dissabte, 9 d’abril de 2011

REVISTA DE PRENSA : LOS REYES MAJOS

Mis últimas lecturas de LV...
Intentaré, al igual que haga el periódico, publicar algún post traducido a los dos idiomas. Cuento con la ayuda de Google translator, que parece que no va mal. Así acabaré con esta incoherencia que no puedo resolver, yo, que el próximo día 10 votaré que sí a la independencia de Catalunya, y que esto, que es una expresión política, pero también práctica y económica, no cuadra demasiado con esta aplastante mayoría lingüistica. Creo que lo mejor es disponer de las dos opciones, otra cosa es como lo resuelva técnicamente. Més feina, Francesc.
Y LV insiste en acompañar a cada mención de su editor la coletilla Conde de Godó. Cosa que seguramente se trate solamente de una rendición de respeto a los ancestros que nos legan esas cosas : apellidos, propiedades, dinero, títulos nobiliarios. Pero lo he dicho bastantes veces : me pone nervioso.
Entonces pienso en lo que yo pueda dejarle a mis hijos el día que falte (curiosa palabra propia de gente mayor).  Supongo que me dará tiempo de acabar de pagar mi hipoteca, quizás ahorre algún dinero entonces, no creo poder contar con mucho más que esas cosas, pues olvidé registrar el uso de este blog y otro puede que se enriquezca cortando y copiando mis artículos (pues con la porquería que colgué ayer lo tiene crudo). Y eso tendrán mis hijos, junto al nada despreciable bagaje de la mejor educación que sea capaz de pagarles, más algunos consejos marca de la casa para que mantengan cierto decoro en su devenir por la vida.
Pero eso será mío y se lo daré a mis hijos con todo mi derecho, por poco bien que se porten. Pero no les daré el poder de una nación. Eso no lo tengo. Otros sí. Y se lo pasan a sus hijos sean tontos o listos, sean unos modestos y abnegados servidores públicos, o unos sátrapas alcoholizados pendientes de la primera juerga que se presente. Eso es lo absurdo de la monarquía. No tiene sentido que hable de monarquías que están lejos y que en un principio no me afectan directamente. A la monarquía que gobierna este estado llamado España al cual mi nación, llamada Catalunya, pertenece administrativamente por una serie de hechos históricos del pasado (algunos de ellos también vinculados con dinastías monárquicas), la designó y la puso en el poder todo un señor dictador que accedió ilegítimamente al poder despues de provocar una guerra y una matanza. Casi tres años hubo de guerra civil, acordémonos. Y en 1975 cuando muere, acatamos su decisión y dejamos que el reyecito (que ni siquiera nació en el estado, que habla inglés con su familia), tome posesión de su trono, y vaya haciendo. 36 años, media vida si eres de este mundo, toda una vida si eres subsahariano. Ahora algunos de esos líderes africanos que empezaban a perpetuar dinastías en su poder (todos sabemos que Ben Ali, Mubarak Gadafi tenían a la familia bien colocadita en la parrilla de salida de la sucesión de sus poltronas) van cayendo, y todo el mundo (sobre todo cuando alguien les mira) aplaude ese ensalzamiento del poder tomado por el pueblo. Aquí ni nos inmutamos y aguantamos a la familia real (y las demás familias qué somos virtuales ??) porque claro, son muy majos y no molestan y no protagonizan (que sepamos) grandes escándalos.

Y encima nos quedamos sin cacaolat.


Este si era el rey, y gratis.

http://www.youtube.com/watch?v=NGQ7IphExKk




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Segueix a @francescbon