dimecres, 26 de setembre de 2012

INDEPENDENTISMO PARA PRINCIPIANTES

Bueno: Selene me pidió que hablara de separatismo.
Eso ya sirve como prefacio, por sí solo. Desde las posturas opuestas frontalmente a que Catalunya sea quien decida sobre su destino, no cabe esperar ya no colaboración, sino el mínimo respiro. Así que la palabra separatismo ya viene con su dosis de vitriolo incluida.

Por oposición a unión. Ejemplos : unidos venceremos, la unión hace la fuerza, no hay nada más lindo que la familia unida, unión europea. Bonito el concepto de unión, claro que es bonito.
El problema es cuando esa unión no es producto de la libertad de elección sino de la imposición de la fuerza: el derecho de conquista, la anexión, la imposición de autoridad, o eso tan reinterpretable a gusto del consumidor como es la historia.

Una realidad con pocos matices de distorsión: Catalunya y Euskadi disponen de sus propias fuerzas políticas (PNV-Bildu-CiU-ERC) a las que gran parte del electorado da su voto en vez de dárselo al eje de partidos implantados a nivel estatal (lo que se llama PPSOE). Pocos partidos de ámbito local se han establecido en otras comunidades de manera continua y significativa, sin acabar integrándose o pactando estable y abiertamente con alguna de las fuerzas estatales. Quizás Navarra, Baleares, o Galicia. Del Partido Andalucista ni oigo hablar hace lustros.
O sea: incluso con el estrecho margen que queramos ceder a la credibilidad del sistema de partidos y representación parlamentaria, dos territorios integrados en el estado español dan significativamente la espalda a los partidos cuya implantación nacional significa, en último extremo, que son dirigidos desde Madrid. Dos territorios proclaman desde las urnas que quieren ser gobernados por políticos que sean de su comunidad y hablen su idioma.

Repito: poco voy a apelar a la historia cuando lo que vale es la voluntad de los que hoy se pronuncian.

Entonces, Selene, separarse ya toma otro cariz. Te separas porque necesitas emanciparte, porque esa unión impide que seas libre para decidir tu futuro. Te separas porque ya has dado bastantes oportunidades de quedarte allí, y siempre te has dado cuenta de que las condiciones en que te quedabas no se han respetado para nada. Te separas porque discutes cada día y por cualquier motivo y eso no es vida para nadie. Te separas porque siempre habías tenido esa posibilidad en la cabeza y, el día que la sacas ya no hay marcha atrás. Yo se lo decía a mis amigos desde hace años: cuando esos críos que ahora crecen accedan a poder votar, eso no habrá quien lo pare. No son cachorros adiestrados por el independentismo: han viajado más que nadie a su edad, se han relacionado con gente en otros idiomas. Tienen amigos con los que comparten cosas más íntimas que la nacionalidad. Porque en el fondo, una nación u otra sólo es que te gobiernen unos políticos u otros. Pues bien, los catalanes queremos que nos gobiernen nuestros hijos de puta.

Pero luego está el otro lado. Una web, www.apuntem.cat, ha recogido todas las lindezas que algunos de los españoles contrarios a nuestra petición nos han dedicado a lo largo de estos días. Bombas, nucleares o no, tortura, maldiciones e insultos proferidos no sólo por adolescentes manipulados sino por señores de apariencia bondadosa y respetable. Que nos matarían y nos sacarían los ojos antes de dejarnos ir. Antes muerta que de otro. Ni eso. Porque Catalunya no quiere casarse con otro. Quiere ver qué tal le va la vida de soltera.

12 comentaris:

  1. Políticos. Ilusionistas de cuarta, arpias con palomitas. No te fies...
    He aquí otro, uno vasco, este ya pasó por lo de Arturo, es la voz de la experiencia.

    http://www.elcorreo.com/vizcaya/20120926/mas-actualidad/politica/urkullu-reclama-nuevo-estatus-201209260021.html

    Tengo poco tiempo, será unos días, un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Dos meses, sesenta días, nueve semanas cortas tiene Mas para abandonar la ambigüedad que le ha caracterizado y definir claramente qué pretende hacer: empezando por decir LA PALABRA de una santa vez. No soy de Mas para nada, os recuerdo.

      Elimina
    2. Me gustó la metáfora! Simple, concreta.

      Ahora pregunto: te afecta el jaleo de las manifestaciones en Madrid (o la situación de mierda por la que está pasando el país, para ser más concreta) o te dan un poco igual? Porque lo que es a mí, aunque me haya ido caliente y odiando a muchos y mucho de lo que dejé ahí, igual sigo indignándome (bajo el significado real de la palabra y no la casi sátira que se ha hecho de ella) y haciendo fuerza desde donde estoy para que ese puñetero país salga adelante.

      Elimina
    3. Te seré sincero: hasta hace unos años creía que un gobierno de izquierdas en España significaba un mejor diálogo con Catalunya y con Euskadi. Entiendo que el movimiento indignado (sí, el adjetivo se ha convertido en una especie de estigma algo grotesco) ataca frontalmente al PP y a esa política de recortes. Claro que prefiero que ese movimiento progrese, pero ya me queda lejano, por todo lo que ha pasado y sigue pasando. Aunque la izquierda no tanto, haya el gobierno que haya en Madrid gran parte de los catalanes no podremos considerarlo nunca como propio. Creo que de eso no hay vuelta atrás. Gracias al PP, los catalanes lo que tenemos primero es prisa por salir de la siniestra capa del gobierno de los Rajoy, Cospedal, Guindos, Soraya, Montoro, Wert, Gallardón... tanta gente que repugna por separado, imagínate junta.

      Elimina
    4. Sí, es más o menos lo mismo que pienso yo.

      Sabés que en algún momento, antes de que surgiera lo de Berlín, pensé en irme a Barcelona? Las vueltas de la vida.

      Elimina
    5. Ahora mismo Barcelona no es que esté mejor, pero es posible que la ilusión pueda traer algo. Algo bueno que se están apresurando a aclarar es que Catalunya nación no será un territorio de exclusión sino de integración absoluta.

      Elimina
  2. Arthur Mas declaró en el 2003 que los deportistas catalanes deberían marchar bajo la bandera de Andorra.
    Digo esto porque después de la independencia ¡vamos a por Andorra!
    Visca Catalunya !

    ResponElimina
    Respostes
    1. Acepto la broma, Germán (o Germà, que es muy pero que muy significativo) aunque no creo que haya tendencia anexionista ninguna: los valencianos o los baleares no tardarán en querer subirse al carro, cuando pasen a ser el siguiente limón que Madrid exprima.

      Elimina
  3. Francesc ho has explicat superbé! m'encanta la idea de veure una catalunya soltera! En ma vida he votat CIU,(i no la penso votar... espero hi hagi una coalició de partits) però el mas em te captivada des de fa una setmaneta! Només puc dir una cosa o ara o mai! si no és ara, mai més! això no es pot allargar, aquesta il.lusió té una finalitat i si es mor, no tindrà més oportunitats per part meva! Salut guapu!!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gràcies !! Sí, hem d'aprofitar aquest moment únic que se'ns presenta, ho sabem de segur que es ara o mai, els espanyols d'ara en endavant encara ens odiaràn més. No hi ha marxa enrera: català, a l'atac !

      Elimina
  4. Aquí la argentina que no se entera de nada: toda la mañana leyendo la historia de catalunia en la wikipedia. Buscaba antecedentes, trataba de entender por qué esta ansia de un territorio por independizarse, más allá de lo romántico y bonito que has escrito tú. Y entendí que estas ansias vienen por culpa de la represión de franco. Toda represión genera resistencia. Las diferencias culturales con españa son enormes, sí. Y parece ser, según me comentan por aquí, que los catalanes son muchos más listos para hacer dinero que el resto de los españoles. Entiendo que se sientan limones exprimidos. Quizás suene muy trivial todo esto. Pero vistas las críticas circunstancias que vive españa en estos tiempos, no dejo de sentir que estas insinuaciones independentistas de Mas son un poco de humo para que la gente hable de otra cosa por un rato, otra maniobra de distracción acostumbrada. Desde luego que, como extranjera, catalunia no parece españa, o al menos no se parece en nada a madrid y alrededores. No estuve en baleares ni en el sur como para hacer una comparación exahustiva. Pero bueno, me queda como super válida esta noción que explicas tan bonitamente, cuando dices que siempre habías tenido la posibilidad de separarte en la cabeza y, el día que la sacas ya no hay marcha atrás. Eso ya lo justifica todo. Beso, selene.

    ResponElimina
    Respostes
    1. He aquí que sobre este tema la cuestión siempre saldrá algo romántica, cuando todo parece una utopía que toma cuerpo. Particularmente ya he renunciado a lo que pueda venir de la historia. Los que vivimos aquí es lo que queremos, estoy casi seguro, mayoritariamente. Si tú apreciaste una diferencia, pues más a nuestro favor. Nadie quiere quedarse donde no es bien visto: eso deja de ser un drama cuando imaginas un lugar mejor.

      Elimina

Segueix a @francescbon