dijous, 16 de febrer de 2012

EL SITIO EQUIVOCADO

Me inscribí en Bananity como uno se puede inscribir en cualquier lista de distribución de millones de tonterías. Ebay, Experteer, Letsbonus. Cualquier cosa. Dije bien claro que me largaría cuando me aburriese. Vaya. Mentira. Me he aburrido tanto que hasta largarme me parece excesivamente excitante para un sitio tan anodino. Dejaré la cuenta ahí, en un rincón, como hice, ni me acuerdo cuanto hace, con la de myspace. Puede que hasta me anime a dar vida a mi cuenta de twitter antes que lo de Bananity. Lo de los nichos de mercado, lo de la inquietud de las personas no dispuestas a moverse menos que la lata de guisantes en conserva que dejas en un rincón de la despensa. Qué pinto yo en un sitio donde he tenido que dar de alta, yo, a estos escritores, pues nadie previamente inscrito (cuando la web llevaba meses funcionando) los había incluido en sus gustos : Javier Cercas (que, aparte de ser un genio ha vendido millones), Rodrigo Fresán, Juan Villoro, Ricardo Piglia y Ryszard Kapuscinski. Y que pasadas unas semanas, de la gran mayoría de ellos yo sigo siendo su único lover. Menudo muestreo de cultura.

El caso es que cuando me dí de alta les envié un pequeño mail, creo que con algo que escribí (no me acuerdo, escribo demasiado, escribo sin tón ni són y así me va), y ahora ganas me dan de enviarles este post en el que les digo que son el pasado, que son una vieja libreta de apuntes de alguna asignatura inaguantable, que queda en el último estante (diría anaquel, que es una vieja pero linda palabra) del armario del trastero. Que es gris hasta para valorar o no tirarla, por eso sobrevive ahí, porque hasta para merecer ir a la basura hay que destacar por algo.

Pero para qué, si me contestarán con esa corrección anodina :

Francesc, lamentamos que bananity.com no responda a las expectativas que te habías planteado. Nuestros programadores trabajan duramente en mejorar nuestros servicios y esperamos que futuras visitas a nuestra web puedan mejorar tu opinión.

Cuando yo esperaría :

Que te dén morcilla, chico, es que tienes unos gustos rarísimos y así no se va a ningún lado. No te echaremos de menos.

En bananity.com, como en el resto de este estado en el que habito, todo se reduce a lo más trascendente, ser de derechas o de izquierdas, ser del Madrid o del Barça, y a lo más nimio: apretar el tubo del dentífrico de manera uniforme o ir empujando la pasta hacia la boca a medida que se vacía.

Hablar de las frases o de las escenas o de las canciones que nos gustan ? (o de sus partes más memorables).

Cualquier otro sitio. Menos ese.

Conocer pirados de todas las calañas (y de algunos países bién lejanos) pero que tienen un poso de profundidad que los hace, a casi todos, unos acursilados sentimentales capaces de soltar lágrimas ante una frase, ante un trazo de un dibujo ?

www.orsai.es


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon