dijous, 30 de juny de 2011

LA CONEXION GIRONA



Dicen que Girona es el área con mejor nivel de vida del estado. A mí estos estudios basados en promedios me despiertan poca confianza. Así que en Girona habrá gente que lo está pasando de todos los colores, supongo. Ocurre que Girona se ha convertido en una especie de nudo donde muchas cosas confluyen.

Allí vivió Lance Armstrong, que un amigo llegó a conocer, junto a Sheryl Crow, que canta junto a Burt Bacharach en un link que 6Q publica en un (uno de sus escasos) post. Hete aquí que ello provoca que mi grado con Burt Bacharach sea, como máximo, un muy esperanzador 4, con posibilidades de un espectacular 3. Parece ser que es un buen lugar para que un ciclista de élite se entrene.

Iré de vacaciones a su costa, próximamente.

Allí vive, y aún debe impartir clases, Javier Cercas y, lógico por ciertos confusos tonos autobiográficos, allí hace que viva el narrador y protagonista de La velocidad de la luz.

En este recorrido inverso de la obra de Cercas que estoy haciendo, cuyo pistoletazo de salida debo a John Self, debo reconocer que este libro ha vuelto a colmar mis expectativas, aunque me ha expuesto a una tesitura: ahora debería tocarle a Soldados de Salamina. Entonces me acuerdo de mi post sobre los best-seller y, haciendo un breve cálculo basado en días promedio de lectura, ese libro debería acompañarme algún día a la playa o a la piscina. Cosa que hace aflorar toda mi personalidad. Qué pensaría yo si, hoy, viese a alguien leyendo El código Da Vinci ??. Una relectura de semejante porquería (por su escaso valor literario, aclaro, para que nadie piense que a mí me afecta lo más mínimo que alguien se meta con el opus dei) se me antoja una tortura innecesaria. Leerlo por primera vez a estas alturas, extraño. Así que no me expondré a encontrarme alguien tan retorcido como yo pensando como yo sobre alguien como yo. Ya sé que existen esos socorridos forros que ocultan lo que lees, pero no soy de esos. Leeré ese libro en casa, buscaré el pasaje sobre Bolaño, estaré expectante pues algo me hace temer que habrá pasajes dotados de cierta crueldad. No sé. En su lugar, por una serie, no tan grande, no tan intrigante, no tan brillante, de otro tipo de coincidencias, Meridiano de sangre de Cormac McCarthy. Y si Philip Roth no piensa leer más ficción, porque se ha hecho más sabio, ojalá a mí me dure mucho la tontería.

Sobre La velocidad de la luz ?? . Que sí, que realmente Vietnam es su eje central, con una crudeza rodeada de silencios cómplices, pero que todo el mundo lo lea, puede que alguien no sea tan tolerante con ese constante equívoco autobiográfico, en cualquier caso una pequeña licencia metaliteraria que demuestra que Cercas no esconde sus intenciones.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon