dimecres, 14 de desembre de 2011

ODIAR EN TIEMPOS REVUELTOS

Fases en avance de cierta auto-terapia inflingida, cortesía parcial de 6Q : no manifestar aversiones, no destilar vitriolo, no supurar bilis, evitar el ensañamiento.
Avance no significa superación, para nada. Igual que existen los atajos, tal como en el juego de la oca, existe esa casilla cerca del final, la que te envía al principio. Así que sin hacerse ilusiones.

Camps. Urdangarín. Juancarlitros reprobando comportamiento poco ejemplar. Rajoy. 759 millones. Mourinho. Merkel. El aparatoso despliegue navideño. El nuevo sistema operativo de BB. La Esteban. 

Dios mío, dame paciencia pero ya.

No sé que traman The XX. Puede que su segundo disco, por la cuestión de las reglas no escritas (las que tienen excepciones como The bends), acabe siendo un bluff insufrible, a medias entre dos situaciones previsibles, fans que quieren más de lo mismo contra fans que esperan evolución razonable. Yo tardé en comprender Black Cherry. Lo confieso, tardé demasiado en comprender que también hay discotecas en la alta montaña. A las que ir a ver qué tal se baila sin tacones, con las UGG Australia. Pero el blog, la web, lo que sea que se han montado en, repito xx-xx.co.uk, que no sé que hacéis aquí cuando allí está todo, la gelidez y la sensualidad, el vicio y la candidez. Las fuerzas y las debilidades. Las amenazas y las oportunidades. 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon