dimecres, 22 de juny de 2011

EL VALS DE LOS MILLONARIOS

Como si de un reflejo de la realidad ( esa que supera a cualquier ficción) se tratase, Juego de tronos no acaba de generarme ese estado de vigilia que otras series, teóricamente más modestas tanto en medios como en planteamientos, sí consigue. No me pierdo un minuto de The Big Bang Theory, de una aparente ligereza, pero no tanto, o de Entourage (que ya tiene programado su final, justo en la cúspide, cuando hay que hacerlo). Pero la fantasía medieval de Juego de tronos no me convence con la firmeza, por ejemplo, de la realidad de las acampadas.
Supongo que las personas nos acercamos a los productos culturales merced a unos ganchos iniciales. Me gusta el autor, me gusta el director, me gusta la temática. Una vez allí vemos si los aspectos más profundos confirman nuestra elección: la trama, los personajes, el ritmo narrativo. La trama tiene que ser creíble y coherente, dentro de una originalidad, los personajes deben atraernos, incluso fascinarnos, por su bondad o su maldad o su coherencia o su ambigüedad o su fortaleza o su fragilidad. Y todo debe tener su tempo adecuado, tolerando lo superfluo, justo como mero contrapeso de lo importante. Nada de eso falla en Juego de Tronos (aunque la Edad Media no sería la preferida de las épocas de este muy contemporaneo ser que os escribe). Pero en su conjunto, y en la fria e impecable perfección de su puesta en escena, esa suma de factores no genera el resultado lógico. Pasa como con Boardwalk Empire, que me encantaba a medida que la veía, pero que no echo particularmente de menos. Cuando den la segunda tenporada la veré y puede que manifieste cierto entusiasmo, pero no creo que roce esa excitación pseudoadolescente que me aportan otras.
Es lo que ocurre cuando uno ha visto las dos mejores series de la historia (no debería hacer falta repetirlas, pero por si queda un astronauta: The Wire y The Sopranos), que todas las demás palidecen en comparación. Aprovecho para recordar al enorme frente de escépticos y/o perezosos que el canal TNT va a programar The Wire enterita este verano. 

1 comentari:

Segueix a @francescbon