguas que justifique si alguna vez no lo hago. He intentado mantener una regularidad pero a veces veo imposible mantener un nivel. Sólo quiero no autoimponerme una presión que a veces me colapsa. Repito la última frase a Alex. Veremos.

      Elimina
  3. OK, entendido. No más política.

    ¿Has visto Downton Abbey? (No aparece etiquetada).
    Tres temporadas. Breves, siete, ocho episodios cada una. Llena de british subtleties.

    ResponElimina
    Respostes
    1. No: no más política porque yo no sea capaz de salir con otra cosa y recurra perezosamente a ello. Que es muy diferente.
      Downtown Abbey?? me dan un poco de pereza esas series inglesas en entornos tan clasistas... pero un consejo es un consejo. Me pongo un día de estos... a ver si me aireo.

      Elimina
  4. Es que es difícil no intervenir cuando se leen y se oyen tal variedad de opiniones e inclinaciones a pocos días de las soporíferas elecciones!!!De todas maneras, vale, hablemos de libros....acabo de leer "La cuarta mano" de John Irving....me han dicho que he empezado justamente por el peor de él....¿qué opinas?

    ResponElimina
    Respostes
    1. Libertad absoluta, anónimo, para hablar de lo que sea por vuestra parte: pero hasta el día 25 o 26, en que será inevitable, prescindo de ser yo el que saque el tema político a la palestra. No he leído nada de John Irving, pero lo que he leído sobre John Irving lo aleja algo de mis prioridades... no puedo ayudarte...very sorry.

      Elimina
  5. Vaya, pues nada, seré generosa y le daré una 2da oportunidad a Irving a ver si con "Una mujer dificil" (me han dicho que es de las mejores) me hace cambiar de opinión. Te comentaré.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Muy bién, Anónima, insiste y si alguna de las obras te parece digna de gran entusiasmo, coméntame a ver si venzo mis reticencias. Luego ya será cuestión de que sus libros sean capaces de escalar las torres gemelas y edificios anexos que son mis pilas de lecturas pendientes.

      Elimina
  6. A veces me resultaba interesante la parte política. Nunca está de más despotricar un poco. De todos modos, las recomendaciones culturales (y los post como el de Sasha Grey) son lo mejor que entregás a tus lectores.

    Yo estoy con Cien años de soledad. Y antes me puse existencialista y leí Demian, de Hesse. A Faulkner no lo toco más, sencillamente no pude. Y gracias por Houellebecq! Termino García Márquez y arranco con ese.

    Abrazo!

    ResponElimina
    Respostes
    1. El artículo de Sasha Grey es uno de los que me considero particularments satisfecho. No por nada en concreto: por el tono general.

      Elimina

Segueix a @francescbon