dijous, 8 de setembre de 2011

ESTADOS DE LA MATERIA

Hay que truncar de alguna manera la peligrosa espiral que podría convertir esto en un blog literario, cuando mi mayor ambición es que sea mucho menos que eso. Repasando mis sumamente dispares notas mentales, regreso al pequeño devaneo geopolítico, que andaba ligeramente sobreexcitado cuando lo de Egipto y Túnez, que quedó en suspenso porque lo de Libia no parecía ir a ser tan rápido. Libia está casi igual, quizás Gaddafi ya solo disponga de la dudosa gloria de perpetuarse en un escondrijo, que la gran mayoría de los mortales envidiaría, pero nada es definitivo.

Noruega : qué fácil resulta que una noticia que acapara portadas varios días seguidos ahora parezca lo más lejano a nuestro presente. Vista la torpeza de la humanidad en su conjunto, y lo sencillo que resulta dejarse llevar por las vísceras para gestionar el día a día, me parece alucinante que se permita a la gente el acceso a las armas de fuego, en esos países que nos auto-denominamos civilizados. Ni clubs de tiro ni caza ni deportes ni aficiones. O no vamos dándonos cuenta que son coladeros por donde entran todos los desequilibrados del planeta. Si el zumbado este del que me falta paciencia para aprenderme el nombre, con todos sus delirios, fue capaz, él solito, de procurarse armas y explosivos para cometer tal masacre, qué no serían capaces de hacer media docena de tarados del mismo calibre, medianamente coordinados. Somos la humanidad y tenemos todo muy bajo control, pero si a mí me coge un pronto, y me da por abrirle la cabeza  con el candado de la bicicleta de mi hijoa la señora que se sienta a mi lado en el parque mientras escribo ésto, igual con decir que me miró de una manera que incitó a la voz que llevo dentro, empiezo a atenuar las cosas. Señor juez, siempre fui un buen chico.

Londres : Lo contentos que estaban los británicos con su melting pot, y de pronto los ingredientes de ese melting pot se precipitan cuando uno deja de remover enérgicamente la cuchara de la economía sobrecalentada, y los inversores detienen en seco esa ebullición y los componentes de la mezcla empiezan a irse hacia el fondo. No es descabellado especular con que las primeras víctimas son los desfavorecidos : los que menos han podido ahorrar y resultan más sencillos de pulirse. De empleo en precario a desempleo en precario, gracias a leyes para el fomento del empleo que acaban siendo leyes para el abaratamiento del desempleo. Entonces esa gente apenas subsiste unos meses mientras sus ejecutores continúan como estaban. El ascensor social se para en alguna planta de mala muerte, y la diferencia de status se agudiza, se resquebraja y se convierte en una brecha que es una herida sangrante. Esa sangre se seca y cuando justo se ha convertido en una costra, pasa un Jaguar que la arranca y la hace sangrar de nuevo, de manera que la cicatriz siempre está fresca y duele y parece irse a eternizar. El tío al que esta situación ha dejado fuera de toda oportunidad lo ve tan claro como ve esos anuncios por doquier, los que te hacen sentir un puto gusano si no tienes el iPhone 5 o el iPad 2, o cualquier otro icono del farde más global. Se lanza a la calle y tiene a mano esas cosas, que no son la solución a su problema, son un mero placebo que puede durarle un par de semanas, hasta que atraviese otra situación que le haga cabrear. Pero está con los amigos, le envuelve el mayor de los anonimatos sazonado por un instinto gregario que no puede sacudirse de encima y, qué cojones, el seguro va a pagarlo todo, porque todas las tiendas tienen seguro, no ??. Eres un tío de la calle que se ha aprovechado del descontrol generalizado, no llovían billetes del cielo pero casi, pero ahora esa traidora cámara de seguridad te delata. De indignado a delincuente común.


El 20-N y su previsible día del mañana : Rajoy se encaja 525.000 al año. Ya se frota las manos. Reforman la constitución con lo que yo llamaría alevosía y agostidad. Mas dice que la lengua no se toca. Se refiere al idioma, aclaro, a un idioma diferente al que se usará para redactar la rendición incondicional a un PP con mayoría aplastante. Duran Lleida no se decide por la corbata que mejor le combina con las gafas, pero casi se ha decantado por el modelo rojigualda. Hay que ir presentable a la celebración.

David Staunton sigue poniendo a prueba el inglés de la Doctora Von Haller, y yo me intereso a través de google en los matices que separan a Jung y a Freud, de los cuales el primero que me ha quedado claro es que el sexo no puede ser la pulsión de todo acto cuando no lo afronta igual el adolescente y el cincuentón. Libros que te hacen pensar, cómo se os echa de menos cuando ya se os conoce.

El maldito riff de guitarra (con una respuesta de castañuela al final que es una pequeña píldora de felicidad) de Hasta mañana Monsieur. No hay manera de que se me despegue, ni metido en un túnel de hierba verde.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon